En el gobierno de Itzé Camacho no se ha actualizado el Atlas de Riesgo

0
175

Por Francisco Rivera Cruz

La última actualización al Atlas de Riesgo del Municipio de Lázaro Cárdenas es de 2012, documento que se debe actualizar cada cinco años, así que debió renovarse en 2018, año en el que llegó a la administración la actual alcaldesa María Itzé Camacho, reelecta el año pasado.

Un Atlas de Riesgos es un sistema que sirve como base de conocimiento del territorio y de los peligros que pueden afectar a la población y a su infraestructura, y a la vez se trata de un instrumento regulatorio para el control de los usos de suelo.

De los 113 municipios michoacanos alrededor 30 lo tienen, y sin embargo la gran mayoría no están actualizados, ya que la Ley General de Protección Civil instruye que “se revise puntualmente” cada 5 años.

Edgar Gallegos Medina, Jefe del Departamento de Gestión Integral de Riesgos de Protección Civil estatal, informó que en la Costa Michoacana, sólo Lázaro Cárdenas, lo tiene, de acuerdo a una copia que se les ha proporcionado y refiere datos de 2011-2012, “estaría desactualizado”, acoto.

No lo tienen Aquila, Coahuayana ni Arteaga, con lo cual se pierde de un instrumento que delimita las zonas de riesgo y cuantifica impactos en base a población total, lo que se calcula considerando los datos de población del censo de INEGI.

Anotó que si bien los municipios que tienen el Atlas, está desfasado, se trata de históricos que sirven de referencia, porque por lo general, se mantienen la zona de riesgo, eso sí, muy seguramente, en las actualizaciones se sumen nuevas áreas que representarían riesgos.

A pregunta específica dijo que la ley general de Protección Civil y la ley estatal marcan que cada municipio debe contar con su respectivo Atlas de Riesgo, y aunque señala oblación no una sanción en caso de no cumplimiento.

Lo curioso, es que los municipios dan permisos para construcción, eventos masivos y otros, y si no cuentan con estudios que avalen, en base a qué se extienden dichos permisos, se cuestionó el funcionario.

Se preguntó entonces al Comandante Jorge Romero, director general de Protección Civil si la situación de escasos Atlas no representa carga de trabajo para el organismo, a lo que respondió con un contundente sí.

“Hay más complicaciones y haciendo cadenita de un problema a otro, por esos tenemos que trabar en coordinación con las diferentes instancias estatales y municipales para atender lo que se venga”.

Comentó que un Atlas de Riesgo cuesta unos 100 mil pesos el básico, y no lo contemplan por no destinar esa cantidad, siendo que hay ayuntamientos que liberan esa suma y mucho más en una situación de emergencia para enfrentar los efectos de alguna eventualidad.