URGE DARLE ORDENAMIENTO A LA CIUDAD; DEBE HABER VOLUNTAD OFICIAL PARA ELLO

0
95
Anoche en el Noticiero, representantes de la CMIC (Ing. Mario Hugo Rangel Rodríguez), del Colegio de Ingenieros (Ing. Silvestre Ramírez Orozco), del CCE (Ing. Manuel Ferrayola Guzmán y del Colegio de Arquitectos, la Arq. Cinthya Selene Hernández Mendoza, compartieron opiniones sobre el Reglamento de Construcciones, los DRO y el IMPLAN.

* Representantes de organismos camarales y de organizaciones de ingenieros y arquitectos, dispuestos a colaborar con la autoridad para que la ciudad y el municipio tengan una buena imagen urbana.

Por Francisco Rivera Cruz

Banquetas invadidas, falta de nomenclatura de las arterias viales, carencia de paradas de transporte público y de estacionamientos en las principales avenidas, es parte del problema de orden urbano cada vez más agudo en la ciudad.

Así lo consignaron invitados a un panel organizado por el Noticiario de Gente del Balsas para tratar los asuntos de urbanidad, en el que participaron los ingenieros Silvestre Ramírez Orozco, Presidente del Colegio de Ingenieros Delegación Lázaro Cárdenas; Mario Hugo Rangel Rodríguez, Vicepresidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción, y Director Responsable de Obra (DRO), y Manuel Ferrayola Guzmán, vicepresidente del Consejo de Vigilancia de Consejo Coordinador Empresarial; además de la arquitecta Cinthya Selene Hernández Mendoza, del Colegio de Arquitectos y DRO.

Los cuatro coincidieron en que el Reglamento de Construcción de este municipio, que data de 2011 y fue modificado en julio 2021, es moderno y actualizado, al considerar las condiciones sísmicas y de ciclones de esta zona, “con un pequeño problema, que no se aplica”.

Para el ingeniero Ramírez Orozco, se requiere que el Departamento de Urbanismo y la secretaría mismo de Obras Públicas conozca el Reglamento, y si es posible se apoye en los colegios de Ingenieros y Arquitectos para cumplir normas y tome en cuenta a la figura del DRO, a efecto de que haya quien responda a los detalles técnicos, administrativos, penal y demás que lleguen a derivar de una obra mal ejecutada.

En los colegios venía existiendo la Comisión de DRO y ha pasado a ser Comisión Mixta, que está con disposición de poner el hombro en el tema de supervisión de construcciones, considerando que está fallando la autoridad.

Una edificación de locales o casa de 2 y 3 niveles ya requiere de RDO y la solicitud de esa figura debe empezar por la autoridad al momento de que el interesado solicite la licencia de construcción, dijo el dirigente de ingenieros.

Debe ponerse al DRO en la dimensión de que es parte de la inversión y para dar certeza a planos, estructuras, y hasta la zapata ideal, que garantice que va a durar lo construido mínimo 50 años en esta zona de salinidad.

Otro espacio en el que la Comisión Mixta puede auxiliar a la autoridad, es teniendo dictámenes de las condiciones de estructuras de obras de la ciudad, pues ya edificios con más de 30 años, planeados con el anterior reglamento. Amén que la reglamentación establece que el gobierno municipal debe revisar a través de Protección Civil condiciones de lugares de concentración como discotecas, cines y otros.

Por su parte Hugo Rangel, dijo que el buen orden urbano es responsabilidad conjunta, y como sociedad vamos dando pasitos de bebé.

Afirmó que los colegios están en mejor disposición y voluntad, porque mientras mejor relación exista entre organismos intermedios y la autoridad municipal, mejor ciudad se tendrá, “pero nos dejen ayudarles”.

Se enfoca la vista al elefante en medio de la mesa y nadie ve que se construye mal en las orillas: Banquetas destruidas, invasiones, mala construcción, para caminar juntos aquí está la Comisión Mixta, insistió llamando a la autoridad, señalando que no es quitar, sino aportar.

Hizo referencia a la experiencia de que en Lázaro Cárdenas, alguien con parcela llama a un topógrafo, encala espacios y pone precio, “¿y servicios?, pídelos al Ayuntamiento”, siendo que un fraccionador debe funcionar como tal, tener proyecto que no impacte a la zona, con accesos, áreas verdes, viabilidad de agua, drenaje y calles. Planos avalados para que quienes compren tengan seguridad en su inversión, servicios y plusvalía.

En tanto que la Arquitecta Cinthya Selene, dijo que se ven asomos de mejoría urbana cuando hoy la autoridad está haciendo un cotejo de los DRO, “y es que se quiere participación e ir más de la mano”.

Anotó que a partir de los 200 metros de construcción se va ocupar un Director de Obra, según reglamentación, ello significaría que el 90% de las obras ocupará uno, y se está a tiempo de remediar porque en dos años no habría dónde estacionarse, una ciudad en cabal desorden, con peor imagen urbana, estimó.

Recomendó superar la postura de exigir que también se le facilite ocupar espacios de otros, con el argumento de por qué a fulanito sí, “hay que ir erradicando prácticas”. En un fin de semana se pueden poner escaleras en la banqueta y en busca de vivir de rentas, poner acceso a la segunda planta.

Para la exfuncionaria municipal, “Debería aplicar alguna clausura, para que camine mejor un poco. De otra forma seguirá el desorden rumbo al caos total”. Insistió en sanciones que pongan un antes y después.

Al subrayar que Lázaro Cárdenas necesita otra imagen urbana, atizó que se enfrenta carencia de estacionamientos sobre todo en arterias como la avenida Melchor Ocampo, igual que lugares apropiados para personas discapacitadas, nomenclatura en calles, existencia de banquetas, “un caos por donde se quiera”.

Por su parte, Ferrayola Guzmán, quien ha ocupado varios cargos en organismos como Coparmex en la primera etapa, Canaco y el CCE, anotó que los estacionamientos es un problema agudizado en la ciudad, por lo que habrá que pensar en edificios para resolver.

Fijó que se requiere voluntad para erradicar prácticas incorrectas que impiden aplicar el Reglamento de Construcción y que la sociedad tiene una responsabilidad y el gobierno otra, que son complementarias.

Sobre el hecho que se señalara que hay comercios que ampliar y ocupan la banqueta, dijo que desde la Reglamentación debe verse el asunto, porque no hay garantía por las autoridades y si el comerciante no toma la banqueta, otro se la toma.

Por ello es de vital importancia la planeación, “importantísimo, porque ya no es ranchería, y sin planeación urbana, no se puede”, dijo concluyente.