Tips para evitar comer muchos antojos

0
538

Por Dr. Manuel Portillo Serrano

Gastroendoscopía/Gastrocirugía

¿Quién  no vive pensando en comer algo dulce? ¿Quién no vive pensando en comer algo de pastel?

Por antojo o por percibir ese sabor del dulce tan agradable en la boca, siendo este tipo de alimentos los que suben su glucosa en sangre, como son galletas, pasteles, dulces, chocolates, que además no solo aportan calorías y algún otro nutriente, sino que suben su nivel de glucosa en sangre.

Y esta elevación de glucosa en su sangre desencadena una reacción inmediata de liberar más insulina, con el objeto de movilizar adecuadamente esa glucosa, que lo llevará tarde o temprano a un desajuste que llamamos “síndrome metabólico”, que es todo ese desorden metabólico en la que la elevación de la glucosa es el pivote pero además suben colesterol, triglicéridos, y con esto la elevación progresiva y paulatina del peso corporal de cada individuo, e inicia a presentar el cansancio sin causa aparente, la fatiga con cualquier actividad, la flojera con sueño todo el día y los horribles cambios de estado de ánimo y todos aquellos cambios nocivos que no queremos que le pasen a nuestro cuerpo.

La clave está en evitar esa imperiosa necesidad de querer comer siempre algo dulce o algo que me guste, y cambiarlo por algo que me nutra, que no me eleve la glucosa, que no me lleve a ese odiado síndrome metabólico, que tarde o temprano me desencadenará en una diabetes o una hipertensión o una obesidad, que pueda llegar a ser hasta mórbida.

Difícil sí pero no imposible, aquí le enumero algunos tips para que luche contra esa odiosa necesidad de querer comer siempre algún dulce o algún alimento que no nos favorece sino que hasta nos daña y lo comemos por el hecho de que nos gusta al paladar, pero desgraciadamente nos hace mucho daño, y como ejemplo está el refresco, la nieve, el pan dulce, jugos endulzados, tamales, dulces cubiertos, buñuelos, en fin, la liste es enorme, y aquí le menciono cómo puede luchar contra esa imperiosa necesidad de comer algo dulce:

El primer punto es la elección, si quiere comer rápido y fuera de casa, debes de saber de antemano que toda la comida que esté cerca de donde vive o trabaja será de comida rápida, y está elaborada con mucha grasa, mucha harina y bastante azúcar, mucho chile y el mínimo de nutrientes adecuados para la nutrición de un ser humano, lo llenará, no lo nutrirá, y ahí está la primera elección: se quiere llenar o se quiere nutrir, le sugiero lo segundo, muchas veces por tiempo o incluso por economía debemos comer solo para llenarnos, pero ojalá sea un corto tiempo.

Escoja alimentos nutritivos, en veces no tan caros y eso sí en veces menos llenadores, pero más sanos. Esta es la primera parte de un tip que le costará mucho trabajo pero le acarreará innumerables beneficios.

Se le recomienda hacer este tipo de cambio difícil inicialmente, pero al realizar el cambio le beneficiará mucho.

Cambie sus hábitos poco a poco, no piense en la palabra dieta porque solo se realizará un boicot mental, piense en “estoy cambiando mi régimen  de alimentación por algo más sano y de mejor calidad para mí y para mi salud”.

Puede comer de todo eliminando o disminuyendo al máximo alimentos muy dulces, disminuir el número de tortillas  y no tanto pan, limitarlo a no más de 4 unidades, piezas.

Cambios lentos pero siempre sostenidos, trata de no darte tantos premios.

Aprende a cocinar y ve todas las opciones que hay en la comida sana, con verduras, hierbas, carnes blancas y alimentos nutritivos, el hecho de cambiar la dieta cansa porque siempre comen lo mismo y esto tarde que temprano los cansa y hasta neuróticos los pone, varía, cambia de la alimentación la variedad te hará llevar mejor los cambios.

Es sumamente importante que hagas ejercicio, no habrá un cambio ostensible en tu cuerpo si no haces ejercicio, llegas de trabajar te sientas a ver la televisión y vas a querer comer algo, mejor no te sientes y has ejercicio, desde salir a caminar, ir al gimnasio hasta hacer el ejercicio ahí en casa con todos esos aditamentos domiciliarios que hay ahora en el mercado.

Te gana esa imperiosa necesidad de comerte un pedacito de chocolate, comértelo te será útil, pero fíjate bien que sea solo un pedacito, no un pedazo muy grande o todo el chocolate, esa sensación se te pasará y te enseñará a dominarla mejor.

Gracias.