Alistan 21 refugios y 5 centros de acopio en Lázaro Cárdenas

0
189
Aspecto de la sesión del Consejo Municipal de Protección Civil Municipal.

Por César Cabrera

 

Para esta temporada de ciclones, la Coordinación Municipal de Protección Civil dispone de 21 albergues, los cuales se ubican desde la cabecera municipal y hasta la tenencia de Caleta de Campos, así como de cinco centros de acopio ubicados dos en el centro de la ciudad, uno en Las Guacamayas, otro en Buenos Aires y uno más en La Mira.

En reunión del Consejo Municipal de Protección Civil, se informó para del 15 de mayo al 30 de noviembre se pronostican en la zona del Pacífico al menos nueve tormentas tropicales, cinco huracanes menores de categoría uno y dos grados y al igual que tres huracanes intensos de categorías tres, cuatro y cinco.

Mientras que en Atlántico, las tormentas ascenderán 14, los siete huracanes menores previstos serán de categoría uno y dos y los de mayor intensidad, que se pronostica sean tres, tendrán una categoría también de tres, cuatro y cinco.

A fin de contrarrestar los efectos, en dado caso de que Lázaro Cárdenas sufra alguno de estos efectos de la naturaleza, la unidad de Protección Civil Municipal, a cargo de Jesús Díaz Montufar, comentó que dentro de sus actividades se encuentra el monitoreo de las colonias susceptibles de inundación, deslaves o afectación por corrientes pluviales.

Asimismo, se compartió que previo a la temporada de lluvias, se llevaron a cabo labores de limpieza del encauce de los canales pluviales, ríos y arroyos, buscando con ello evitar taponamientos que generen acumulación de agua o desechos.

Durante su explicación, detalló el funcionario que tras un análisis se detectó que por ejemplo, en Las Guacamayas hay riesgo de asentamientos en costillas y laderas de cerros y que son susceptibles de sufrir deslizamientos.

En ese sentido, Díaz Montufar dijo que las colonias con “foco rojo” son Álvaro Obregón, Revolución, Flores Celestes (Sector 7 y 8), Movimiento Urbano y Plutarco Elías Calles, la cual se encuentra en el margen del brazo derecho del Río Balsas, siendo lugar idóneo para una inundación si se da la apertura de los vertedores de la presa “La Villita”.

“Cuando empiecen los desfogues por acumulamiento de agua, cuando suba el flujo o el nivel de agua que es de seis mil metros por segundo, cuando se rebase, se harán recorridos físicos para observar y tomar las medidas de precaución como una posible evacuación”, agregó.

En tanto, en La Mira, las zonas peligrosas “por posibles deslaves” del Cerro de la Cruz, son las colonias El Cerrito, Las Truchas y Las Canoas. En Playa Azul, la afectación que radica en una subida de nivel de los esteros, se encuentra en el paralelo a la carretera de Alcalpican–La Mira.

Mientras que en El Habillal, donde el cauce está desazolvado y la gravedad dependerá de la cantidad de agua en la zona alta, los puntos de observación son El Cerrito del Caribe y El Cerrito de Álvarez.

Tras la explicación del organigrama y objetivo del Plan Municipal de Contingencias, así como del Plan Marina y del Plan DN – III, Leónides Pacheco Bonfil, Jefe de Distrito de la Comisión Nacional del Agua (CONAGUA), indicó que la presa “La Villita” presenta una capacidad del 97 por ciento y la de “Infiernillo”, apenas supera el 39%, sin embargo, a comparación con el año pasado, “está un poco más arriba”.

Y a su vez, en lo que respecta a los vertederos, éstos dijo que luego de una prueba hace una semana, se encuentran “al cien” para toda eventualidad.

Por su parte, la Jurisdicción Sanitaria número ocho (JSN8), señaló en coordinación con la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (COFEPRIS) y el departamento de Epidemiología, se dará un saneamiento básico a los albergues posterior a que se registre un desastre.

Además de los citados, a esta reunión asistió el alcalde Armando Carrillo Barragán quien priorizó en la prevención y, de la misma forma acudieron representantes civiles, navales, militares y funcionarios, entre otros.