Pandemia ha bajado quejas ante Derechos Humanos no así trabajo

0
293
Lic. Agustín Zapién Ramírez, Visitador Regional de la CEDH.

Por Francisco Rivera Cruz

El trabajo en la Visitaduría Regional de la Comisión Estatal de los Derechos Humanos (CEDH), no ha parado, incluso en los días de bandera roja por Covid-19, se mantuvo con una guardia, brindando orientación y recibiendo quejas de quienes creyeron vulnerados sus derechos.

Agustín Zapién Ramírez, Visitador para esta zona por parte del organismo estatal, dijo que el año pasado a estas alturas iban abiertos 300 expedientes, frente a los 88 de este año, sin embargo se han inspeccionado el Hospital General, el Centro de Readaptación Social (Cereso) y la barandilla de la Dirección de Seguridad Pública.

Por la misma pandemia, apenas cuatro o cinco expedientes está concluidos, y la mayoría se hallan en curso de atención o en espera de las respuestas a las partes involucradas o señaladas, detalló.

En el caso del Hospital de la Secretaría de Salud, que se hizo bajo estrictos cuidados para el personal inspector, se levantó el reporte de que hace falta personal especializado y para atender la situación de la pandemia, que había sido caso de queja.

En el Cereso, se encontró que no han registrado enfermos de Covid-19, pero familiares que quejaron de que no se les permite contacto físico con los internos, hallando que la dirección del reclusorio reporta que la medida obedece a que se quieren evitar contagios, y a cambio, se les facilitan los medios electrónicos para encuentro con parientes.

Y por lo que ve a barandilla de seguridad pública se dejaron las recomendaciones respectivas.

Finalmente Zapién Ramírez señaló que la Visitaduría a su cargo no ha participado en los operativos para las medidas del Covid-19, y que los mismos no han reportado quejas, excepto la del propietario de un gimnasio que se inconformó por un operativo “dantesco” para un cierre temporal en el que las fuerzas del orden y personal de Reglamentos acudió “para tomarse la foto”, pero decidió no presentar queja formal.