A Carrillo Barragán le importa poco ya su labor

0
1105
General Jorge Antonio Olvera Orozco, comandante de la Guarnición Militar, durante la lectura del discurso oficial, en la ceremonia de Jura de Bandera, celebrada en la explanada del palacio municipal.

Por Rafael Rivera Millán

El pasado sábado, los altos mandos del Ejército Mexicano y de la Armada de México con presencia en este lugar, determinaron hacer en la explanada municipal, la ceremonia conjunta de la Jura de Bandera de los conscriptos que este año, tanto en las instalaciones del 82 Batallón de Infantería como de la Décima Zona Naval, prestan su Servicio Militar Nacional al igual que las damas voluntarias, esto con la finalidad de que más público aparte de los familiares de los jóvenes que año con año acuden a presenciar esta ceremonia en cada uno de esos lugares.

Conscriptos de la clase 1999, anticipados y remisos, durante la Jura de Bandera.

Pero tal parece que al alcalde Armando Carrillo Barragán, no le cayó “el 20”, pues de no haber sido por dos compañeros periodistas y quien esto escribe, no hubiera habido cobertura informativa del evento, pues incluso ni su vocero, Arnulfo Mora Orozco acudió o mandó a alguien de sus subordinados a cubrir las incidencias de la Jura de Bandera aludida, o por lo menos no se le vio ahí, y del público, pues éste brilló por su ausencia, debido a la nula convocatoria que tiene el ayuntamiento para ello, o simplemente no se le invitó, vaya ni siquiera al personal de la comuna, que en otros actos se les obliga a acudir a fuerza para llenar el espacio.

Y lo peor, haya sido o no su responsabilidad, el enlace del sistema de sonido con la ceremonia oficial que en esos momentos encabezada el Presidente Enrique Peña Nieto, no se pudo hacer por más esfuerzos que se hacía en sintonizarlo, por lo que el general Jorge Antonio Olvera Orozco, comandante de la Guarnición Militar, tuvo que salir al quite y realizar él la referida Jura de Bandera.

Antes, el jefe militar al pronunciar el discurso oficial, recordó la gesta heroica que realizó el Ejército de Oriente el 5 de mayo de 1862 para enfrentarse y vencer al que en ese entonces era considerado el mejor ejército del mundo, los franceses, y en donde sobresalieron los generales Ignacio Zaragoza, Felipe Berriozábal y Francisco Lamadrid, junto con el contingente de indígenas que defendieron con orgullo nuestra soberanía nacional.

Hizo un llamado no solo a los jóvenes conscriptos, sino al pueblo en general, a tener siempre presentes esta gesta heroica, “pues con la Batalla de Puebla, debemos recordar que la unidad nacional es nuestra más importante defensa que tenemos ante cualquier embate”.

Debemos dijo, defender a nuestra nación, uniendo fuerzas para consolidar a México como un país democrático y plural, un México incluyente, que transite por el camino de la concordia del diálogo y de la unidad, esa es la mejor defensa que deben tener siempre en mente los jóvenes soldados del Servicio Militar Nacional.

Por ello, al dirigente a los jóvenes conscriptos les dijo que deberán cumplir el servicio y estar disponibles para defender a la patria, con el estudio y el trabajo en equipo, para lograr la prosperidad que demandan los tiempos actuales, manteniendo siempre en alto nuestra Enseña Patria, “pues con ella enarbolamos nuestra Independencia, libertad y unidad, caminemos por la senda del honor y dignidad que nos han marcado los Héroes nacionales, pues no hay más orgullo que el ser un mexicano o una mexicana que cumple sus deberes con lealtad, patriotismo y un profundo amar a México”, concluyó.

Por su parte, el conscripto José Enrique Esquivel Higuera en representación de la clase 1999, anticipados y remisos, dijo que promover el sentido de pertenencia, el respeto y orgullo del pueblo mexicano, es el compromiso que adquirían con México como nación, al Jurar Bandera, para velar por la seguridad e integridad de nuestro pueblo, siguiendo el ejemplo de las generaciones pasadas que han participado en distintos actos heroicos como el que se recordaba este 5 de mayo.

Hoy apuntó, nuestra nación enfrenta uno de los momentos más difíciles de la historia, y donde es necesario que todos nos comprometamos como mexicanos a realizar todo lo posible para consolidar al país como uno de los mejores, por lo que invitó a sus compañeros a ser buenos estudiantes, servidores públicos eficientes y soldados leales comprometidos con la patria para seguir construyendo un México en paz, un México con educación de calidad para nuestros niños y jóvenes que son y serán siempre el futuro de esta gran nación.