Renovarse o Morir

0
518
Marvin Toledo, Secretario de Asuntos Municipales y Desarrollo Regional, del CDE del PRD.

En el Partido de la Revolución Democrática asumimos que una de las principales causas que ha generado esta gran crisis política por la que atravesamos, es la falta de identidad política con nuestra militancia, el abandono de las causas y la falta de exploración social para abanderar nuevas causas que de acuerdo al contexto actual debemos tomar en cuenta como se hizo en los tiempos de su fundación.

Hoy el Perredismo tiene ganas de ver una Renovación, pero no solo en sus órganos de dirección; una renovación en sus cuadros políticos, una renovación que sea más allá de los discursos y de nuevas tribus o equipos políticos, hablar de un relanzamiento o de una refundación significa adecuar nuestra línea política a los contextos y circunstancias actuales, retomar nuestras estructuras territoriales a través  de la organización y comunicación con la militancia, debemos aprovechar la nuevas tecnologías de la información para comunicar de una forma más eficaz y lograr penetrar en todos los sectores y construir una mayoría electoral con la que consumemos una mayoría social.

La ruta que debemos tomar es la de la re-invención, romper la brecha generacional y fortalecer a los cuadros jóvenes que han venido surgiendo dentro del PRD, es urgente detonar la participación de los jóvenes en las decisiones de nuestro partido y en el entorno político, las nuevas generaciones vienen con una fortaleza importante, con vitalidad y gran capacidad política e intelectual para encabezar grandes cambios y decisiones trascendentales para nuestro país.

En esa ruta caben todos aquellos jóvenes que tienen la convicción de querer hacer valer su juventud desarrollando actividades que sean de gran aporte social, jóvenes que encuentren en el PRD a un instituto político abierto, plural, con los elementos y herramientas necesarias para su formación y desarrollo político; si bien es cierto que estatutariamente existe un 20% de participación asegurada para los jóvenes, la mayoría de las veces solo son usados como monedas de cambio o instrumentos para lograr objetivos políticos dentro de las  negociaciones.

Es justo ahí donde la política intrapartidista debe cambiar, esa es la coyuntura generacional que las dirigencias deben asumir y permitir que las juventudes perredistas sean quienes reposicionen al PRD; es ahí donde los cuadros políticos jóvenes vendrán a relanzar al perredismo, no solo en Michoacán sino en todo el País.

Después de la pasada elección del 1 de julio la juventud perredista ha asumido un papel trascendental para rescatar al partido; los jóvenes estamos firmes con el Partido de la Revolución Democrática y aportaremos lo mejor de nuestras capacidades políticas e intelectuales para rescatar al partido de los cacicazgos y sociedades que tanto nos han dañado, en donde siempre eran unos cuantos, los de ayer, anteayer y los de hoy, como si solamente ellos, sus parientes o familiares tuvieran capacidades para administrar, representar o dirigir a nuestro partido.

Hoy transitaremos asumiendo que el poder en este país será asumido por un partido que surge como una alternativa ideológica de izquierda, pero con las mismas prácticas de un partido de centro derecha que durante muchos años se mantuvo en el poder, “tirando línea” y centralizando las decisiones; Asumimos que la política de alianzas del pasado inmediato fue errónea, se construyó una alianza con la derecha que en la mayoría de los estados y municipios fue catastrófica, hoy en nuestro partido la política de alianzas se debe modificar y los jóvenes seremos parte de ello.

No todo es malo en nuestro partido, existen perredistas fundadores, distinguidos, gobernantes y militantes que han dado su vida por el partido y por mantener los ideales de izquierda, muchos de ellos se mantienen y otros han tomado decisiones distintas pero hoy de manera autocrítica, sin catarsis, ni autoflagelaciones, todos coincidimos en que vivimos una gran coyuntura generacional, y debemos aprovecharla.

Voy a concluir este texto haciendo un llamado a todos los jóvenes perredistas, con convicciones de izquierda y con amor al PRD; cerremos filas, rescatemos nuestro partido, tomemos el control de las decisiones; no aspiremos únicamente a representar el sector juvenil en los comités; aspiremos a ocupar todos los órganos de dirección de nuestro partido, no solo en Michoacán y sus Municipios, en todo el País.

Trabajemos unidos, con organización y de manera Fraterna.

“Con la V de la Victoria hasta siempre y Adelante”.

MarVin Toledo