Pánico escénico, un mal común

0
116

 

Por Ernesto Salayandía García

 

¿Cómo se manifiesta el miedo?

Hay un cúmulo de características que se manifiestan en una persona insegura, la primera, es la negación, el no aceptar que se tiene una limitante y aparentar ser lo que no eres, caer en el auto engaño, en lo personal, fui víctima de mi propia inseguridad, miedo, miedo profundo y cruel a la autoridad, ya sea un maestro, una personalidad o a mi padre, miedo para socializar, para contar un chiste en una mesa redonda de salón, miedo a las mujeres, a la discusión o al enfrentamiento, tenía serias dificultades para expresar mis sentimientos, mis ideas y denoto, una tos incomoda, garganta seca, titubeó, me pongo rojo, estoy incomodo, me dominan los tics nerviosos, no tengo un buen manejo de ideas, mi lenguaje corporal es tenso, por demás rígido, mi rostro, de enojo o miedo, sufro de bochorno, me lleno de impotencia por no decir lo que quiero decir, le tengo pánico al micrófono, miedo a la burla, a equivocarme, al que dirán, de ahí vengo, de una inseguridad total, que me secuestró por muchos años y que me robo infinidad de oportunidades, oportunidades que se me fueron de las manos por miedo y muchas veces vencí el miedo cuando me alcoholizaba, cuando me atascaba de cocaína, solo así se me hacía fácil hablar en público o socializar, hoy por fortuna, eso es el pasado, hoy transmito mi experiencia y mis conocimientos a quien lo solicite, soy autor de un texto, próximo libro, titulado, ARMONIA, el arte de hablar bien, para vivir mejor.

Miedo a mi padre

Don domingo Salayandia Nájera, fue pionero de la radio en el norte de la república Mexicana, un ilustre periodista, editor y director de periódicos diarios como La Crónica de ciudad Juárez, El Monitor de Parral y El Heraldo de Toluca, fundo una agencia de noticias y la Agrupación Nacional Periodística, ANPE, mi carrera periodística nació a su lado, el me forjo y me guio, me enseño a escribir y a vivir la vida con dignidad, su ejemplo era arrasador y firme, me convertí en su redactor, el me daba la idea de sus cartas o alguna ponencia que habría de entregarle personalmente al Presidente de la Republica en torno y el miedo a su rechazo, a su enojo a sus regañadas, me ponía mal, con el tiempo, nos acoplamos muy bien, incluso, entre los dos, escribíamos una columna política de una revista que editábamos.- Del dicho al Hecho… hay mucho trecho, se sabía un mundo de dichos y refranes, herencia que ahora aplico y disfruto, mantuve por muchos años esa inseguridad que vencí al final de su vida, los últimos años, fue una excelente relación, nos llevamos súper bien y yo, podía hablar con el de cualquier tema, sin tapujos, sin miedo, había mucha confianza, la que carecí por mucho tiempo y por esa distancia me vi obligado a decirle mentiras, a engañarlo y a no platicar con transparencia mis problemas, por supuesto que extraño sus pláticas, sus sentimientos, tenía un gran espíritu mexicanista y una vocación de servicio extraordinaria y su filosofía, para mí, era la vox populi y cierta.- Decía.- Levantarse temprano y cambiar de gente.- Al mal tiempo, buena cara.- Mas moscas se casan con miel que con hiel.- Es muy agradable, ser importante, pero es más importe ser, agradable.- Es muy fácil, hacer amigos, lo difícil es conservarlos.-

Pánico al micrófono

Me desempeñe por muchos años como director de noticias y eventos especiales de una cadena de radio en México, tuve éxito en producciones noticiosas, aplique un concepto diferente a la radio tradicional, acredite, a Su Majestad la Radio en un lugar privilegiado, obtuve infinidad de satisfacciones y transmití mi experiencia a infinidad de jóvenes, de ahí, redacte y publique un manual, una guía para todas aquellas personas con deseos de incursionar en la radiodifusión, Radio Causa y Cauce, es mi segundo libro publicado que le ha sido útil a más de 7 mil lectores y con una gran actividad, yo no tenía presencia al aire, mi voz, era una voz callada, me reservaba el derecho de admisión, por miedo, por pánico al micrófono, recuerdo que cuando visitaba una de las estaciones, Radio Ranchito, mi compañero y amigo, Francisco Mendoza de la Torre, tomaba el micrófono y me saludaba al aire.- Se encuentra en la cabina de Radio Ranchito, don Ernesto Salayandia Garcia, Director de noticias y antes de que terminara la presentación, a mí se me caían los chones, se me hacía un nudo en la garganta, me ponía rojo y sin poder hablar, me perdí, como periodista, grandes oportunidades de entrevistar a artistas, políticos, toreros y diversas personalidades, mi miedo, me bloqueaba y yo le decía a mis colaboradores.- Hágalo Usted y usted, yo dirijo.- Ahora, una de mis pasiones es la radio, me hace muy feliz conducir, entrevistar,. Hacer buen radio.

¿Y cómo perdí el miedo al micrófono?

Todo esto, se encuentra a detalle en mi libro, ARMONIA, el arte de hablar bien para vivir mejor.- Ocupo el cargo de director general de la XHOH FM de la ciudad de Camargo Chihuahua y hará cosa de 25 años, estábamos mi esposa y yo en la gerencia de la estación y me dijo.- Mi amor, dedícame una canción por favor.- Ha si, Como no y me fui a la cabina y le pedí al locutor una complacencia.- Dijo.- Mas o menos así.- Saludamos a la señora Georgina de Salayandia y de parte de su esposo le dedicamos la siguiente canción.- Felicidad, con Víctor Iturbe el Pirulí.- Regrese a la gerencia y me dijo.- No mi amor, dedícame una canción con tu voz, me encanta tu voz, ándale por favor y ahí voy de nuevo a la cabina, lleno de nervios, mis piernitas se hacían como chicle y las manos me temblaban, tome un disco de acetato de 33 revoluciones, como pude, abrí la llave del micrófono y con mi mano temblorina, puse la aguja en el disco.- Para mi reina, que me está escuchando, .- dije lleno de miedo, con la garganta cerrada y temblorosa.- Te quiero para mí, con Trigo Limpio.- y aun temblando, regresé con ella y le pregunté.- Qué te pareció? ,.- No te escuche, estábamos aquí echándonos el Chal, Chole y yo.- ( Chole es la gerente de la estación, testiga de mi testimonio de vida, ella lo vivió ) Ándale!!!, ponme otra.- Y va de nuez, el mismo proceso del nervio y el miedo.- Para el amor de mi vida.- Quiero abrazarte tanto con Víctor Manuel.- Y uff, regresé con ella y me pidió otra complacencia, pero que le dijera más cosas.- Ándale mi amor.- y así, complacencia tras complacencia, canción tras canción, le perdí el miedo al micrófono, me encanto, esa tarde llenas de canciones románticas, fue para mí un parteaguas en mi vida, gracias a mi mujer, erradique ese gran miedo al micrófono y en consecuencia a hablar en público, y al día siguiente, abrí un programa de dos horas, donde el gentil auditorio, me decía, con que canción se había enamorado de su pareja, luego, el domingo siguiente, tuvimos un festival en el estadio de béisbol de la localidad y pude hablar ante más de 5 mil asistentes, posteriormente, diseñé, desarrolle, produje y conduje, La Voz de Chihuahua, el otro sabor de la noticias, fui contratado como director de 920 Radio Noticias, registre los niveles más altos de audiencia en la historia de la radio en el estado de Chihuahua, México y así como subió el éxito, como la espuma, así desapareció, la droga me robo esa gran oportunidad.- La cocaína fulmino ese encanto mágico que significó para mí Su Majestad la radio.-

Detrás del miedo, no hay nada

Trabajando en mi propia inseguridad, fui superando muchos eslabones, de repente, me veía en media pista de un salón, bailando, claro, con la gracia de un hipopótamo, pero con soltura, me vi contando chistes en grupo, malos, sin gracia, pero eso sí, con toda la actitud, a la par, me aboque de lleno a trabajar mi recuperación, desde el principio, comprendí que no bastaba con tapar la botella, con haber dejado de consumir sustancias toxicas y vi en mí, un cumulo norme de defectos de carácter, de patrones de conductas que me hacían un ser nefasto, por demás mediocre, hoy no soy puro y blanco como la nieve, pero si hay una gran diferencia de hace 19 años al día de hoy, recuerdo, como me hacía chiquito ante un agente de vialidad, la gran dificultad que me causaba hablar con un político de alto rango o ligarme a unas mujer, era totalmente tímido, un costal de miedos y nervios, trabajando en mí y en otros, fui aprendido muchas cosas sobre las emociones, las características de un adicto, mis grandes obstáculos, trabaje el pensamiento alcohólico, los trastornos y sigo en ello, aprendí a escuchar y cada persona con la qué trato me enseña algo y así comencé en la ciudad de México a dar un taller que titule.- HABLAR SIN MIEDO… HABLAR CON ÉXITO y los resultados eran palpables, las personas perdían su miedo a hablar en público, erradicábamos muletillas, dejaban de titubear, de tartamudear, se registraba en una cambio en la expresión facial, corporal y oral, pero definitivamente la base de estos resultados, depende primordialmente del deseo enorme de cambiar, de practicar y practicar, el éxito de mis talleres, de mi capacitación emocional, es precisamente eso, despertar la autoestima que es la que provoca un cambio inmediato ante cualquier limitante que la mente establezcas por complicado que sea.

Un concepto difícil de vender

La capacitación emocional debería ser obligatoria para las empresa y por ley, un buen número de gerentes de recursos humanos, desconocen las limitantes y complicaciones de la plata laboral por un mal manejo emocional, la gran mayoría de la población, desconoce sus limitantes, a ciencia cierta no saben por qué se deprimen, porque son irritables, violentos, porque se les bajan las pilas y se tornan apáticos, porque la gente se refugia en sus islas, lo mismo en casa que en el trabajo, hay quien se encierran todo el día en su recamara y no conviven y cuando tú les ofreces una alternativa de cambio, ya sea para hablar en público, para mejorar tu comunicación de pareja o erradicar las fuerzas destructivas de una empresa, dudan de ti y la respuesta es muy simple, no creen en este esquema de capacitación emocional, porque no creen en ellos mismos y yo sé, que algún día, la respuesta será contundente cada vez que ofrezca un taller de cualquier tema, no necesito morir, para que digan.- Ha que bueno era.- No, mi mayor garantía, es que trasmito mi propia experiencia, acredito mi creatividad y soy genuino, original, ahora, con toda la tecnología voy a dar mis talleres y conferencia en línea, ofreceré mis libros, con el concepto de audiolibros, seguiré en mi línea, porque me gusta y me hace muy feliz el sentirme útil, este año cumplo 61 años, me siento lleno de energía con grandes planes y muchas ganas de hacer un mundo de cosas, pero sin perder mi objetivo, ayudar a otros, hoy en día, disfruto de los cambios de vida de un buen número de personas de todas las edades, qué después de haber tomado el TRATAMIENTO AMBULATORIO para alcohólicos y adictos, están limpios, recuperaron sus vidas, dejaron de sufrir de hacer sufrir a sus familiares, la vida, sin drogas, sin alcohol, les da otro sentido y este tratamiento, es también una capacitación emocional donde manejo más de 350 temas y un buen número de dinámicas, el tratamiento no es para mediocres, para personas qué realmente quieran vivir su vida en libertad. Gracias por leerme y más por escribirme ernestosalayandia@gmail.com más información en; montrealquebeclatino.com 614 256 85 20.- Recuerda.- Nada es para siempre, ni bueno, ni malo.- Nada.