Ejército Mexicano cumple casi 100 años de ayudar a la población civil

0
181
Coronel de Infantería Carlos Alberto Soto Muerza, comandante del 82 Batallón de Infantería, durante la presentación del personal a su mando, responsable de llevar a cabo la implementación del Plan DN-III.

Por Rafael Rivera Millán

Durante la mañana de ayer, el 82 Batallón de Infantería, a cargo de su comandante, el coronel de infantería Carlos Alberto Soto Muerza, dio a conocer un video en donde se reseñan casi cien años de que los miembros del Ejército Mexicano han ayudado a la población civil en casos de desastres naturales, sobre todo en zonas como Lázaro Cárdenas, de alta sismicidad, y propensa a recibir los embates de los huracanes y otros fenómenos como el Mar de Fondo.

Luego de degustar el desayuno ofrecido a los representantes de los medios de comunicación que acudimos a las instalaciones del 82 Batallón de Infantería, cada uno de los comandantes de las diferentes áreas o secciones, responsables de brindar la ayuda a la población civil, explicaron en qué consiste el actuar de cada uno de ellos.

Así, en el patio de honores, donde se encuentra la monumental asta bandera nacional, los medios de comunicación ahí presentes, recibimos una amplia explicación de lo que hace cada responsable de área, cuando se implementa en Plan DN-III en casos de desastres naturales, como ocurrió el fin de semana pasado con el paso por esta zona de la tormenta tropical ”Dolores”.

Cada quien explicó lo que hacen antes, durante o después de un desastre natural, destacando además de las labores de auxilio o de rescate a la población en riesgo de sufrir daños físicos o materiales, el apoyo que reciben con comida caliente en los albergues que son habilitados, los cuales son atendidos por personal militar, dando los tres alimentos a las personas que son llevadas a los refugios temporales.

En todo momento, y ante la presencia del Coronel Soto, los militares mostraron el equipo de radio comunicación de largo alcance que tienen a su disposición para ser utilizado sobre todo en sitios donde no hay cobertura telefónica normal o celular o internet, para llegado el momento, pedir también la ayuda o el apoyo que se requiera para brindar la atención a la población enclavada en sitios de difícil acceso y que estén siendo afectada por un fenómeno natural.