5 beneficios de tomar agua

0
2405

El agua es el recurso vital de cualquier ser vivo para mantenerse hidratado adecuadamente. No solamente por la cantidad de agua recomendada durante el día, sino también por la calidad de agua que se bebe. El agua que llega a casa, aunque es potable, no es pura y no necesariamente se aprovechan todos sus beneficios al beberla.

 

Un filtro de agua no es suficiente para purificar el agua. Es importante contar con un purificador de agua que contenga más de un filtro y varias etapas de purificación para asegurarse de beber agua realmente pura. Una excelente opción es el purificador por ósmosis inversa de bebbia. Este purificador provee cinco etapas de purificación que retienen sedimentos como arena, insectos, pesticidas, cloro y óxidos; mejora el color, olor, y sabor del agua; y remueve virus, bacterias, metales pesados, así como la concentración de sales del agua. Este purificador, también suaviza la dureza del agua en lugares donde la calidad del agua es baja.

 

 

Los principales beneficios de tomar agua pura

 

Los beneficios de tomar agua son muchos y hay que saber aprovecharlos. Para hacerlo, es importante mantenerse hidratado. Se recomienda beber entre dos, y dos y medio litros de agua al día (se refleja en entre ocho y diez vasos de agua), aunque medio litro más (dos vasos) durante la lactancia o si se realiza actividad física. Al beber agua pura, los beneficios son mayores, ya que el cuerpo no requiere defenderse de virus o bacterias que pueda contener el agua.

 

 

  1. Regular la temperatura corporal. El agua juega un papel muy importante al regular la temperatura del cuerpo. Si la temperatura del cuerpo sube demasiado, el cuerpo regula la temperatura mediante el sudor. El sudor ayuda a disipar el calor al evaporarse. Sobre todo, se debe cuidar que las personas con más edad beban la cantidad recomendada de agua. Al llegar a la tercera edad se suda mucho menos, por lo que estas personas son más propensas a sufrir un golpe de calor. Al mantenerse adecuadamente hidratados se pueden evitar.

 

  1. Movimiento intestinal y eliminación de desechos. El agua en el cuerpo ayuda a eliminar desechos. No solamente en forma de orina—la cual es una de las principales formas en las que el cuerpo elimina agua, además del sudor y la respiración—sino también al momento de defecar, el agua ayuda a tener una mejor digestión. El agua ayuda a mover todo el tracto digestivo, además de estar presente en cada etapa de la digestión si se bebe la necesaria.

 

  1. El agua transporta oxígeno. El agua también se encarga de esta importante tarea. Al llevar oxígeno a todo el cuerpo y distribuirlo adecuadamente, el cuerpo genera energía también para funcionar. De esta forma, el cerebro—compuesto de agua en un 70%—se mantiene hidratado y se mejora la concentración y la memoria.

 

  1. Lubricación de articulaciones y músculos. La correcta hidratación del cuerpo también trae consigo beneficios para los músculos y las articulaciones. Los músculos son necesarios para todos los movimientos del cuerpo, por lo que mantenerlos lubricados e hidratados los mantiene fuertes y libres de desgastes durante más tiempo.

 

  1. Se mantiene la piel hidratada. La piel es el órgano más grande del cuerpo, por lo que es de vital importancia mantenerlo hidratado. Igual que el cerebro, se compone de un 70% de agua. Aunque es muy importante mantener hidratada la piel de una forma superficial (al bañarse o lavarse las manos), también al beber agua se ayuda mantenerla hidratada. El agua ayuda a su elasticidad, mejorar su aspecto, e incluso a estimular los vasos capilares para mejorar la circulación dentro de ella.