FARMACIAS_SIMILARES_CINTILLO_EXTERIOR_JUNIO_2012.jpg

updated 7:35 PM PDT, Mar 28, 2017

Emprendedor: un reto para la juventud actual

Por Dr. Manuel Portillo Serrano

Gastroendoscopía/Gastrocirugía

Ser una persona plenamente pro-activa, persistente, persuasiva y poseedora de autoconfianza, motivada intrínsecamente por el logro de resultados exitosos, se define como un emprendedor. Quizás resulte difícil definir claramente la palabra emprendedor debido al auge que ha adquirido en los últimos años. O, quizás estamos mejor familiarizados con el vocablo francés entrepreneur y vemos ambas palabras como cosas distintas, no lo son.

Colonoscopía, visión directa del colon

Por Dr. Manuel Portillo Serrano

Gastroendoscopía/Gastrocirugía

Colonoscopia, es un estudio diagnóstico que se basa en la introducción de un tubo con luz y cámara flexible, de diámetro muy disminuido, por el ano, y nos permite observar, bajo visión directa, cualquier tipo de patología o problema que haya en el colon, este estudio es denominado Colonoscopía.

Fiebre, signo y síntoma de alarma

Por Dr. Manuel Portillo Serrano

Gastroendoscopía/Gastrocirugía

¿Qué es fiebre? Al poseer la cualidad de signo y síntoma, podemos englobarlo fácilmente en un Síndrome, así lo denominaremos, Síndrome febril correctamente.

Epistaxis, hemorragia nasal ¿cómo la paro?

Por Dr. Manuel Portillo Serrano

Gastroendoscopía/Gastrocirugía

Epistaxis quiere decir salida de sangre por la nariz; de su raíz etimológica griega: salir gota a gota.

El sangrado nasal, en su mayoría obedece a factores locales, pero también puede ser el signo (manifestación clínica) de alguna patología seria; todos sufrimos en alguna ocasión una epistaxis, pero realmente pocos sabemos qué hacer, y este artículo le puede ayudar a saber qué hacer en esos casos.

Miedo, pánico a los hijos

Por Ernesto Salayandía García

Predisposición al alcohol y las drogas

Está comprobado que hijos de padres, abuelos y bisabuelos alcohólicos, tienen la herencia genética y están predispuestos con un alto riesgo a ser enfermos de alcoholismo y drogadicción, muchos de nosotros arrastramos esa herencia, tanto física como emocional, la neurosis, depresión, patrones de conducta equivocados, defectos de carácter, son también parte de la genética; confirmo que el adicto nace y se hace, crece en un hogar disfuncional, lo lesiona la ausencia de padre o madre, los malos hábitos, el lenguaje vulgar o agresivo, la mala comunicación, los golpes físicos, mentales, emocionales y espirituales, la neurosis demostrada por los padres, y el contagio emocional por el pésimo ejemplo, la ausencia de valores, así como las heridas del alma, en conjunto y aunado a ello, la soledad, traumas, miedos, y otros factores que hacen a un niño alcohólico y drogadicto.- Un estudio realizado por el grupo de investigación de la Universidad de Granada 'Alcoholismo y Drogadicción' ha demostrado la predisposición genética de desarrollar la 'enfermedad del alcoholismo', señalando que la deficiencia de endorfinas es hereditaria. Muchos padres, arrojamos a nuestros hijos al abismo de las adicciones, al fracaso, fomentamos miedos, codependencia, frustración y dolor, no estamos capacitados emocionalmente para proteger a nuestras criaturas, ni mucho menos para rescatarlos de la compulsión por las sustancias tóxicas y a su personalidad como es la ingobernabilidad, irresponsabilidad, inmadurez; estos niños, jóvenes de ahora, son irreverentes.

Víctimas de un hogar disfuncional

Por Ernesto Salayandía García

La indiferencia de la sociedad

La decadencia de la sociedad es un problema que no tiene fin, estamos dentro del ojo de huracán, sentados, cruzados de brazos sin hacer nada, mientras los robos a casa habitación, los robos de autos, a negocios, los robos hormiga en escuelas y universidades, los robos de cobre y muchas cosas más, están a la orden del día, sin duda, estamos secuestrados por estos niños y jóvenes adictos, resentidos, ausentes de padre y madre, carentes de valores y educación, estos niños, delincuentes, malhechores, son los futuros y actuales inquilinos de las cárceles, entran y salen de la sombra, no hay un programa real de rehabilitación ni de readaptación, tal parece que los tribunales de menores, como los CERESOS, no son más que una alta escuela, que se gradúan con honores al cometer crímenes de todo tipo, pero nadie ve el origen, nadie quiere entrarle al toro por los cuernos para resolver el problema de forma y de fondo, a pesar de que las consecuencias están a la vista de todos, a pesar de que las víctimas de la delincuencia y del llamado crimen organizado, están a la orden del día, y el tema de prevención, es un tema que brilla por su ausencia.

Celos: ¿mucho amor o enfermedad?

Por: Dr Manuel Portillo Serrano

Gastroendoscopía/Gastrocirugía

Los celos a pequeñas dosis llegan a ser hasta románticos, pero cuando son enfermizos pueden causar un dolor irreparable a un miembro de la pareja. Los celos, como muchos de los problemas psicológicos, son el inicio y el desencadenante de una situación personal y familiar insostenible, llegando a ser altamente patológicos en donde se denominará “Síndrome de Otelo”, que no es otra cosa que la presencia de celos desmesurados, y toma su nombre de la obra de Shakespeare, denominada justamente Otelo, en la que este personaje mata a Desdémona, poseído por unos celos enfermizos, convirtiéndose en un delirio en que está plenamente convencido (a) que su pareja le es infiel.

Basado en esa obsesión de la idea de la infidelidad, muestra conductas que se manifiestan buscando pruebas que lo demuestren, como viendo los celulares, escuchando conversaciones, buscar en su ropa notas, recibos, pruebas. Ellos quieren pruebas para justificar su obsesión, llegando a ser violento su trato o incluso humillar a su pareja, así lo manifiesta Walter Ghedin, psiquiatra inglés.

Los sujetos celo/típicos pueden ser fácilmente influenciables por amigos, amigas, incluso hasta la televisión alimenta ese delirio de saberse engañado (a).

¿Cómo se clasifican los celos?

El mismo Ghedin lo propone así: Como una reacción emocional normal; es transitoria, no condiciona la vida de la persona ni la de los demás, hasta aquí serían celos sanos, celos transitorios.

Reacción emocional desmedida, afecta las relaciones amorosas, es más común en mujeres con cierto grado de dependencia, puede haber o no haber situaciones previas de infidelidad, son controladoras y pretenden que el otro le despeje infinidad de dudas, que por lo regular nunca llegarán a ser aclaradas.

Celos como rasgo distintivo de la personalidad, desconfiadas, suspicaces, que condicionan la vida del sujeto y de su entorno, afectando todas las áreas, relaciones familiares, relaciones amorosas, relaciones de trabajo, son fríos, calculadores y fácilmente encuentran amenazas donde no las hay, y están altamente convencidos que sus ideas son “verdad” indiscutible, denominado Trastorno Paranoide de la Personalidad.

Y, por último, el famoso síndrome de Otelo, es un trastorno delirante, con ideas de celos, una celotipia dominante, con ideas que atrapan el pensamiento y convencen al sujeto de que el otro le es infiel, el delirante celotípico, construye su delirio con datos irracionales y pierde el tiempo tratando de hallar comprobaciones para confirmar sus sospechas.

Los delirios de celos pueden ser parte de un trastorno delirante crónico a paranoia, pero también lo vemos en inicios de cuadros demenciales, por un deterioro involutivo de la corteza cerebral, favorecido altamente por la ingesta de alcohol en forma crónica. Este Síndrome de Otelo es más común en los hombres.

¿Qué se debe vigilar? Que esos celos no sean recurrentes, obsesivos y controladores. Ya que unos celos desmedidos llevarán a un ser humano fácilmente a inducir a la imaginación y a la fantasía.

¿Por qué algunas personas tienen celos desmedidos? Surgen en aquellas personas inseguras, que no creen que su pareja sea capaz de quererle y serle fiel, con la autoestima baja, por los suelos, es difícil que una persona con baja autoestima llegue a pensar que alguien lo pueda querer y respetar, y empiezan a ver traiciones donde no las hay, el historial de críticas y minusvaloración que arrastra una persona celosa.

Si ve, querido amigo, es una patología no tan rara y más común de lo que nos imaginamos y que desgraciadamente se presenta en todos los estratos sociales, culturales y académicos.

¿Qué hay que hacer? Para evitar esos celos desmedidos, primero, la persona con celos debe entender que los tiene, situación por demás difícil, ya que esa persona se considera normal, hacer una lista de sus celos, los factores que los desencadenaron y sobre todo las pruebas que tiene de eso, pero que sean irrefutables o bien cimentadas, como no son factores de interrogatorio, espérese a que calme su fase iracunda, y luego trate de preguntar qué fue lo que le desencadenó el capítulo de celos, y que le de las pruebas, que generalmente no tienen, son meras suposiciones en su mente, tratar de elevar la valía del celoso, en su trabajo, en su familia y en todo su entorno, pero si ve que no puede, inicialmente recurra a un terapeuta de tipo psicólogo, ya que podrá con él resolver el problema, pero si aún con él no se logra erradicar, necesitará la valoración de un psiquiatra, ya que requerirá medicación con objeto de evitar esas ideas que tanto daño le hacen a él y a su familia.

Ojalá este artículo le ayude a esclarecer dudas, gracias por leerlo.

Uso y abuso de los antibióticos

Por: Dr Manuel Portillo Serrano

Gastroendoscopía/Gastrocirugía

¿Qué es un antibiótico? Sustancia química, originada por un ser vivo o derivado sintético, que impide el crecimiento de bacterias sensibles a esa sustancia. Anti, en contra; biótico, vida, usados generalmente contra las bacterias.

Tercera Edad, personas mayores, no son un estorbo

Por: Dr. Manuel portillo Serrano

Gastroendoscopía/Gastrocirugía

En México hay cerca de 11 millones de personas mayores de 60 años, hablando de 100 pacientes, 9 de ellos están en esa edad. Desafortunadamente más del 80% de esos pacientes seniles, vive en algún grado de pobreza, ya sea por dinero o por comida, y de esas personas adultas solo 2 de cada 10 personas adultas, cuentan con una pensión económica, el restante no y vive apoyado por su familia y un 3% tiene que trabajar aun para sostenerse.

Subscribe to this RSS feed