Urge generación de empleos a través de obra del Distribuidor Vial

0
323
Manuel Sánchez Naranjo, Presidente del Consejo de Administración de Autobuses Río Balsas, acompañado de Raúl Romero Duarte, de Autos Colectivos del Bicentenario, A.C., y de Nahúm Rosas Barrera, Presidente del Consejo de Administración de Transportes Colectivos en Puertos y Aeropuertos, demandó la reanudación de la obra del Distribuidor Vial.

Por Rafael Rivera Millán

Ante el riesgo de que el gobierno federal tome los 500 millones de pesos asignados por la APILAC para la construcción del Distribuidor Vial, trabajos asignados en diciembre pasado a la dupla de IDINSA e ICA, pero que se encuentran suspendidos desde principios de año por la inconformidad de la empresa Loros, propiedad de Raymundo López Olvera, Presidente del Consejo Coordinador Empresarial de Michoacán, los concesionarios del transporte urbano y suburbano del municipio, demandaron que cuanto antes se reanude la obra.

En estos momentos dijo Manuel Sánchez Naranjo, Presidente del Consejo de Administración de Autobuses Río Balsas, en que nuestro país ha entrado a la fase 3 del COVID-19, todos los tribunales están cerrados y seguramente así permanecerán hasta finales de junio próximo, por lo que urge que los ganadores de la licitación y quien se inconformó con el fallo, dejen a un lado el conflicto legal y haya un buen arreglo que beneficio a la población de esta región.

Por ello, acompañado de Raúl  Romero Duarte, de Autos Colectivos del Bicentenario, A.C., y de Naúm Rosas Barrera, Presidente del Consejo de Administración de Transportes Colectivos en Puertos y Aeropuertos, Sánchez Naranjo hizo un enérgico llamado a Raymundo López Olvera, Presidente del Consejo Coordinador Empresarial de Michoacán y a la vez, Presidente del Conejo de Administración de la constructora Loros, a que deje a un lado sus intereses personales y anteponga los de la ciudadanía en general de esta región, que requiere, sobre todo en estos momentos no solo de emergencia sanitaria sino económica, de los empleos y circulante que estará generado la obra del Distribuidor Vial.

En un mensaje enviado a las autoridades de los tres niveles de gobierno y al citado constructor, a los primeros les pidió su rápida intervención para que esta obra no se cancele, porque ya existe la experiencia de que otras más se han cancelado y su recurso es difícil que vuelva, y en Lázaro Cárdenas el Distribuidor Vial es la obra más importante que en los últimos años ha aprobado el gobierno federal y ahora no puede ser posible que por un capricho personal del líder del CCE de Michoacán, que debería ser el primer en pugnar porque haya más obra pública, esté frenando la que ya se tenía autorizada.

Por eso le pidió a López Olvera que haga a un lado sus intereses personales para que permita que esta obra continúe, pues de ella depende que se generen por lo menos 500 empleos, cuyos obreros dijo, casi en un 90 por ciento utilizan el transporte urbano para llegar al trabajo y regresar a sus casas. “De ese tamaño es el daño económico que Loros nos está causado a los transportistas”, puntualizó Sánchez Naranjo.

Por eso insistió en que haya un buen arreglo y no un buen pleito legal, “porque si nos esperamos hasta junio que reabran los tribunales, si no se le pone atención a esta obra, y por lo tardado que sabemos son los tribunales en resolver esta clase de asunto, la espera se alargaría hasta finales de año para saber si la obra continúa o no. Los involucrados deben anteponer el bien común por los personales, porque de lo contrario es alto el riesgo de que esos 500 millones de pesos los reasigne la federación para otro sector”, expresó el dirigente transportista.

Por ello insistió en que “Loros debe pugnar, como dirigente empresarial que es, de que haya obra pública en Michoacán y en particular no frenar la que ya se tiene para Lázaro Cárdenas, si no quiere gestionar más, porque hoy más que nunca se necesita que se reanuden estos trabajos porque vendrá a beneficiar a muchos, ya que esto de la pandemia nos está dejando mal a todos los mexicanos no solo en materia de salud, sino en nuestra economía. Hay que ver lo que cada uno de los involucrados puede hacer para que la obra se reactive”, concluyó.