Sin afectaciones infraestructura portuaria, reporta la APILAC

0
118
Luego de la TT “Dolores”, la actividad ha vuelto a la normalidad en las diferentes terminales portuarias de este lugar, las cuales no sufrieron ningún daño, según reporte de la APILAC.

Redacción

Tras el paso de la Tormenta Tropical Dolores, la Administración Portuaria Integral de Lázaro Cárdenas llevó a cabo el protocolo de inspección de la infraestructura portuaria, por medio de un equipo de trabajo conformado por técnicos capacitados, constatando que no se presentaron daños tras los fuertes vientos y lluvias presentadas tras el fenómeno meteorológico.

Detallando que los equipos de apoyo a la navegación como señalamiento marítimo, boyas, balizas, radares, profundidad en canales y muelles, escolleras, protección playera, accesos, vialidades, vías ferroviarias y así como el Centro de Control de Tráfico Marítimo, Terminales Portuarias, la Aduana Marítima y demás instalaciones no sufrieron afectaciones.

La APILAC, previo a los posibles efectos de la Tormenta Tropical adoptó todas las medidas pertinentes y una comunicación constante con terminales y prestadores de servicio para el resguardo de mercancías y embarcaciones con el propósito de evitar algún incidente o pérdida, reconociendo así el apoyo y la cultura de prevención de la comunidad portuaria.

Se mantuvo vigilancia y un monitoreo constante en coordinación, para que las operaciones portuarias de este recinto continúen de manera segura y eficaz, ofreciendo así soluciones integrales a la cadena logística que se moviliza en esta plataforma.

Con las normas adecuadas de protección portuaria, el Puerto Lázaro Cárdenas se convierte en uno de los recintos más importantes de América Latina, además de los avances tecnológicos, la capacidad de sus servicios, y calidad de su capital humano, han sido pieza fundamental para lograr este crecimiento siendo un ejemplo de modernidad y punta de lanza para los mercados internacionales.

Con esto queda demostrado que el Puerto Lázaro Cárdenas cuenta con solidez y los avances de infraestructura para mantener en óptimas condiciones cada una de sus instalaciones, vialidades, vías férreas y canales de navegación ante este y otros fenómenos de esta naturaleza.