Autopista Siglo XXI, una de las rutas de robo de hidrocarburos: Canacar

0
251
Según la Canacar, el tramo Lázaro Cárdenas-Feliciano-Uruapan de la autopista Siglo XXI, es el sitio por donde ocurre más el robo de auto tanques cargados de hidrocarburos.

Por Francisco Rivera Cruz

Sobre un robo histórico de auto tanques que transportan hidrocarburos en el país, alertó la Cámara Nacional del Autotransporte de Carga (Canacar), que mete como una vía problema a la autopista Siglo XXI.

En las casetas de Feliciano, Las Cañas y antes de llegar a Uruapan han sido denunciados como los puntos de robo, sin que se haga mayor cosa que tomar nota, dijo Abelardo Lozano, que dirige a auto transportistas, respecto a las autoridades y sus operativos de blindaje a la autopista.

El delito de robo de cisternas aumentó un 92% en los últimos cuatro años, según anotaciones que hizo Uriel Joffre, secretario de Hidrocarburos de la Canacar.

Informó que “del 2014 al cierre del 2017 se ha incrementado el robo de auto tanques en 92%, al comparar los robos de Enero a Mayo del 2017 contra los acumulados en 2018. Tenemos un incremento del 14%, en ellos destacan tres rutas: una que va del Puerto de Lázaro Cárdenas a Uruapan, la segunda es el corredor de Veracruz a Puebla y el tercero es de Minatitlán, Puerto Embarcados Pajaritos a Villa Hermosa”.

Mencionó que el sector transportista denuncia el robo de 16 camiones cisterna al mes, lo que equivale a 992 mil litros de combustible, provocándoles pérdidas mayores a los 450 millones de pesos al cierre del 2017.

Lo más robado en carreteras mexicanas es el diésel, en un 60% de los eventos, seguido de la gasolina Magna, con un 30%, y la Turbosina.

Al respecto, Enrique González Muñoz, presidente nacional de la Canacar, señaló: “Si nosotros vemos los rubros de cómo está distribuido el robo al transporte, el 27% son artículos perecederos, el segundo rubro ya son los hidrocarburos, los combustibles, un total del 26%.”

Detalló que se recurre a varias argucias para frenarlos y robarlos, desde pedradas, simulacros de revisiones de autoridades y pintura dejada caer de los puentes peatonales a los camiones para que al activar los limpiadores no puedan seguir circulando.

Una práctica encontrada es que los auto tanques una vez robados los entierran para tenerlos como espacios para acumular lo que sigan hurtando.

Por cada robo los transportistas pierden el camión cisterna, valuado en cuatro millones de pesos en promedio, más 10 mil dólares de fianza que deben pagar a Petróleos Mexicanos (Pemex).

José Refugio Muñoz, vicepresidente ejecutivo de la Canacar, en tanto dijo que sería importante alertar al gobierno del riesgo que existe de que en el país pueda haber desabasto de hidrocarburos.

En el último año, 15 de 160 empresas dedicadas al transporte de combustible en el país dejaron de operar debido a la inseguridad.

A través de Canacar, empresarios urgen a Pemex y al gobierno federal crear las medidas de seguridad necesarias para frenar estos robos, estableció Muñoz.

Por lo que ve a la autopista y a propósito de que Canacar la pone en el mapa de robos, Lozano dijo que ha sido reiterado el llamado a que se haga un poco más segura la Siglo XXI porque técnicamente ya representa riesgos y no es necesario que se sumen los atracos y robos.