Un narcisista en casa

0
894

Por Ernesto Salayandía García

Esta enfermedad es de fondos

El punto es que pocas personas aceptan que están enfermos y enfermos, lo estamos todos, ignorarlo, no es un pecado, es un gran error, para aceptar que tengo un problema, tengo que tocar fondos y fondos los toca la niña que se corta su piernitas con la navaja del sacapuntas o se quema con la braza del cigarro, los toca, el neurótico que explota, que lastima a sus seres cercanos, o el vigorexico que se pasa más de 8 horas en el gimnasio, también los toca sus propios fondos, el ludópata que pierde todo, es capaz de apostar a su esposa, quedando en la ruina total, de una u otra manera los enfermos emocionales tocamos esas consecuencias, gracias a nuestras propia vida ingobernable, a nuestra personalidad narcisista, toca fondo, el codependiente, como también, la mama del marihuano , la esposa del cocainómano, el mismo cocainómano o la secuestrada por un neurótico, por supuesto, el maniaco depresivo, que se auto destruye intentando suicidarse, claro, que hay de fondos a fondos , yo los toque, yo los viví, uno de ellos, fue el andar con una extrema ansiedad, de farmacia en farmacia, buscando la morfina sintética, me volví loco, lo perdí todo, veo mi propia experiencia en la vida de muchas personas, muy enfermas , obsesionadas en sus pensamientos, emociones encontradas, negadas, pretendiendo que los otros cambien, sin cambiar ellos, viendo con lupa, los errores de los demás, como dice el dicho, ver la espiga en el ojo ajeno , no ver la viga en el propio, pero la experiencia me indica, sufrir para merecer, fondear para despertar, para ofrecer un cambio de actitud diferente, ponerle acción y emprender un nuevo vuelo, en todos estos años, me veo en vivo y a todo color como codependiente o como cocainómano compulsivo, me veo como ludópata, o neurótico, me veo en infinidad de gente que sufre como yo sufrí, pero creen que el resultado es exprés, instantáneo como el Nescafe, así de rápido, resultaos inmediatos, sin hacer el más mínimo esfuerzo.- Instantáneo como la sopa Maruchan.

La del problema no soy yo, yo no fumo mariguana

A mi estudio. Llegan mamas angustiadas, desesperadas, pidiendo ayuda urgente porque su hijo, se droga mañana tarde y noche, no estudia ni trabaja ni hace nada, es explosivo, antes no era así, es lo que dicen todas, ahora, es violento, irrespetuoso, grosero, habla a solas, se ríe, aplaude, y luego, corre asustado…. Dame tips de qué hago, cuando fume en su cuarto, que le digo y como le digo qué no se vaya a fumar mariguana a la azotea, dime, como hacerle para que no me rompa cosas, no me grite….Y después de escuchar el serio problema en que se encuentran, de analizar la situación, de proporcionar, de acuerdo a mi experiencia, así como mis conocimientos, suministro información, pero la mayoría, quiere escuchar lo que ellas quieren escuchar.- Mira, le digo, todas las drogas provocan trastornos de personalidad, yo cambie por mi compulsión, me volví neurótico, depresivo, muy agresivo y el marihuano, deja de ser pasivo, la sugerencia que te hago, es que aprendas a vivir en armonía, vivir en paz interior y cuando sea el momento, cuando tu estés bien, contigo misma, entonces vas a ponerte límites, serás muy firme porqué tendrás la fortaleza.- Pero dime Ernesto, como le hago y que hago cuando llega drogado, que es lo que hare.- Por el momento nada, crece espiritualmente, cuando estés lista, puedes ponerte cualquier limite, pero tienes que trabajar en ti.- Y en mi porqué, si yo no fumo marihuana.- No, no fumas, pero tu neurosis no te permite controlar la situación.- Entonces, que hago, sentarme a verlo que se drogue? .- No, prepárate para ser fuerte, él se te salió de control y lo que has hecho, en los últimos años, no te ha funcionado.- O sí? Pero, que limites debo de poner.- Simple.- Si te vuelves a drogar en tu cuarto, o llegas drogado, te vas de la casa.- Yo no lo voy a permitir.- Estas loco Ernesto, como se te ocurre?- Loco yo?-

El drogadicto, nace o se hace

Hay un desconocimiento total de la enfermedad, como padres cometemos sendos y severos daños emocionales a los hijos, propia miente los empinamos al laberinto emocional, hay que aclarar, que no solo se trata de alcohol y drogas, esta enfermedad es sumamente compleja, perra enfermedad, maldita enfermedad perversa del alma, no es un resfriado, no hay “TIPS”, es genética, es una herencia maldita ,una herencia neurótica qué viene de abuelos a padres y de padres a hijos, él adicto, nace y se hace en su hogar.- Somos tóxicos.- Donde las miserias espirituales se manifiestan con padres enfermos, de pésima comunicación, seres raros, sin valores, ni ejemplos dignos, parejas disparejas que pelean por todo y por nada, padres sin tacto ni estructura emocional, sin guía ni cuidado, muchos, apapachan, sobre protegen, pero sea como sea, fabrican drogadictos, enfermos emocionales, pero, cuando estos se prenden de la sustancia, todo el mundo sale corriendo echándose culpas uno al otro, buscan la pésima solución de internarlo en un centro de rehabilitación y sale más caro el caldo que las albóndigas, el mediocre drogadicto, se pasa la vida, de un anexo a otro, recaída tras recaída, el origen de un adicto, estriba en su ansiedad, en sus conductas toxicas, en su vida ingobernable y puede salir de una clínica o de un centro de rehabilitación, pero si la familia, no trabaja sus emociones y su interior, si no hay un crecimiento espiritual, tarde que temprano, el adicto encontrara todo tipo de pretextos para reventarse, el adicto, tiende a repetir los mismos errores, igual que la familia y no rompe con los viejos moldes un claro ejemplo de ello, me lo dijo Fernando, un farmacodependiente, de 37 años, la mama le tenía pánico, trabaje con ellos, mi sugerencia, no le des dinero, no le des pastillas, sácalo de tu casa, ayúdale a tocar fondos, ella, se tardó más de tres años en tomar la decisión- Mi madre prolongo mi agonía

Perdí mi programa en la radio -Me corrieron- quebré en todos los sentidos, quede en la ruina espiritual y siempre tuve dinero para sustanciarme, me madre, pudo haber cerrado esa llave, que en promedio eran más de mil pesos diarios, ella vivía en mi casa por temporadas, vivió mi decadencia, mis delirios de persecución, fue testigo de mi celotipia infernal, de mi vida incongruente, pero no sabía cómo ayudarme, no tenía la información, se sentía culpable, muy responsable de mi situación, no hubo límites de su parte, en esa temporada, me fui vivir con ella a la CDMX, todas las noches, todo el tiempo, había ron y muchas botellas de licor, yo me empinaba la pata de elefante, de Bacardy, por supuesto, acompañada de mis paces de cocaína, ahí estuve cerca del año, bebiendo y drogándome de noche, durmiendo de día, estoy seguro, que si mi madre hubiera tenido la información, la orientación, ella, hubiera trabajado en su armonía y hubiera puesto limites, como dejarme sin dinero o échame de su casa. No lo hizo, me apapachaba demasiado, diariamente me mandaba el desayuno a la cama a las dos o tres de la tarde, a la hora que me despertara, sin faltar mis cervezas bien frías.-

El hombre llega, hasta donde la mujer lo permite

Cuando voy a las escuelas, les hablo a los niños de mis fondos, de mi vida incongruente.- Le digo.- Trate de matar a mi mujer.- Ahorita estaría en la cárcel sentenciado por asesinato.- Drogado, loco, neurótico, trate de ahorcarla y narro la escena, describo a detalle cómo se encendió mi ira, le despierto la reflexión, al mencionar que yo llegué a ese momento de haber pretendo matarla, porqué ella lo permitió, yo llegue hasta donde ella quiso que llegara, estoy seguro, que si la primera vez que la insulte, que le grite, que la maltrate, ella, me hubiera dicho.- No voy a permitirme, que me insultes, no voy a permitirme, que tú me faltes al respeto y me hubiera mandado a freír espárragos, no hubiera llegado a ese momento, pero llegue, nunca hubo un límite.- Muchas mujeres, no tienen la autoestima sólida, caen en el juego de la enfermedad y permiten que les hagan daño, no tienen respeto por ellas mismas y dejan a una pareja, después, salen de Guatemala y entran a wáter peor, ellas atraen las relaciones toxicas, cuando hago alguna sugerencia, me dicen.- Ernesto,. Eso ya lo trabaje.- Si, pero no lo has trascendido, caíste en el mismo juego, como que no lo creen, se dan casos, que después de algunos meses, después de haberse librado de un enfermotote, conocen a alguien, al principio, hay fuegos artificiales, es el amor de mi vida, – Mi príncipe azul.- luego el cuento es otro cuento, se dan cuenta que el tipo está sumamente enfermo, peor que el anterior y mientras no se tenga una liberación emocional, un crecimiento espiritual, una madures e inteligencia emocional, habrán de cometerse los mismos errores.