Lázaro Cárdenas primer municipio de Michoacán en implementar medidas ante el COVID-19

0
354
Según la alcaldesa, Itzé Camacho, el municipio porteño fue el primero en Michoacán en implementar medidas contra el COVID-19.

El gobierno municipal de Lázaro Cárdenas fue el primero en Michoacán en acatar las medidas de seguridad para protección a la salud que instruyó la Secretaría de Salud en México; esto aún con mayor oportunidad que el propio Gobierno del Estado encabezado por Silvano Aureoles Conejo.

En un recuento de las fechas, la Presidenta Municipal de Lázaro Cárdenas, Itzé Camacho Zapiain, instruyó desde el 30 de enero del 2020, iniciar a la par del Gobierno de México, un plan de preparación y respuesta ante la llegada del Coronavirus a México, toda vez que el Puerto es un riesgo latente por su condición de arribos internacionales y la alta demanda de buques con procedencia de China.

Camacho Zapiain en coordinación con la Administración Portuaria Integral comenzaron desde el primer mes de este año a reforzar las medidas de seguridad con filtros en altamar para revisión de los tripulantes de los barcos asiáticos y europeos, ya que esta podía ser una puerta importante para la llegada del COVID19 a México.

En febrero, el Gobierno Municipal comenzó a informar a la ciudadanía sobre la situación mundial que se vivía por la existencia del coronavirus y a invitar a tomar las medidas para el cuidado de su salud, la higiene y la sana distancia.

Fue el primer municipio de Michoacán en acatar las medidas sanitarias, se instaló en sesión permanente, antes que el del Gobierno de Michoacán, el Comité de Salud Municipal, con expertos en el tema en coordinación con la Secretaría de Marina, el Ejército Mexicano, la Guardia Nacional y asociaciones de ciudadanos organizados.

Desde el Comité se tomó la decisión de suspender las actividades masivas, se cancelaron permisos para eventos y se reprogramó la Feria de Lázaro Cárdenas, que estaba en puerta. También se suspendieron las clases en todos los niveles educativos, teniendo como último día el 13 de marzo.

El cierre de las playas, pese a la inconformidad ciudadana, se llevó a cabo inmediatamente por ser un espacio de alta probabilidad de contagio. También se cerraron unidades y canchas deportivas, gimnasios, lugares de recreación, entre otros, y se comenzaron rondines de Seguridad Pública Municipal a fin de evitar el uso masivo y hacer cumplir el ordenamiento.

Se comenzó la sanitización diaria del municipio, sus tenencias, comunidades, colonias, mercados, tianguis, plaza principal, Palacio Municipal, entre otros sitios.

Se cerraron bares, centros nocturnos, restaurantes y establecimientos de giros rojos; y se dialogó con dueños de estos negocios para fortalecer el servicio a domicilio y que no suspendieran labores al cien por ciento. Además de que se endurecieron las medidas al instruir el cierre temporal de los negocios no esenciales, mismos que de no acatar las indicaciones pudieran perder su licencia de manera definitiva.

Ante el freno a la economía, mucha gente perdió su empleo, por lo que la Presidenta Municipal Itzé Camacho, donó el 100% de su salario para compra de productos alimentarios y ayudar con despensas a quienes más lo necesitan, y arrancó un Programa Alimentario para otorgar insumos y comida caliente gratuita a todas familias que lo necesiten.

Se cerraron parcialmente las áreas del Gobierno Municipal, se envió a trabajar desde el hogar a adultos mayores, mujeres embarazadas y/o con niños pequeños, así como a personas con enfermedades que pudieran ser de fácil contagio; y se implementó un filtro sanitario en la entrada de Palacio.

Se instalaron túneles sanitizantes de rocío, en mercados y tianguis del municipio, para que las personas puedan continuar acudiendo a consumir sus vivieres y hacer comercio local, pero cuidando su salud.

A los prestadores del servicio del transporte público se les invitó a hacer conciencia y reducir el número de asientos habilitados para que pudieran seguir ofreciendo el servicio pero con la sana distancia y con los ciudadanos necesarios.

Ante el incremento en los casos, que se da por la propia condición del Puerto y por la falta de responsabilidad ciudadana, se tomó la determinación por parte del Gobierno Municipal de decretar Ley Seca los fines de semana hasta el 30 de mayo del 2020, para evitar las congregaciones de personas, fiestas y reuniones.

Y para ayudar a la gente que más lo necesita, se instalaron tres albergues para personas sanas de COVID-19 pero que sufran violencia o tengan la necesidad de resguardarse.

El confinamiento obligatorio fue una de las primeras medidas tomadas por la actual administración municipal que encabeza Itzé Camacho Zapiain, sin embargo en Lázaro Cárdenas los casos positivos aumentan y se tendrán que cerrar aún más las medidas precautorias para evitar las muertes de los lazarocardenenses

Con estas acciones el Gobierno de Lázaro Cárdenas refrenda su compromiso con la salud, la seguridad y el bienestar de los ciudadanos.