Implicado en acoso sexual, maestro de la secundaria técnica 110; tres alumnas afectadas

0
5285
Padres de familia de la secundaria técnica 110 de este puerto, denunciaron malas conductas de un maestro, que sin embargo ni siquiera ha sido separado de su cargo.

Por: César Cabrera

Santiago Torres Martínez, docente del turno vespertino de la escuela secundaria técnica 110, fue denunciado penal y civilmente por tres padres de familia, luego de que sus hijas afirmaran el haber sido víctimas de tocamientos en varias partes de su cuerpo.

Dos padres de las tres menores afectadas, que cursan el primer grado de secundaria, en entrevista con este medio recordaron que fue a principios del mes de octubre cuando una les confesó por ejemplo, que el docente encargado de impartir la materia de Artes había tocado sus pechos.

“Mi hija decía que tenía pena en decirme”, declaró la señora Yesenia, quien se hizo acompañar de Antoniel, el otro denunciante.

La mamá, visiblemente afectada por la situación, narró a detalle el proceso que tras la confesión de su hija, emprendió a fin de que el acusado fuera investigado y en su caso, sancionado.

Sin embargo, pese a la magnitud del mismo, afirma que éste ha sido encubierto por Antonio Rodarte Ibarra, director del plantel, así como Bertha Alicia Partida Álvarez, subdirectora, ya que han intentado desviar el tema bajo la premisa de que son pugnas orquestadas por la maestra responsable del grupo o a su vez, tratar de encararlo con las víctimas sin importar el daño emocional que pudiera generar.

Del mismo modo, acusó que la unidad de Servicios Regionales, a cargo de Leticia Bruno Espino, no ha mostrado mayores avances en la investigación que supuestamente inició en contra de Torres Martínez, quien sólo ha sido removido del grupo pero que aún así, continua hostigando a dichas alumnas.

Dieron cuenta que hasta el momento sólo la Comisión Estatal de los Derechos Humanos (CEDH), además de tomar la declaración de los implicados, giró oficios hacia el director donde le solicitaba resguardar la integridad de las menores –que no son sólo tres, advierten-, mientras que la Fiscalía Regional de Justicia está próxima a enviar los citatorios.

Con esta última dependencia, hacen mención de que Atención Temprana no quiso tomarles la declaración y posteriormente, personal de Conciliación y Arbitraje sugirió que sin denuncia previa, se buscara alguna solución al conflicto que dentro de la Fiscalía “ya no es raro” que en la escuela ocurra.

Bajo ese tenor, los padres de familia reprocharon precisamente la impunidad con la que se ha mantenido el acusado, puesto que tanto ex alumnos y hasta madres han sido víctimas de acoso y de hostigamiento, al cual se han ido sumado otros maestros que han llegado a criminalizar a sus hijas.

“Hay muchos casos que por temor no se denuncian”, reiteraron.

Con la firme convicción de lograr su destitución, Yesenia y Antoniel no desestiman acudir a la capital del estado a exponer los casos de sus hijas que si bien no han mostrado una decaída en su rendimiento escolar, sí han tenido que acudir a terapias psicológicas.