FARMACIAS_SIMILARES_CINTILLO_EXTERIOR_JUNIO_2012.jpg

updated 10:05 PM PST, Feb 19, 2017

Factores comunes, niños adictos

Por Ernesto Salayandia García

Mal de muchos….

El alcoholismo, por décadas ocasionó la decadencia de los hogares, por muchos años, la mujer, se mantuvo sumisa, aunque neurótica, era un cero a la izquierda ante el machismo del conyugué, había violencia física y emocional, una pésima comunicación entre todos los miembros de la familia, ausencia de valores, ausencia de Dios y reinaba en el borracho, una negación radical, total, la quincena se iba por el drenaje de la cantina, todo el dinero servía para alcoholizarse mañana y noche, los hijos de estos alcohólicos, de hace 40 o 60 años, crecieron con severos daños, por supuesto, con la auto estima baja, miedos, traumas, resentimientos, complejos, fueron, muchos, candidatos al fracaso, al sufrimiento emocional y los que no repitieron patrones de conductas de su padre borracho, se hicieron neuróticos establecieron otros tipos de adicciones y conductas, de ahí, el inicio de la época de los divorcios, de los enfermos mentales y emocionales, fueron niños a los que no se les enseño vivir en armonía, no tuvieron ejemplo de amor, de respeto, ni de paciencia, ni prudencia, se hicieron niños inestables emocionalmente, se les dio una guía incongruente de cómo tratar a la esposa, como un objeto, como un cero a la izquierda, sin principios éticos y morales, sin valores, ni convicciones dignas de cualquier ser humano, de esta manera, el alcoholismo en los últimos 60 años, marcó la pauta del desmoronamiento del hogar, nefastamente un borracho, hundió a todos su familiares y parientes cercanos, en esta decadencia palpable en hogares y en la sociedad…

La libertad no tiene precio

Por Ernesto Salayandía García

Lo mejor de la vida, es vivirla en libertad

Libre para usar el celular, mañana tarde y noche, chatear a tus anchas, pedir una pizza a domicilio, ir a los tacos, los elotes, las hamburguesas, por supuesto, al cine, comprando antes del estreno, palomitas refrescos, chocoleas y refrescos, libertad es tomarte un café con quien tú quieras, a la hora y lugar de tu elección, levantarse a la hora que quieras, igual dormirte, comprarte lo que puedas y lo que desees, estas en libertad de relacionarte con las personas que te sean atractivas, de convivir con ellas, la libertad comprende tus elecciones para tus diversos estados de ánimo, estas en libertad de deprimirte, de andar triste o alegre, tú eliges, de eso se tratara de que hagas las cosas a tu antojo, si no te quieres bañarte, simplemente no lo haces, es libre de drogarte, nadie te lo impide, de fumar y hacerle daño a tu cuerpo, igual de marcarlo de por vida con un tatuaje, la libertad es hermosa y absoluta, completa y está al alcance de cualquiera, puedes robarte un semáforo en rojo, darle una vuelta prohibida, estacionarte en un lugar exclusivo para discapacitados, ser abusos y saltarte la fila, robarle el lugar a una o varias personas, eres tan libre que a veces no te das cuenta de que manera lesionas a otros, puedes escoger qué religión predicar, a qué partido pertenecer, tienes libertad de expresión y de reunión, puedes andar a cualquier hora en cualquier lugar, sin mayor problema, esa libertad, es un derecho, una responsabilidad y un regalo de Dios, un derecho, humano, constitucional y universal.

La libertad no tiene precio

Por Ernesto Salayandía García

Lo mejor de la vida, es vivirla en libertad

Libre para usar el celular, mañana tarde y noche, chatear a tus anchas, pedir una pizza a domicilio, ir a los tacos, los elotes, las hamburguesas, por supuesto, al cine, comprando antes del estreno, palomitas refrescos, chocoleas y refrescos, libertad es tomarte un café con quien tú quieras, a la hora y lugar de tu elección, levantarse a la hora que quieras, igual dormirte, comprarte lo que puedas y lo que desees, estas en libertad de relacionarte con las personas que te sean atractivas, de convivir con ellas, la libertad comprende tus elecciones para tus diversos estados de ánimo, estas en libertad de deprimirte, de andar triste o alegre, tú eliges, de eso se tratara de que hagas las cosas a tu antojo, si no te quieres bañarte, simplemente no lo haces, es libre de drogarte, nadie te lo impide, de fumar y hacerle daño a tu cuerpo, igual de marcarlo de por vida con un tatuaje, la libertad es hermosa y absoluta, completa y está al alcance de cualquiera, puedes robarte un semáforo en rojo, darle una vuelta prohibida, estacionarte en un lugar exclusivo para discapacitados, ser abusos y saltarte la fila, robarle el lugar a una o varias personas, eres tan libre que a veces no te das cuenta de que manera lesionas a otros, puedes escoger qué religión predicar, a qué partido pertenecer, tienes libertad de expresión y de reunión, puedes andar a cualquier hora en cualquier lugar, sin mayor problema, esa libertad, es un derecho, una responsabilidad y un regalo de Dios, un derecho, humano, constitucional y universal.

De cada 10 matrimonios, 7 se divorcian

Por Ernesto Salayandía García

Mal de muchos, consuelos de tontos

La decadencia de la sociedad, ese hundimiento moral del que parece nadie se quiere dar cuenta, ni nadie hace nada por resolverlo; cada vez atrapa más víctimas, lo que observamos en niñas que se cortan sus bracitos y piernas con la navaja del sacapuntas, lo que vemos en niños deprimidos, apagados, tristes, al igual, en fumadores a temprana edad, bebedores de cerveza, adictos a la marihuana, a los inhalantes, lo que vemos de violencia en las escuelas, la ausencia de valores en infinidad de niños; no es más que el reflejo de los hogares disfuncionales de donde se genera este tipo de conductas, es ahí, en el hogar disfuncional, donde nace y se hace un adicto, todo ello, lo originan los padres enfermos, alcohólicos, neuróticos, dañados emocionalmente, con vacío espiritual, que de manera irresponsable, traen a este mundo niños inocentes que llegan predispuestos a sufrir y a hacer sufrir, predispuestos a las drogas y a las enfermedades emocionales tóxicas, el caso es que la fábrica de niños mal hechos, no descansa, y cuando estos niños se convierten en adultos, son una verdadera amenaza para la sociedad y un amargo infierno para sus familias.

Una decisión equivocada

Por Ernesto Salayandía García

Una gran experiencia

No sé el total de escuelas que he visitado en los últimos diez años, ni el número de niños y jóvenes a quienes les he dado el mensaje de vida, para que se hagan responsables y no permitan caer en las drogas, usando sustancias tóxicas y eviten contaminarse con relaciones enfermas, sé que gracias a este esfuerzo, algo bueno va a suceder con estos niños, sé que mi historia le fue útil a alguien que estaba atrapado en las redes del alcohol y las drogas, sé, que este servicio gratuito que brindo a las escuelas públicas y privadas, ha generado en mí un gran aprendizaje, aprendo de los niños, me conmueve verlos llorar, ver sus miradas tristes y de dolor cuando hablo de mi alcoholismo, de mi neurosis y del daño que les hice a mis hijos, aprendo de sus preguntas, de cómo les duele hablar de sus propias experiencias y con el corazón en la mano, te dicen.-. Mi padre toma mucho, no quiere dejar de hacerlo.- Durante la hora y media o dos horas que convivo con ellos, me siento como pez en el agua, me siento libre y hago contacto visual con todos, establezco un puente de comprensión y de comunicación, la verdad que lo disfruto tanto, que hasta pagaría por hacerlo.- Les hablo de mí, me entrego con pasión y con honestidad, trato de que despierten y se pongan alertas contra esta enfermedad, perra enfermedad, maldita perversa del alma a la que yo llamo, La Saliva del Diablo.

Miedo, pánico a los hijos

Por Ernesto Salayandía García

Predisposición al alcohol y las drogas

Está comprobado que hijos de padres, abuelos y bisabuelos alcohólicos, tienen la herencia genética y están predispuestos con un alto riesgo a ser enfermos de alcoholismo y drogadicción, muchos de nosotros arrastramos esa herencia, tanto física como emocional, la neurosis, depresión, patrones de conducta equivocados, defectos de carácter, son también parte de la genética; confirmo que el adicto nace y se hace, crece en un hogar disfuncional, lo lesiona la ausencia de padre o madre, los malos hábitos, el lenguaje vulgar o agresivo, la mala comunicación, los golpes físicos, mentales, emocionales y espirituales, la neurosis demostrada por los padres, y el contagio emocional por el pésimo ejemplo, la ausencia de valores, así como las heridas del alma, en conjunto y aunado a ello, la soledad, traumas, miedos, y otros factores que hacen a un niño alcohólico y drogadicto.- Un estudio realizado por el grupo de investigación de la Universidad de Granada 'Alcoholismo y Drogadicción' ha demostrado la predisposición genética de desarrollar la 'enfermedad del alcoholismo', señalando que la deficiencia de endorfinas es hereditaria. Muchos padres, arrojamos a nuestros hijos al abismo de las adicciones, al fracaso, fomentamos miedos, codependencia, frustración y dolor, no estamos capacitados emocionalmente para proteger a nuestras criaturas, ni mucho menos para rescatarlos de la compulsión por las sustancias tóxicas y a su personalidad como es la ingobernabilidad, irresponsabilidad, inmadurez; estos niños, jóvenes de ahora, son irreverentes.

Víctimas de un hogar disfuncional

Por Ernesto Salayandía García

La indiferencia de la sociedad

La decadencia de la sociedad es un problema que no tiene fin, estamos dentro del ojo de huracán, sentados, cruzados de brazos sin hacer nada, mientras los robos a casa habitación, los robos de autos, a negocios, los robos hormiga en escuelas y universidades, los robos de cobre y muchas cosas más, están a la orden del día, sin duda, estamos secuestrados por estos niños y jóvenes adictos, resentidos, ausentes de padre y madre, carentes de valores y educación, estos niños, delincuentes, malhechores, son los futuros y actuales inquilinos de las cárceles, entran y salen de la sombra, no hay un programa real de rehabilitación ni de readaptación, tal parece que los tribunales de menores, como los CERESOS, no son más que una alta escuela, que se gradúan con honores al cometer crímenes de todo tipo, pero nadie ve el origen, nadie quiere entrarle al toro por los cuernos para resolver el problema de forma y de fondo, a pesar de que las consecuencias están a la vista de todos, a pesar de que las víctimas de la delincuencia y del llamado crimen organizado, están a la orden del día, y el tema de prevención, es un tema que brilla por su ausencia.

Mecha Corta (Primera Parte)

Por Ernesto Salayandía García

¿Qué es neurosis?

La neurosis es una condición de orden psicológico que altera la percepción de la vida de quien la enfrenta, e influye en su entorno y su relación con las demás personas.

Salud Mental: Política Equivocada (Primera Parte)

Por Ernesto Salayandía García

La cruda y triste realidad

La drogadicción, el alcoholismo y las diversas adicciones que se manifiestan en los adolescentes, tienen en jaque a la familia y a la sociedad, hoy el presente y el futuro de la juventud es incierto, recorren un camino tormentoso, secuestrados, por La Saliva del Diablo, una vida de intoxicación, de fiesta, extrema irresponsabilidad y negados por no aceptar que sus compulsivas adicciones, son una peligrosa enfermedad mental que después se torna física, emocional, espiritual, y lesiona la personalidad de los individuos, se llenan de miedos, complejos, ira reprimida, resentimientos y tienden al fracaso en todos los sentidos, sin duda alguna, son nacidos para perder, esta enfermedad es muy compleja y tiene diversas manifestaciones, como son la neurosis extrema, la gente que explota iracundamente por todo y por nada, otra característica es la auto destrucción, quienes se desmoronan en depresión o se cortan la piel, como lo hacen niñas en sus brazos y piernas con la navaja del sacapuntas, también se manifiesta esta enfermedad, La Saliva del Diablo, en marihuanos que claudican sus estudios y se van a la vagancia, la pereza y el ocio, las mujercitas que desde temprana edad despiertan su sexualidad y se hacen adictas al sexo, como también a las parejas que establecen una relación tóxica, una dependencia enferma y que se origina por la salud mental, sello de distinción de innumerables familias, cuyo factor común es la negación, las adicciones nuevas, como al celular, a los aparatos electrónicos, a los video juegos, al gimnasio, al casino, son todas ellas, una expresión del daño mental que nos domina.

De padres a hijos

La enfermedad mental es una herencia genética, se hereda y se trasmite la neurosis, depresión, compulsión, ansiedad, angustia, así como la dependencia a las sustancias tóxicas, está en la sangre, por ello es física y el cuerpo exige la sensación que produce la sustancia tóxica o la emoción enferma de las actitudes, es decir, un enfermo de celos o un maniacodepresivo, producen adrenalina negativa y es lo que realmente consumen, lo que su mente genera, el ejemplo, lo que nuestros padres nos enseñaron mala mente, como los pleitos, los gritos, las humillaciones, dudas, celos, miedos, todo ello lo aprendimos y por desgracia lo trasmitimos, muchos de nosotros, nos quejamos de nuestros padres, en lo personal, yo me quejaba del abandono, de que tuve una mala comunicación, de que la convivencia era poca y tristemente, cometí el mismo patrón de conducta, repetí  con creces todo ello, le di la espalda a mis hijos, los abandoné y superé a mi padre en todos los sentidos, no vi mi daño mental, ni lo acepté ni lo reconocí, nadie quiere ver las consecuencias que provoca el que andemos mal de la cabeza y de las emociones, nadie quiere la respuesta del por qué tantos hijos marihuanos, por qué tantos borrachos, tantos jóvenes que ni estudian, ni trabajan, ni hacen nada, el porqué de tantas niñas madres de 13 a 16 años, tantas madres solteras menores de 20 años, por qué tantos jóvenes confundidos con su sexualidad, el porqué de tantos suicidios, igual, el porqué de tanta violencia doméstica, urbana y entre las parejas, el porqué de la decadencia de los valores y de esta sociedad que se desmorona y se intoxica.- El por qué, simplemente por la ausencia de una salud mental.

Un grito de angustia y de desesperación

Palpo el dolor de los adictos y de sus familiares, de ahí vengo, reflexiono respecto al gran dolor, profundo dolor que causa tener un drogadicto en casa, pienso en el costo moral para el adicto al registrar severas pérdidas en salud, en tiempo, en oportunidades y en dinero, veo, los pocos caminos que les toca vivir a los adictos, que son, Uno, internarse en un centro de rehabilitación por tres meses, Dos, ingresar a un grupo de Alcohólicos Anónimos, o bien, de Narcóticos Anónimos o de 24 horas, Tres, ingresar al hospital por causa de algún accidente, también por sobre dosis, cirrosis o cualquier otra  razón y finalmente, Cuatro, el Panteón, en este trayecto del joven drogadicto, la familia será arrastrada, denigrada, humillada y lesionada, el adicto se convierte en un verdadero maestro y les enseñará lo que es vivir en incertidumbre, vivir con angustia, desesperación, desconfianza, miedos, el adicto mostrará los nuevos horarios y ritmo de vida en el hogar, es decir, dormitan de día y velan su preocupación de noche, tu vida, como la de cualquiera cambiará radicalmente.