Desaparecerá la laguna costera El Caimán, advierte ecologista

0
379
Abelardo Santibáñez Rangel, Presidente de la A.C. Laguna Costera El Caiman; Ing. Mateo Toledo Serrano, presidente del Movimiento Todos Unidos por LZC, A. C.; Lic. Gema Mendoza Arreola, Presidenta de Promotora Social de Mujeres en Acción por México, A.C., y Moisés Hernández Lozano, Presidente de El Bejuco en Movimiento, A.C., estuvieron anoche en el Noticiero que dirige el director de este diario, Rafael Rivera Millán.

Por Francisco Rivera Cruz

Entre acciones de deforestación, saqueo, rellenos, basureros clandestinos, quemas provocadas, autoridades ausentes y contaminación por falta de plantas de tratamiento de aguas residuales, la impactada laguna costera El Caimán, desaparecerá, alertó el presidente de la asociación civil que recoge el nombre de dicho espejo de agua con declaratoria de sitio protegido por la convención Ramsar.

Abelardo Santibañez Rangel, que dirige la agrupación, señaló que ante la ausencia de políticas públicas de equilibrio ambiental y una afectación que nace con la ciudad misma, sólo se lamenta que no haya tratadoras de aguas negras y que la que se mantiene en operación, no sea suficiente.

Se necesita que el tema se visibilice dado que la laguna va paulatinamente desapareciendo, porque no sólo es menor en extensión, sino en profundidad ya que de sus 8 metros que tuvo, hoy en día tiene zonas aterradas producto de la vegetación que va muriendo, los lodos que recibe y los índices de contaminación.

Muestra de que se va secando es que de las 5 mil hectáreas que llegó a tener, entre punto cercano a Lázaro Cárdenas y hasta delante de Playa Azul, cuando la declararon sitio Ramsar, tenía mil 165 hectáreas.

Se va llenado para lotificación irregular, se va invadiendo para usos agrícola y de crianza de ganado, se convierte en algunos puntos en basureros clandestinos y las autoridades parecen ausentes, pero están viendo un negocio pues al utilizarse estos espacios esperan cobrar predial.

Profepa ha dado a los miembros de la asociación Laguna Costera El Caimán, venia para fungir como vigilantes ambientales, “pero no nos damos abasto”, es mucha la presión y el saqueo, denunció.

Se quiso hacer oficios al gobierno municipal para que el agua tratada de la planta recicladora de frente a ArcelorMittal repusiera parte del agua que el espejo ha perdido, y se dijo que se ocupa de los recursos que se obtienen por venderle ese recurso hídrico a la siderúrgica local.

Están fuera de servicio las plantas de tratamiento, como la de Playa Azul, mientras no las tienen comunidades como La Mira o Buenos Aires, y sus habitantes impactan a la laguna referida.

Respecto a que existe plan para construir un conjunto de viviendas cerca de la laguna, dijo que se verá situación y deberá respetar polígono, a menos que las autoridades estén coludidas y den su autorización a un proyecto que dañaría más a esta área natural protegida.

Afirmó que en caso de ser cierta la información, no será la primera vez que tomemos la vía de la protesta, recordando que antes y por 12 días se plantaron para oponerse a la introducción de un gasoducto en una línea que tumbaba mangle en una línea de 20 por kilómetro y medio. Obra que hasta hoy está clausurada.

El ambientalista dijo que por desgracia, ni gobierno ni ciudadanos han tomado conciencia de la destrucción que provocamos, pues si hay oportunidad se hacen de espacios sin importar el costo en el medio ambiente.

Puntualizó que con el segundo acceso al boulevard se destruyó una valiosa plantación de manglar, lo que tiene a la obra clausurada.

En mayo del año pasado, narró, se provocaron varios incendiaron que destruyeron área reforestada y 200 rollos de manguera con la que se hacían riesgos, pero aun así, el área natural protegida de El Manglito, en un espacio de unas 25 hectáreas ha sido reforestado, con más de 3 mil mangles, y hay que estar a las vivas porque la gente se mete a cazar aves y mamíferos, centralmente.

Santibañez Rangel, que estuvo en el Noticiero Gente del Balsas, anotó finalmente que es difícil cuando no se tienen los recursos y las autoridades no se suman a la protección de nuestra biodiversidad y pulmones.