En Tarímbaro vamos a mejorar las condiciones de desarrollo para la infancia: Toño Soto

0
68
Existe una desatención clara hacia las necesidades de niñas y niños por parte de las autoridades municipales de Tarímbaro: Toño Soto.

Es vital mejorar las condiciones de desarrollo de nuestras niñas y niños, y en Tarímbaro con la unión de esfuerzos, de manera decidida, lo vamos a lograr, subrayó en entrevista Antonio Soto Sánchez, candidato de los partidos de la Revolución Democrática y Revolucionario Institucional para diputado local por el Distrito 08, de Tarímbaro.

Cuestionado a propósito de la difícil situación que hoy día enfrenta la infancia en Tarímbaro, con áreas verdes descuidadas, espacios deportivos deteriorados e inseguros, el candidato subrayó que existe una desatención clara hacia las necesidades de niñas y niños por parte de las autoridades municipales, por lo que es necesario que quienes gobiernan, estén obligados de la manera más estricta y por mandato de Ley, a poner el interés superior de la niñez como una de sus prioridades.

A pregunta expresa, refirió que las niñas y los niños necesitan el apoyo de quienes ejercen cargos de representación popular, y de quienes tienen en sus manos el ejercicio de la tarea pública, por lo que dijo tiene en la mira -en caso de lograr el respaldo ciudadano el seis de junio-, una profunda revisión del marco normativo existente para ampliar la protección a los derechos de niñas y niños, no sólo desde la ley específica para su atención, sino de todos los ordenamientos legales existentes que inciden en el desarrollo infantil.

Apuntó que se la violencia infantil además de temas de agresiones y abuso físicos, implica también la falta de oportunidades para nuestras niñas y niños, ignorar sus necesidades, por lo que hoy puede decirse con toda claridad que en Tarímbaro diariamente la infancia es víctima de violencia por parte de quienes están obligados a combatirla.

Soto Sánchez recalcó que desde el Congreso local habrá de trabajar para que nuestro marco normativo sea eficaz para que durante la primera infancia, los menores cuenten con todas las vacunas que les correspondan, así como para que tengan acceso a servicios de estancia infantil o educación inicial y reforzar la promoción de hábitos de consumo alimentario que contribuyan a una nutrición adecuada.