De los 177 contagiados de Covid-19 en junio, solo 13 estaban vacunados

0
129
Autoridades de la JSN08, encabezadas por su titular, el doctor Juan Carlos Magaña Aguilar, dieron a conocer ayer la situación del COVID-19 en este municipio.

Por Francisco Rivera Cruz

De los 177 nuevos contagios que se registraron en junio, en el que en la última semana inició la quinta oleada de Covid-19 para Lázaro Cárdenas, solo en 13 portadores confirmados estaban vacunados.

Lo informaron el doctor Juan Carlos Magaña, Jefe de la Jurisdicción Sanitaria local y la epidemióloga Élfega Echeverría Galeana, coordinadora de Epidemiología Jurisdiccional, en conferencia de prensa en la que también participó el Dr. Mohamed Alí Ferreira, coordinador de la Comisión Estatal contra Riesgos Sanitarios.

El médico Magaña Aguilar enfático expresó “seguimos en pandemia”, y advirtió que dos comportamientos sociales están poniendo en riesgo la salud de todos: que hay quienes no han querido vacunarse y quienes estando vacunados no guardan las medidas de protección de uso de cubrebocas y gel o lavado de manos.

“Los números ahí están, impresionantemente a la alza”, dijo al exhortar a poner vista a los casos de los recientes días, y recordando que en las unidades de salud se ofrece la prueba gratuita diariamente.

Anotaron que la capacidad de transmisión de las actuales variantes del virus que circulan, son igual que las de principio: cada portador puede contagiar entre 8 y 10 cercanos, por eso la reiterada invitación a asumir las medidas de prevención.

La quinta oleada, del 21 de junio para acá está experimentándose, y contrario a lo que se creyera, de que se está viendo más afectada la población menor de 18 años, porque o no tiene la vacuna o ha recibido únicamente una dosis, sólo dos menores de edad han ingresado a las estadísticas, precisó Echeverría Galeana.

El doctor Magaña agregó entonces que en la Jurisdicción opera un módulo en el que se aplica a mayores de 18 años o la inmunización por vez primera o un refuerzo, en aras de mantener mayor población protegida del SARS-Cov-2 y reducir el impacto viral.

Concluyeron los conferencistas advirtiendo que las medidas de protección se han relajado demasiado, lo que puede hacer nuevamente un gran impacto sobre los servicios médicos, ausencias laborales y el quehacer cotidiano de la población, dado que la enfermedad hace resistencia y nosotros le permitimos transmisión.