Dieta cetogénica

0
120

Por Dr. Manuel Portillo Serrano

Gastroendoscopía/Gastrocirugía

 

Esta dieta para reducción de peso ha sido satanizada no solo por las personas y nutriólogos, sino incluso por médicos que han visto en ella una antítesis de una dieta adecuada, ya que va en contra de todo lo que podría definirse como una buena alimentación.

Esta dieta no es nueva, incluso podríamos decir que fue una parte de la fase de la etapa evolutiva del ser humano, se describió por primera vez a principios del siglo pasado, usada muy comúnmente en el área de cardiología, para bajar aceleradamente de peso a un paciente con cardiopatía o que iba a ser operado de cirugía a corazón abierto y debía de bajar 10 kg en un mes.

Posteriormente el Dr. Atkins, médico general americano, la explotó a nivel de las ya redes sociales y las revistas. Y hoy día sigue con ese velo de miedo, mal información y respeto. Pero como le digo a mis pacientes, en medicina nada es absoluto, todo es relativo, no hay pacientes medio enfermos o medio sanos, y sí hay pacientes que deben bajar peso rápidamente y esta es una muy buena alternativa.

Debe y siempre será así, querido amigo, de ser supervisado por un médico, escoja un médico que esté familiarizado con este tipo de dietas y sobre todo que no tenga miedo a su uso, miedo que da el uso de esteroides y los usamos, miedo que da el uso del cloranfenicol y los usamos, miedo que dan usar los anti metabolitos (contra el cáncer ) y los usamos.

Bien guiado, bien orientado y sobre todo sabiendo capacidades y límites, no tendrá ningún problema en someterse a una dieta cetogénica.

Condiciones para ser descartado de este tipo de dietas son ser hipertenso grave, diabético descontrolado o paciente con datos de insuficiencia renal o daño hepático grave, si usted no tiene nada de esto, bajo una adecuada supervisión puede llevar este tipo de dietas.

Le explico, querido amigo lector, los cavernícolas cazaban y no eran muy bastos en sus cacerías, ni mucho menos en la recolección de alimentos, ya que ni lo sabían, ellos cazaban un mamut, por ejemplo, y se lo comían, tarde o temprano llegarían a una etapa de hambruna al no tener comida o no haber cazado nada, y en esa fase entraba el mismo a depletar, a gastar aquella grasa que almacenó durante la época de bonanza o de buena cacería, y bajaba de peso y luego lo repondría.

Lo difícil para nuestra época actual, querido amigo lector, es que esa época de hambruna en nuestros días no llega y seguimos comiendo y subimos de peso, pero seguimos comiendo, y como no sentimos nada, seguimos y seguimos y esa fase de hambruna o de hambre nunca llega y viene el sobre peso, aunado a que en vez de comer sano comemos papitas, chicharrones, panes, tamales, tacos, harinas y alimentos muy altos en calorías y en grasas y carbohidratos, han llevado a la humanidad a esa pandemia de obesidad, que nuestro país no está exento.

¿Cuál es el objetivo de esta dieta? Llevar a un ser humano a esa fase de hambruna, con el objeto de desencadenar que sea la grasa misma del cuerpo almacenada la que se use como combustible para la vida diaria, llevando a un cuerpo a una fase que se llama cetosis, de aquí el nombre de dieta cetogénica, es que llevará a los pacientes a una cetosis controlada con objeto de que bajen de peso sin poner en juego su salud, en bioquímica se lleva a una gluconeogénesis anaeróbica, el ciclo de Hembden MeyerHob, y el del Krebs en todo su apogeo, no es malo, es una etapa.

Pero no puede ser permanente, el límite son 30 días como máximo, bajo una real supervisión médica y bajo estricto control de laboratorio y monitorización de reducción de peso y de la dieta.

En la siguiente entrega le anotaré un ejemplo de dieta que puede llevar sin estar en riesgo su salud. Y por ser este medio solo se la recomendaré por 7 días. Y baje de peso, aproveche la época del calor, coma menos y baje de peso sin poner en juego su salud.

Gracias por leer este artículo.