Quien critica actualización catastral, está defendiendo a las grandes empresas, dice Felimón Acosta

0
413
Profr. Felimón Acosta Aguirre, regidor morenista, señaló que dio su voto de confianza a la alcaldesa para suscribir el contrato con Tax Company.

Por Francisco Rivera Cruz

Para el regidor morenista Felimón Acosta Aguirre, quien se opone a la actualización catastral ordenada por esta administración municipal, se pone a defender a la gran empresa.

Formado en el magisterio y sindicalismo, aunque afirman quienes lo conocen que poco estuvo frente a grupo escolar, el segundo regidor del Ayuntamiento, según la lista que registró Morena, dijo que en una sesión regidores y presidenta municipal “discutimos” la necesidad de actualización en el cobro catastral.

“La actualiza prácticamente está aplicada a los lugares donde no había sido posible hacerlo, porque luego la población se pregunta bueno ¿esto se aplica a todos?”.

Gran parte de la población no se actualizaba porque no se daban las facilidades, sobre todo de las grandes empresas, dice sin dar nombres.

Al interrogarle si como regidores conocieron los alcances del convenio, y que se otorgaría el 25% de todos los ingresos, a la empresa que promete recuperar unos 300 millones, a lo que dijo que sólo se trataría de recursos de nuevo ingreso por el impuesto a la propiedad inmobiliaria.

Es el 25 por ciento, pero del extra, no incluye lo que ya ingresaba al Ayuntamiento, más bien de lo que se incremente producto de esta modernización, asentó en entrevista con Gente del Balsas.

Reconoció que en sesión se informó el proyecto, “pero no a detalle, vamos decir también, (sin saber) quién sería responsable o la empresa. Aunque sí que tuviera capacidad tecnológica para hacer de forma rápida, no drones, porque eso cualquiera lo haría”.

Al preguntarle si conoció el contrato presentado, dijo que no, porque fue aprobado de manera general, sobre el objetivo de con quién y los términos, dijo haber confiado que se haga de forma responsable.

“El contrato tal cual, no lo tuvimos a la mano, pero sí aprobamos para que se buscara a la empresa que pudiera tener este contrato.

Habrían sido chamaqueados los regidores, se le cuestionó, a lo que dijo que no, porque los términos del contrato, aun con vigencia más allá de esta administración, el beneficio del trabajo de la actualización catastral, quedará para futuros gobiernos.

A la pregunta de si está bien el contrato, asienta un “así es”, explica que cree que incluso era necesario. “Muchos pudieran decir que se está dando un primer paso para privatización del servicio, si continuara, pero tiene caducidad el contrato”, puntualiza.

“Muchos han insistido, no sé con qué objetivo, que la población saldría afectada porque se habrá de pagar el 25 por ciento, los afectados quienes están pagando como terreno baldío teniendo construcción dentro de este espacio físico, y son grandes empresas, no estamos hablando de la población sino de empresas que se están llevando”.

Y Acosta Aguirre el tema lo concluyó con la anotación de que muchos se están convirtiendo en defensores de las grandes empresas.

Y aprovechó para exhortar a la población a quedarse en casa, a “no jugar”, recordando que “la vida es primero”, y desear que salgamos bien librados de esta situación, en alusión al Covid-19.