Comprar local es una forma de reactivar la economía regional

0
202
Benjamín Nava Sánchez, administrador del Rastro Municipal.

Por Francisco Rivera Cruz

Precisando que no está contra las tiendas departamentales y cadenas trasnacionales, el emprendedor Benjamín Nava Sánchez, dijo que hay ventajas visibles si se apoya y prefiere al comercio local, entendido como la tienda de la esquina y el mercado de la localidad.

“Una forma de ver economía en nuestros bolsillos es comprando local, aun cuando la gente dejó de ver efectivo, hoy muchos tienen dinero plástico, un depósito que no ve”.

Trajo el ejemplo de una dependencia importante en esta zona, de la cual, como su personal salía con efectivo el día de pago, compraba ropa, grabadoras y otros productos y mercancías, “iba haciendo derrama, hoy que les pagan con plástico, dejaron de comprar en la tiendita, el tianguis y los mercados locales, incluida la carnicería”, dice el tablajero.

El dinero está en la tarjeta y van a las grandes tiendas para canjearlo por productos alimenticios que fueron pagados al mínimo al productor, productos imitación y carne de la que se ignora condiciones y procedencia.

Si acudieran a los negocios locales circularía dinero al adquirir productos de calidad de la región, como mango, coco, papaya, chile habanero, productos de más calidad, incluida la carne, señaló Nava Sánchez.

Agregó que en esta región tuvimos gente dedicada a producir cerdo y pollo, cuyas granjas quebraron consecuencia de preferir las tiendas de cadena, a donde ellos no pueden acceder a menos que prácticamente regalen sus productos.

Independiente a que el gobierno local, estatal y federal debería enfocar apoyos a quienes producen nuestros alimentos, es la gente quien debe tener cultura de apoyar al comercio local, exhortó.

“A veces ir en un comercio local, es comprar un poco más arriba del precio que hay en las tiendas departamentales, pero la gente debe saber que al comprar y consumir en esas tienditas, en mercado y comercio local, se está apoyando a muchas personas que trabaja ahí y se les paga bien”.

Dio ejemplo de la situación, anotando que un carnicero gana 500 pesos diarios en promedio en una carnicería local, y si labora en una departamental sus ingresos rondan 220 por día, “estamos dispuestos a comprar en una tienda grande a cambio de que a los trabajadores les paguen mínimo o menos”.

“Nosotros que acá les pagamos bien y el cliente recibe atención personal, aun así nos dejan por ir a la tienda departamental. Esa es la parte que se debe recordar, que aun creyendo que damos más carito, acá están consumiendo calidad, en el caso de la carne, un producto no refrigerado, no inyectado, libre de clembuterol, sin enfermedad, sin químicos ni proceso de refrigeración y conservación”, selló el también administrador del Rastro Municipal.