Cuestionan gasto y riesgos sanitarios de la consulta popular, de ayer domingo

0
175
De 1,600 boletas para la consulta ciudadana de ayer, asignadas a una casilla ubicada en el interior del ITLAC, al medio día no se terminaba de utilizar un bloc de 100 boletas. (Foto: Kike Rivera).

Por Francisco Rivera Cruz

¿Realmente vale la pena, gastar más de 500 millones de pesos en hacer una consulta que en todo caso, si hay delito, debe aplicarse todo el peso de la ley?, señalaron ciudadanos en las redes sociales, respecto a la encuesta popular de este domingo.

“Un fiasco de consulta desde su concepción… la aplicación de la Ley no se pone a consideración… estos son…” (coloca una serie de emojis) entre ellos un payaso, el usuario Antonio Medina.

En una de las cadenas de mensajes, y al calificar “cortina de humo bastante cara”, se preguntaban para qué podría servir los más de 500 millones de pesos gastados en la consulta.

Uno de los participantes, contestó que “esos pesos” pudieron dedicarse a medicinas o mejor pago a médicos que atienden el Covid, “pero brutamente” expusieron a más ciudadanos a los contagios.

La consulta ciudadana de ayer domingo 1 de agosto tuvo un costo cercano a los 528 millones de pesos, informaron los consejeros del Instituto Nacional Electoral (INE), Carla Humphrey Jordan y Uuc-kib Espadas Ancona.

Se contempló desde el desarrollo, cómputo de las boletas y los resultados de la consulta ciudadana con la que se busca enjuiciar a expresidentes, de acuerdo con la promoción que se hizo.

Félix Salgado, ex candidato a gobernador de Guerrero, culpó al INE del fracaso de resultados porque le faltó trabajo de promoción. Mientras Gutiérrez Müller, esposa del Presidente AMLO, recriminó la falta de casilla especial.

El INE solicitó originalmente la asignación de un presupuesto por 1,499 millones de pesos para la organización de todo el ejercicio democrático, debido a la austeridad republicana del gobierno obradorista, se tuvo que ajustar a 890 millones de pesos, pero Hacienda ordenó que se ejerciera menor suma.

La Secretaría de Hacienda y Crédito Público, solicitó ajustar el presupuesto a 890 millones de pesos para instalar 91 mil mesas receptoras, pero tampoco se aceptó por lo que finalmente, se instalaron a lo largo del país 57 mil casillas con un presupuesto superior a los 500 millones de pesos.

El ejercicio, tuvo defensores y críticos. Entre los diversos sectores que cuestionaron, se señaló hacerlo en medio de una crisis sanitaria derivada de la pandemia por Covid-19, que pondrá mayor presión a los servicios de salud, en los próximos días.

“Sólo es sarcasmo, sé que nunca los vamos a ver presos y sólo fue un gasto innecesario. Mejor lo hubiera invertido en medicamentos”, publicó una usuaria.