¿El borracho es un drogadicto?

0
525

Por Ernesto Salayandía García

¿Qué es una adicción?

Hábito de conductas peligrosas o de consumo de determinados productos, en especial drogas, y del que no se puede prescindir o resulta muy difícil hacerlo por razones de dependencia psicológica o incluso fisiológica, se llama adicción del latín adictos a una enfermedad crónica y recurrente del cerebro que se caracteriza por una búsqueda patológica de la recompensa o alivio a través del uso de una sustancia u otras acciones.- Wikipedia.- La adicción es una sensación, consiente e inconsciente que no puedes controlar, te domina el corto impulso, estableces dependencias firmes con el uso y consumo de sustancias, igualmente, la adicción se caracteriza por el quehacer de conductas toxicas, acciones involuntarias que no puedes evitar, la compulsión a la comida, a la cerveza,  a los atracones, es igual a inhalar cocaína, tiner, cristal, como también a inyectarse heroína, fumar marihuana, o estar más de 8 horas en un gimnasio, como también, prendido de una maquinita o la ruleta en el casino, la ansiedad, es la gasolina de todas las adiciones de sustancias y conductas toxicas.-

Gran equivocación

Algunos grupos de Alcohólicos Anónimos muestran rechazo e indiferencia hacia marihuanos o drogadictos que se acercan al grupo de autoayuda, considerándose, alcohólicos puros, de una sola estigma, hechos a mano, se consideran diferentes, cuando no quieren reconocer que el alcohol es una droga, la droga que mayor muertes causa en el mundo, el consecuencia un borracho, es un drogadicto, como lo es el marihuano, el cristalero, el heroinómano, como el mismo cocainómano, consideran, algunos, que los fondos de sufrimiento, entre un alcohólico y un drogadicto, son diferentes y se dice.- Yo no me emborrachaba en las lapidas, como se droga el marihuano, pero sin duda, muchos alcohólicos se emborrachaban al lado de un buro, vaya, no hay diferencia exactamente lo mismo, son , alcohólico y drogadicto, víctimas de una enfermedad física, mental, emocional, progresiva, incurable y mortal, no hay diferencias, la similitud es muy clara y es un lamentable error sentirse diferentes, como sucede también en algunos grupos de Al anon, que son selectivos, discriminatorios y bajo el mismo concepto, no dirigen la idea de que participen en el grupo de autoayuda familiares de un drogadicto, menos familiares de un ludópata, o de un sexo adicto, se olvidan que es exactamente lo mismo, son codependientes por igual.

Sin distinción, todos por igual.

La enfermedad emocional tiene características comunes, como la neurosis, la soberbia, la ansiedad, las conductas toxicas, defectos de carácter, inmadurez, es lo mismo para las víctimas de los trastornos alimenticios como para el maniaco depresivo o el adicto a la pornografía, igual, el alcohólico o el marihuano, no distingue, edad, ni sexo, ni posición social, tampoco, religión o cuestiones políticas, agarra a todo el mundo por parejo y hay otro factor en común, que es la negación, en enfermo no acepta su enfermedad como tal, no quiere ver la cruda realidad y se excluyen del pantano de arenas movedizas, por soberbia, no acepta ayuda, cuando va a grupo, a calentar la banca, siente que todo lo sabe,  como el, bachiller de medicina, que confunde el vino con la orina, muchos militantes de los grupos de autoayuda, no corrigen sus conductas toxicas, son adictos a las mentiras, adictos también a meterse en lo que no les importa, adictos al Tafil, al sexo, al sufrimiento y a las depresiones, son víctimas de una vida ingobernable e irreverente, no son diferentes, un alcohólico a un drogadicto, un codependiente a un adicto a la comida, todos somos compañeros del mismo dolor, hermanos de una perra, maldita enfermedad perversa del alma, llamada,  La Saliva del Diablo.-

La ansiedad es la gasolina de las adicciones y de las conductas toxicas

El codependiente, así como el adicto todo tipo de sustancias, como el comedor compulsivo o el maniaco depresivo, son víctimas de la compulsión y ya sea un pase de cocaína, un atascón