Rehabilitar plantas de tratamiento de agua sería tirar millones de pesos al caño: JLGA

0
330
Según José Luis García Arroyo, ex Gerente de Proyectos del CAPALAC, el rehabilitar las plantas de tratamiento de aguas residuales del municipio, sería como tirar millones de pesos a la basura.

Por Francisco Rivera Cruz

Ante el señalamiento del diputado federal Feliciano Flores en el sentido de que se busca rehabilitar las plantas de tratamiento de aguas residuales de Lázaro Cárdenas, José Luis García Arroyo, que ha sido director del Capalac y en esta administración fungió como gerente técnico, dijo que un plan de ese tipo sería lo mismo que tirar no pocos millones de pesos.

Sería, además, expuso, quedar mal al argumento vendido de que se harían diferentes las cosas, pues se repetiría lo sucedido en administraciones pasadas, que rehabilita invirtiendo muchos millones de pesos y a la vuelta de dos años las plantas están depredadas y sin funcionar, como en estos días.

Al pleno de la Junta de Gobierno del Capalac, donde inciden la Secretaría de Marina, Aplilac, empresas, instancias estatales y federales, se anunció sería presentado anteproyecto para buscar no depender de una rehabilitación de las plantas fuera de uso y con esto apoyar y cerrar la llave de recursos mal versados por el regreso a servicio de dichas plantas.

Lejos de que lo anterior ocurra, se anuncia que se buscarían recursos para rehabilitar, repitiendo los errores del pasado, siendo que hay tecnologías más baratas y de sistemas alternos de tratamiento, según reportan ambientalistas.

De seis plantas de tratamiento, sólo una trabaja y se ignora en qué porcentaje, pues se afirma que le ha vendido agua a la siderúrgica local por algún tiempo directamente de la que se recibe del DIM, y no reciclada, situación a irregular a todas luces.

La tratadora de La Mira, (lagunas de oxidación) sólo quedó en cimientos y colocación de membranas, las cuales estarían inservibles a más de 10 años de puestas.

La de Playa Azul, está fuera de funcionamiento, depredada y sólo usada como tanque receptor del cárcamo de rebombeo. La falla de diseño de construcción es que se ubica a desnivel con respecto al terreno de la población.

Para la planta de Buenos Aires, se compró el terreno y se hicieron cimientos y fosas, siendo que hoy en día, es un terreno donde se construye un fraccionamiento.

La planta Guacamayas, esta al igual que las demás, depredada, auténticamente un cascarón, y con el vicio oculto de encontrarse a 1.5 metros arriba en su estructura, si se compara al nivel de llegada de las aguas negras.

Cabe citar que un informe del año pasado de las autoridades de la Administración Portuaria Integral de Lázaro Cárdenas (Apilac) indicaba que esa entidad concedió a las dos últimas administraciones más de 60 millones de pesos para el rubro de las rehabilitaciones de las plantas de tratamiento de aguas residuales del municipio.