Tengo derecho a negar 3 veces a Jesús Reyna y no lo conozco: Ramón Segura

0
230
Ramón Segura Arreola, dirigente municipal del PRI.

* Al PRI no le fue mal, es tercero en LC; pelea hasta cuatro regidurías, dice el dirigente municipal.

Por Francisco Rivera Cruz

Para Ramón Segura Arreola, presidente municipal del Partido Revolucionario Institucional (PRI), a su instituto no le fue mal en las elecciones del domingo anterior, pues de ser quinto en el municipio ahora es tercero y peleará por meter dos regidores, uno más que en la actual administración municipal.

Recordó que el tricolor no compitió solo, y en la alianza con el Partido de la Revolución Democrática (PRD), hasta cuatro regidurías peleará, porque aunque los números todavía no cierran ni son definitivos, tienen en la bolsa tres, y tras una para el PAN, la quinta posición plurinominal, la pudieran obtener para otro priista.

Señaló que al PRI le fue bien en esta elección, porque de 46 diputaciones subirá a 92, en la Cámara Baja, donde en el caso de Michoacán, de 12 distritos triunfó en 8.

De los 24 Distritos en Michoacán, para el Congreso local, se impuso en 15. “Los números son positivos hasta a nivel municipio, tuvimos un regidor, ahora vamos por dos”.

¿No es optimismo cuando se perdieron gubernaturas?, se le inquirió, y sostuvo que en el caso de la gubernatura de Michoacán, no está decidido nada. Se va al voto por voto y casilla por casilla.

Inconforme porque ayer, este medio publicó que el PRI Lázaro Cárdenas se desdibujó, dijo que esa apreciación “es falsa de toda falsedad” que incluso causa un daño patrimonial al partido y desmoraliza a los priistas.

A sus números, al PRI le fue mejor esta vez, a pesar que tuvo menor votación que hace tres años, cuando la candidata a la alcaldía Eloísa Berber tuvo 7 mil votos, “porque (esta) fue elección atípica”. Esta vez, y contabilizadas el 98% de las actas, el tricolor tiene 5 mil 875 votos.

Argumentó que la elección fue compleja, de situación inédita, y se documentaron algunas anomalías, que se llevarán a los tribunales, de ser necesario, incluida la apertura de las casillas dos horas tarde que “parece que fuera premeditado”.

De las filas del PRI, se fueron el anterior presidente del partido, Sergio Gallo; la ex candidata Eloísa Berber y el expresidente David Zamudio, pero no se llevaron gente, y eso que la “votación total válida, apenas va a salir”.

No se llevaron gente pero los números en el PRI no se ven, le fue cuestionado. Segura Arreola dijo estar “en contra de que dañen al PRI, pero nada les obliga a que piensen como yo”, y adentró que “creemos en la libertad de pensamiento; la puerta está abierta. Regresan por cariño a casa. Aunque la misma militancia los castiga cuando llegan”.

Para el dirigente partidista, los mencionados hicieron actos indebidos y faltaron a los estatutos del PRI, por lo que podrían ser sancionados, si algún militante interpone la queja.

Al recordarle que en cada proceso electoral se da esa situación, porque en 2018, algunos equipos no respaldaron a Eloísa Berber, el abogado dio la razón y recordó que esta vez la suplente de la regidora Lupita Chan, se fue a Morena y ganó.

Comentó que no se prevé castigo aunque se ocupa imponerlo, además que la militancia vaya premiando la lealtad, situación que seguramente se va a plantear en asamblea nacional del priismo.

¿No incidió aquí que el ex gobernador priista Jesús Reyna se pronunciara por otro proyecto?, se le cuestionó finalmente, a lo que el dirigente, selló “Tengo derecho a negarlo tres veces, y no conozco a Jesús Reyna, ja, ja, ja.