SE DEBE FOMENTAR ENTORNO FAVORABLE, NO PONER TRABAS A EMPRESAS: AIEMAC

0
355
Carlos Enríquez Barajas, Presidente de la Asociación de Industriales de Michoacán (AIEMAC).

* Llama Presidente de la Asociación de Industriales de Michoacán al gobierno municipal a dialogar con ArcelorMittal para dirimir conflicto, para no ahuyentar la inversión y afectar a miles de empleos.

 

Por Rafael Rivera Millán

En lugar de andar poniendo trabas a las empresas, el gobierno municipal debe de generar un entorno favorable para el desarrollo industrial, para fomentar más la inversión de este sector que es el que genera más del 80 por ciento de los empleos en la región, señaló en entrevista telefónica con este diario, Carlos Enríquez Barajas, Presidente de la Asociación de Industriales de Michoacán (AIEMAC).

Pero la reciente acción que acaba de realizar el gobierno municipal, con la clausura del área de Minas de la empresa ArcelorMittal, lo único que se genera es incertidumbre en el inversionista, en lugar de generar condiciones atractivas para que vengan a apostarle al desarrollo de la región, ya que estas acciones, con o sin fundamente, hace que los empresarios la piensen dos veces para venir a Lázaro Cárdenas y mejor prefieran irse a asentar a Guanajuato o Querétaro.

“No sé si el gobierno municipal ha dimensionado la responsabilidad que le tocaría en caso de que ArcelorMittal decida embancar el Alto Horno “Eréndira” y detener en poco tiempo la producción de largos, cómo se va a echar al lomo la responsabilidad de 50 mil personas que dependen de la actividad de la empresa acerera”, puntualizó.

Exhortó a la alcaldesa Itzé Camacho a que aprovecho la coyuntura de que ella es del mismo partido que el presidente de la República Andrés Manuel López Obrador, para que busque generar atractivos para incentivar a los inversionistas a asentarse en Lázaro Cárdenas, pero en lugar de ello los golpea. “Y con esto no estoy diciendo que pase por alto la obligación que tienen las empresas de cumplir con toda la reglamentación. En lugar de clausurar debió llamarlos a una mesa de diálogo y decirles qué estaban incumpliendo para apoyarles a solventar esa cuestión y continuar con su labor”.

Esta acción (clausura), con fundamento o sin él, pone en riesgo a una empresa de la talla de ArcelorMittal, pues hay que recordar que a pesar de que se canceló la Zona Económica Especial, la empresa acerera le siguió apostando a la región y está invirtiendo más de mil millones de dólares en la construcción de su planta laminadora.

Pero, reiteró “me parece que el gobierno municipal no ha dimensionado la responsabilidad de tener al mayor empleador del estado, debe acompañarlo para ayudarle en lo que requiere para tener sus permisos y seguir operando, darle condiciones a quien ya está ahí, no pelearse con ellos o ponerles trabas, abrir mesas de diálogo para ver qué se puede resolver en cuestión de tramitología”.

Para la Asociación de Industriales de Michoacán dijo, lo realizado por el gobierno de Itzé Camacho, es el reflejo de que va caminando en líneas distintas por las que transitan los inversionistas.

“El ayuntamiento debe poner mesas de diálogo donde haya fomento al trabajo y al desarrollo económico, para hacer que las familias de los obreros y empleados tengan una mejor calidad de vida y no poner en riesgo su estabilidad laboral en una zona que lleva ya 30 años esperando el desarrollo del megaproyecto del puerto y sólo nos hemos quedado esperando el año bueno. Yo creo que la alcaldesa tiene una responsabilidad y oportunidad de utilizar para bien sus contactos con el gobierno federal para que Lázaro Cárdenas camine bien”, recalcó.

Y concluyó diciendo que ojalá y que este pleito entre el gobierno municipal y la empresa ArcelorMittal no siga en una relación tirante, “como la hemos visto en los últimos 18 meses, que en lugar de división pueda haber un acompañamiento para generar mejores condiciones de vida para todos”.