FARMACIAS_SIMILARES_CINTILLO_EXTERIOR_JUNIO_2012.jpg

updated 10:05 PM PST, Feb 19, 2017

Síndrome de Guillaín Barré. Enfermedad del sistema nervioso

Por Dr. Manuel Portillo Serrano

Gastroendoscopía/Gastrocirugía

Este síndrome se origina en el cuerpo de algunas personas que presentan una respuesta autoinmune a antígenos extraños (probablemente infecciosos), que desafortunadamente se dirigen al sistema nervioso del paciente, atacando hacia las neuronas de este paciente, directamente hacia los nervios periféricos, con alteraciones sobre la mielina, que trae como consecuencia severa y grave, el bloqueo de la conducción nerviosa. La afección es directamente sobre la mielina, pero como la neurona en el resto de su estructura no está lesionada, una vez que se remieliniza esa neurona tiende a recuperarse por completo su movilidad.

Se ha llegado a estudiar con un daño de la mielina neuronal hasta de un 80%. La forma de presentación de este síndrome:  inicialmente es presentada, como si se tratase de un cuadro gripal, en base a escalofríos, fiebre de mínima a moderada, pero no fiebre  extrema, dolor en áreas corporales, brazos y piernas, llamadas por nosotros los médicos como mialgias y artralgias, un ataque al estado general de moderado a mínimo, pasando prácticamente desapercibido, pero súbitamente ese paciente inicia con alteraciones en el movimiento, iniciando generalmente en sus piernas, con dificultad para sostenerse en pie o para iniciar la marcha, con una debilidad flácida, debido a la desmielinizacion de esas neuronas, ocasionalmente también disminuye la función sensitiva, aunque no es clásico de esta enfermedad, las alteraciones en la sensibilidad, sienten pero no pueden moverlas.

Una de las peculiaridades claras de este cuadro es que es una parálisis ascendente, inicia en las piernas y asciende hasta el tórax, lenta y progresivamente, así en horas y días, tenemos que esta insuficiencia para la movilización puede llegar hasta los músculos de la respiración, que es donde estriba la gravedad de esta enfermedad y que fue donde causó tantas bajas antes del conocimiento de su fisiopatología.

Por esta importante razón, se sugiere que estos pacientes se mantengan hospitalizados y con estrecha vigilancia del progreso de la parálisis y al mismo tiempo se le presente una vigilancia estrecha de la función respiratoria y ventilatoria adecuada, ya que de haber problemas se cuente inmediatamente con los ventiladores adecuadamente preparados para cualquier contingencia que pueda dar con la muerte de este paciente.

Asimismo se altera la frecuencia cardiaca y se altera la presión arterial, tendiéndose a hacer baja, no es raro que estos paciente pese a no poder mover sus piernas, lleguen a presentar dolores musculares.

El nombre anatómico correcto es poliradiculoneuropatia inflamatoria aguda desmielinizante, y se describió hace muchos años, pero realmente fue hasta inicios del siglo XX que dos médicos franceses durante la Primera Guerra Mundial estudiaron a soldados que llegaron a presentar esta anomalía y lo describieron, ellos fueron Georges Charles Guillain y Jean-Alexandre Barré, ellos estudiaron a dos soldados que vieron que presentaban esa anomalía y que se recuperaron en un 100%, por lo que lo estudiaron, y mejor aún lo publicaron en 1916, pero hasta 1927 se le dio el nombre que actualmente ostenta, Síndrome de Guillaín Barré.

Muy común entre los 30 y 50 años, pero se puede presentar a cualquier edad, es igual en cualquier sexo, no tiene diferencias, aunque en la mujer es discretamente más frecuente y agresivo. El diagnóstico es normalmente clínico, pero se realizan exámenes completos y una punción lumbar con objeto de descartar otras patologías, la recuperación es lenta pero casi total, los medicamentos deben ser muy bien manejados, ya que puede llegar a requerir antibiótico no para este síndrome, pero si para infecciones agregadas.

Existe un grupo de médicos que llega a dar antivirales, con buena respuesta y con antinflamatorios de tipo esteroideo a dosis altas, pero todas las medidas son paliativas, ya que la enfermedad en si como llega se va, aparentemente sin dejar secuelas, pero siempre dejará alguna debilidad en algún músculo, es un síndrome raro pero que debemos tener siempre en cuenta por la complicación más grave que es la insuficiencia respiratoria.

Gracias por leer este artículo.