El incremento catastral, además que huele a trinquete es improcedente, advierte Zamudio

0
307
Ing. David Zamudio Gutiérrez, ex presidente municipal, afirmó que el contrato que la presidencia municipal firmó con Tax Company, es a todas luces ilegal.

Por Francisco Rivera Cruz

Por no estar contemplado el ajuste catastral en la Ley de Ingresos del Municipio, la actualización resultaría improcedente y una de las anomalías que suma en claro conflicto de intereses es que el directivo de la empresa evaluadora del aumento haya pasado a ser funcionario municipal, consideró el ex alcalde David Zamudio Gutiérrez.

La parte medular del conflicto radica, dijo el también empresario, en que, siendo la firma interesada en ganar por porcentaje, puede aumentar a su criterio los impuestos en nombre de la actualización, cuando los montos están establecidos en ley y no pueden hacerse con retroactivos.

Hay dinero de por medio, ya se comenta en los cafés incluso de Morelia, que el tema huele a dinero trinquete, en que se están haciendo mal las cosas, que es muy peligroso, que hay mano negra, robo, etcétera, dice Zamudio Gutiérrez, ante pregunta expresa.

Comentó que hay muchas dudas que deben aclarar los regidores sobre el cheque en blanco que firmaron con la llamada “empresa idónea”, interrogantes que también debe despejar el Comité de Adquisiciones que adjudicó el contrato, donde curiosamente los fiscalizadores no tienen voz ni voto, siendo el caso del Síndico, el Contralor y el Jurídico.

A los regidores en particular deben aclarar por qué se concedió un bono por el 25% a la empresa que participa en la modernización del catastro, si ese pago será de nuestros propios impuestos, y por qué Diego Niembro Ugalde pasó de ser ejecutivo de Tax Company a ocupar un cargo en el Ayuntamiento, cuando por ley no se debe tener relación.

En lo personal pedirá información a diputados sobre si se cumplió con requisitos de ley y se atendió el tema con el área de programación y presupuesto del Congreso, es decir si se incluyó en ley de ingresos el aumento que se tendría en la recaudación modernizada.

Señalando que tenía en manos el contrato y haberlo leído, el ex alcalde dijo que se advierten grandes anomalías, siendo la primera, que se firmó en octubre de 2019 y se le pasó al Ayuntamiento el tiempo para mandar notificar los posibles incrementos a Ley de Ingresos 2020.

Puntualizó que no cualquier municipio de Michoacán está facultado para aumentar por sí solo, ocupa autorización y regulación del Congreso del Estado, porque una cosa es autonomía y otra soberanía.

“Es decir, si Lázaro Cárdenas pensó cobrar una revaluación catastral, tuvo que meterlo en Ley de Ingresos, que regula y tasa recomendando cuánto se puede aumentar”.

Dijo que no hay conocimiento de inclusión en Ley de Ingresos de 2020, siendo importante no pasar por alto y analizar que se recaudan como 90 millones, y el proyecto es ir a 300 millones, más de un 200%.

La Ley de Ingresos tuvieron que enviarla en septiembre, y como el contrato se hizo en octubre, se estaba fuera de tiempo, pero si se incluyó, que se enseñe la Ley de Ingresos donde venga indexado, para que la medida tenga validez, declaró.

Otra cosa anómala, que se ve en Contrato, “quién les dijo que podían dar un porcentaje así, un 25 en base a qué”, criticó apuntando que hay tabuladores a nivel nacional, y en el caso que se tiene frente, la empresa pareciera socio del Ayuntamiento.

El problema que asuma en el caso es que en la revaluación, por llevarse una mejor suma le pueden incrementar a las sumas y dejar líos a la administración municipal.

No se tomó en cuenta la cláusula de no relaciones laborales entre el especialista con el Ayuntamiento, y como ArcelorMittal “se puso al brinco” al pedir hablar con alguien propio del ayuntamiento, y en salida se colocó a Diego Niembro, directivo de la empresa como funcionario creando claro conflicto de intereses, “en un acto no muy bueno”.

Quiero sacar la ley con mis amigos diputados, porque se advierte un abuso de autoridad, enfatizó el priista, quien pidió a la representante de su partido en el Cabildo, la regidora Guadalupe Chan, “apretar” y explicar.

Al poner en duda el sistema de actualización de la cartografía municipal para revaloraciones del pago de impuestos, y que “nos quieren engañar” con programa de tecnología de punta, anotó que además es improcedente el retroactivo de 5 año, si se recurre a la Constitución General de la República, que reza que ninguna ley puede ser retroactiva.

A no ser que haya una actualización a la Ley Catastral del Municipio de Lázaro Cárdenas, porque la vigente no establece ni reglamentaciones, ni retroactivo, lo que advierte que está mal planteado el intento de aumentar recaudación.

“Esto viene al traste, fácilmente ArcelorMittal se va al Tribunal de Justicia Administrativa “y se va abajo” la intentona del Ayuntamiento de cobrar más.

El ex empleado de Sicartsa y hoy empresario de servicios turísticos, invitó a que el Comité de Adquisiciones, que preside la alcaldesa Itzé Camacho aclare por qué el contrato tan ambicioso y en qué condiciones se dieron 5 millones de anticipo, para un trabajo que por ley debería ejecutar quien tuviera por lo mínimo estancia de 2 años en el estado, entre otros requisitos.

El ex alcalde cree que sí chamaquearon a los regidores con su voto a una empresa idónea, y la excepción fue Mario Adrián Pérez Ibarra, que votó en contra por falta de elementos como montos y con quién se iba a trabajar.

Cerró manifestando que habrá muchos perjudicados con tal incremento y recomendando que si se quiere hacerlo, lo establezcan bien y metan a Ley de Ingresos en 2021, estableciendo términos y condiciones, considerando márgenes oficiales y sin retroactivo, de otra manera sería querer hacer las cosas mal.