ProAm inspeccionó el basurero municipal; Comec desea remedien su contaminación

0
243
Luego de un gran incendio y la denuncia de las anomalías por el funcionamiento del mal llamado relleno sanitario, la PROAM realizó una inspección al lugar.

Por Francisco Rivera Cruz

La Procuraduría del Medio Ambiente de Michoacán (ProAm) al visitar el basurero municipal de este municipio levantó acta circunstanciada para valorar la situación y emitir un dictamen sobre las normas que no se cumplen “y si es el caso aplicar las medidas de mitigación de los daños ambientales”.

Así lo informó la propia dependencia, que motivó pronunciamiento del presidente del Consejo Municipal de Ecología (Comec), Luis Antonio Valdovinos Jacobo, quien deseó que se ponga remedio a la contaminación que se provoca con el “relleno sanitario”.

Al fijar que “nuestro basurero” poco ha importado a las autoridades municipales, expuso que cientos de litros de lixiviados diarios bajan hasta los esteros y emisiones de dioxinas en cada incendio, “sin contar todo lo demás”.

Ojalá y la ProAm ahora sí presione para que realmente se haga algo para remediar el problema, manifestó, mientras la Procuraduría informó que realizó una visita de inspección y vigilancia en el actual sitio de disposición final de residuos sólidos urbanos “y de manejo especial” de este municipio.

El basurero, indicó ProAm, se ha denunciado por su inadecuada operación, en consecuencia, Juan Carlos Vega Solórzano, titular de la institución, instruyó la visita por inspectores con la finalidad de garantizar el cumplimiento de la legislación ambiental.

“Queremos que todos los rellenos operen de acuerdo con las normas ambientales vigentes y que las y los presidentes municipales busquen los mecanismos para reducir y aprovechar al máximo los residuos, el objetivo de estas visitas es también dar pauta para que los ayuntamientos trabajen en regularizar sus sitios de disposición”, señaló el funcionario.

Se estableció que durante esta visita, se registró que en el sitio se disponen en promedio 7 mil 800 toneladas de basura al mes, habiendo un espacio destinado para la separación de residuos de plástico para su posterior reciclaje, además de contar con geomembrana y una fosa para lixiviados, de los que no se precisa su condición actual.

Se requirió a los responsables presentar las autorizaciones ambientales correspondientes, las cuales no se exhibieron al momento de la visita, se señala, mientras se asegura que habrá seguimiento al tema y acompañamiento al gobierno cardenense para que cumpla con normatividad.