Cosas de la vida, matrimonio alcohólico

0
617

Por Ernesto Salayandía García

No hay peor lucha que la que no se hace

A principios de semana, llegó Tere hecha trizas, con un costal enorme de dolor, llorando, desesperada, pidiendo ayuda debido al alcoholismo de Memo, su esposo. Recuerdo que antes de que ella entrara a mi estudio, escribía yo un artículo sobre el conformismo del adicto, de cómo, este veneno, esta actitud mediocre hunde al ser humano, escribía sobre la distinción del líder y el  ser fracasado, de esa gran diferencia que hay entre el triunfo y la derrota, sin duda, el conformismo o la ausencia de sí mismo, es algo sumamente básico. Tere se echó a llorar en mi hombro, la abracé,  trate de consolarla, me llene de ternura e impotencia.- La verdad de las cosas, es que Memo no quiere salir adelante.- Me acordé cuando lo recogí después de una plática que di en un ejido, él estaba pidiendo ayuda, tipo mendigo en la estación de gasolina, ,  se acercó a mí dejándome, el tufo penetrante,  esa locación tan característica en un borracho, como yo,  el tufo, me pega hoy, lo repudio y comprendo lo desagradable que habrá sido para mi mujer soportar la pestilencia de mi cuerpo por muchas noches, por mucho tiempo, yo destilaba alcohol hasta por los poros y Memo, no hizo otra cosa más que recordar lo teporocho que fui, hoy no solo por la Gracia de Dios  y me empeño por cambiar mi estilo de vida.

El que nace para maceta, del corredor, no pasa

Tere se sentó desahogada, sé que nadie sabe lo que pesas el muerto, solo el que lo va cargando,-  le hice un recordatorio.- Memo pedía korima, ( que quiere decir  comparte en  dialecto Rarámuri, Tarahumara) en la gasolinera, se hacia el simpático, estirando la mano,  sacaba  monedas para la Tonaya , que es  alcohol, puro, sin nada de nada, cuando lo conocí, era un esqueleto, sucio, con muchas semanas sin bañarse, sin lavarse la boca, de ahí, me lo lleve a un centro de rehabilitación, les pedí que de favor me lo aceptaran, con la ayuda de Dios, le conseguí la beca, algún par de amigos de ayudaron con ropa, le lleve dinero para que tuviera para su soda, sus cigarros, papas y dulces, fui a darle pláticas en lo individual y en  grupo, terminó el proceso, le conseguí trabajo de mecánico, según él, es el mejor mecánico de México, pero, antes, delante de su familia, le pedí que fuera a hacer su Cuarto y Quinto paso. que es una experiencia espiritual.  También le sugerí, que estuviera presente en una junta diaria de Alcohólicos Anónimos, Tere y yo nos hablábamos todos los días, la primera semana, todo marcho de maravilla.  de repente, Memo llegó totalmente borracho, un día, cuando estaba crudo, fui a su casa a hablar con él, le sugerí que fuera a un grupo, que ya eran muchos los problemas que estaba causando, que Tere tenía una demanda por violencia doméstica, agresiones  y que después iba a ser más difícil llegar a esa casa, porque cada vez que fuera, como fuera, la policía lo iba a detener, le ofrecí ayuda,  que se fuera a mi estudio,  a la capacitación emocional, de una u otra manera, lavando carros, haciendo mandados, él tendría algunos pesos de ganancia, así fue, iba a medios tonos y ya como a las doce, ya estaba borracho todos los días.

No Hay borracho que coma lumbre

Y una mañana, haciéndose el simpático como es su característica, en su casa,  llego la patrulla espiritual, cuatro roperotes, hombres muy fuertes, adictos y por las buenas lo invitaron a subirse a la patrulla, lo de siempre.- El gritaba.- Ernesto, no seas gacho, ya me voy a portar bien, ya voy a ir a las juntas, te lo prometo Ernesto, la neta, créemelo.-  Ahí pasó tres meses, mismos que estuve al pendiente de él, yendo a platicar y a compartir en las juntas, mismos que me mantuve en comunicación con Tere.- Felices vacaciones.- Le decía cada vez que hablábamos y el mismo comentario.- Ya no quiero que viva en mi casa.- Ayúdame a hacer algo.- Por desgracia el tiempo pasó, Memo salió, ahora sin dientes por un pleito interno que tuvo con otro, salió lleno de resentimientos, no es nada grato un proceso, ni vivir con tantos espejos, con tantos reflejos, adictos, teóricos, borrachos, mediocres, enanos, igual a uno y cuando salió se fue a vivir a la misma troca vieja, abandonada,  donde yo lo conocí, en ese ejido, ahí dormía, ahí vivía, ahí hacia sus necesidades, dando lastima y algunos vecinos me llamaban.- Oiga don, venga por Memo, se va a morir. Una mañana, muy indignado llegó a reclamarme el por qué lo había exhibido públicamente.- Si te cayó el saco póntelo.- El artículo no dice Memo con tu apellido, ni tu nombre, ni que fueras tan importante  ¿O sí? Y  tú  sabes, el mundo está lleno de familias como la tuya, como Tere que te ha soportado años y tú sabes que a estas horas del día, eran las once de la mañana, muchos trabajadores de PEMEX, Comisión Federal, TELMEX, de las gaseras, junta de aguas,  repartidores de leche, refrescos, muchos jardineros de escuelas, incluso maestros, burócratas, secretarias, muchos, andan como tú desde tempranas horas del día, valiendo monjas. Muy indignado salió de mi  estudio.- ¡Y no se te ocurra volverme a anexar!.- Todavía, lleno de soberbia me tiro sus amenazas.- Lo volví a canalizar a un centro de rehabilitación, pedí ayuda y me dieron respuesta.-

La tercera es la vencida

Tres meses después, Tere,  vivió como una luna de miel, Memo se mantuvo limpio un buen rato, juntos trabajaban en casa haciendo empanadas, ya con buena cartera de clientes y Memo salía a vender, todo iba de maravilla, ellos disfrutaban al nieto, un recién nacido. Mientras que, Joel, el hijo de 22 años,  felizmente se ganaba  la vida vendiendo periódicos, echándole los kilos a la vida a pesar de su discapacidad mental,  Memo iba a visitarme, siempre oliendo  al helicóptero, es decir, La Toyadita,  diciendo que no se había echado nada, tomado, con grandes planes, con grandes ideas, mentira tras mentira, le ofrecí se fuera a México en calidad de terapeuta a un centro de rehabilitación de unos buenos amigos, era verdad, me tiró a Lucas, Tere se animó tanto que busque ayuda, toque un buen número de puertas para conseguir el boleto de avión, por supuesto, sin regreso, pasaron los días, y cada vez el costal de Tere se cargaba más y más.- Ya no aguanto, Ernesto, ya no soporto vivir con un borracho.- Y en una de las juntas que tenemos los miércoles en el grupo Volver a Empezar.- Tere hizo catarsis.- Todas las noches es un infierno, primero, no sabes si le pasó algo o como va a llegar, cuando entra, cayéndose empiezan los insultos, de prostituta no me baja, tira la comida al suelo, abre el refrigerador y comienza a lanzarnos a todos los toper´s y lo que encuentra, la casa queda destrozada, yo tengo miedo de mi misma, porque le pego con la escoba o un palo y él no se defiende, me lleno de ira, no puedo detenerme hasta que él se encierra en un cuarto, he tenido que esconder los cuchillos por miedo a matarlo.

No hay plazo que no se cumpla

En 3 años o más, Tere siempre ha encontrado un apoyo en mí, no estilo negarme, ni ofrecer lo que no puede cumplir, sé que el dar es servir a Dios y sé que debo de hacer el bien, sin mirar a quien. Lo internamos en México, duro allá 6 meses, pero regreso a Chihuahua con más vuelo que antes-  De nueva cuenta, Tere se acercó a mí, hicimos un escrito solicitando la beca del internamiento en un proceso de tres meses, felizmente tuvimos la suerte y nos la dieron, luego, como este centro no tiene el servicio de la patrulla espiritual, solicitamos ayuda en Seguridad Publica en un área especial, la víctima, llena una solicitud, la patrulla, de   a deberás, tres o cuatro oficiales fueron , a su casa y por las buenas lo invitaron  a subir a la unidad  así lo hicimos, todo esto fue a principio de año, de ahí, pasaron los tres meses y un buen día me los tope muy agarraditos de la mano.- Bendita codependencia.- Me dije a mi mismo y como este cuento no se ha acabado, quiero decirte que con la  ayuda de buenos amigos, logré otra beca por otros 3 meses y en un ratito más, la patrulla municipal fue  por Memo; en principio, esperado que esta vez si quiera entrarle al programa de los 12 Pasos de AA, esperando que se desintoxique, que pueda nutrirse porque esta anémico y en este tiempo, más que suficiente, Tere habrá de concluir su divorcio y una demanda  que la proteja del hostigamiento, agresiones, violencia y otros delitos de los que ha sido víctima, finalmente, comprender que tipos como Memo, es como lavarle la cabeza al burro, pierdes el tiempo, el agua y el jabón y tal vez te ganes un patadon por andar ayudando.- Tere, habrá de cerrar el círculo, el circulo de La Saliva del Diablo, las puertas quedaran selladas de ese maldito infierno que un borracho les da a su esposa e hijos.- No hay mal que dure cien años, ni Tere  que los aguante. Yo de ahí vengo.- Gracias por leerme y más por escribirme.- ernestosalayandia@gmail,com 614 256 85 20 https://www.youtube.com/watch?v=kK0ItWG00JY gracias por compartir.