NINGÚN INTERÉS PARTICULAR PUEDE ESTAR POR ENCIMA DE LA SOCIEDAD: CANACO LC

0
466
El presidente de la Canaco local, Eleazar Molina Segura, acompañado de César Germán Rosas Guzmán, Vicepresidente de medios digitales del organismo, en el momento de dar su postura en torno a la obra del Distribuidor Vial.

* El comercio organizado demanda la inmediata reanudación de los trabajos de construcción del Distribuidor Vial.

Por Rafael Rivera Millán

En conferencia de prensa, el presidente de la Cámara Nacional de Comercio, Servicios y Turismo de Lázaro Cárdenas, Eleazar Molina Segura, acompañado de César Germán Rosas Guzmán, Vicepresidente de medios digitales del organismo, hizo un llamado enérgico a la empresa IDINSA, asociada con ICA y a Loros, cuyo presidente del Consejo de Administración, es el nuevo presidente del Consejo Coordinador Empresarial de Michoacán, Raymundo López Olvera, a que antepongan intereses personales y se sienten a dialogar, para llegar a un buen arreglo y no enfrascarse en un pleito legal de mucho tiempo, para que cuanto antes se reanuden los trabajos de construcción del Distribuidor Vial de esta ciudad.

La suspensión de los trabajos por la inconformidad que interpuso Loros al fallo de la licitación de la obra que lanzó la Administración Portuaria Integral de Lázaro Cárdenas, a la cual se le asignó un presupuesto de más de 500 millones de pesos, y que en diciembre pasado el concurso fue ganado por IDENSA e ICA, está causando muchos problemas ya no solo viales sino económicos, y peor aún se corre el riesgo de que el gobierno federal, en estos tiempos de emergencia sanitaria, tome esos millones para fortalecer al sector salud nacional.

Por ello, los directivos de la Canaco local hicieron también un llamado enérgico, pero respetuoso, a las autoridades federales involucradas, para que actúen en consecuencia, y sobre todo a las empresas contratistas en mención, para que demuestren con hechos su compromiso para el desarrollo y el bienestar por esta tierra que tiene mucho que dar al progreso de Michoacán y México.

“La sociedad lazarocardenense repudia las actitudes que por salvaguardar intereses personales, pongan en riesgo una gran obra que nos beneficiará a todos. Exigimos la inmediata puesta en marcha de los trabajos del Distribuidor Vial, ningún interés de particulares puede estar por encima de una sociedad o de un municipio”, recalcó Molina Segura.

Este proyecto añadió, de alta prioridad para Lázaro Cárdenas, está destinado a resolver el principal problema de acceso a la ciudad, por lo que exige de la visión y el compromiso de quienes actualmente tienen en sus manos la solución de este conflicto, “por lo que pedimos su valiosa y urgente intervención de las autoridades federales y las constructoras para que pronto se llegue a un acuerdo favorable para todos y se reinicie la obra”.

Al preguntarle su opinión respecto al conflicto de intereses que puede estar generando el nuevo dirigente del CCE de Michoacán y a la vez presidente del Consejo de Administración de la empresa Loros, Raymundo López Olvera, el dirigente de la Canaco local fue muy claro al expresar que dicha persona está enfundada en dos camisas, “por lo que desde aquí le pido a él y a la otra parte, de manera respetuosa, traten de llegar a un acuerdo para que no afecten a la población de Lázaro Cárdenas, porque el Distribuidor Vial es una obra de grandes magnitudes”.

“Ellos son empresas que en cualquier otro punto del país pueden concursar y ganar obras, pero aquí en Lázaro Cárdenas tenemos mucha necesidad, por eso estamos apelando a que se sienten a la mesa, que dialoguen y lleguen a un buen acuerdo para que cuanto antes se reinicien esos trabajos, que generan cientos de empleos y mucha derrama económica, que en estos momentos de contingencia sanitaria vendrá a ser de gran utilidad, porque ya muchos comercios están cerrando”, expresó Molina Segura.

Incluso dijo que hay varios socios de la Canaco que de manera directa están siendo afectados desde el inicio de los trabajos, al quedar bloqueadas las entradas de sus negocios con las vallas que fueron colocadas, y han perdido clientes porque no puede llegar a estacionarse frente a sus empresas como se acostumbraba, pero ahora es peor, por la incertidumbre de no saber cuándo se reiniciarán los trabajos y mucho menos cuándo se terminarán.

Comentó que existe un alto riesgo de que los recursos federales, aportados por la APILAC para esta obra, sean tomados de un momento a otro por el gobierno federal, al ver que la obra no se está ejecutando y en el país existe mucha necesidad de apuntalar el sector salud ante el avance del COVID-19. “Si existe esa posibilidad de que puedan llevarse esos recursos y por eso mismo pedimos a las empresas en pugna, a que lo más pronto posible lleguen a un acuerdo para ejecutar los trabajos. Cuando se inició la obra en enero pasado no teníamos los problemas económicos de ahora, por eso les pedimos a ambas empresas que piensen de manera diferente y beneficien a la población de Lázaro  Cárdenas”, concluyó.