Medidas preventivas en calor extremo

0
135

Por Dr. Manuel Portillo Serrano

Gastroendoscopía/Gastrocirugía

Ya estamos en temporada de calor, vivimos en zona de calor, pero este año 2018 hace mucho más que en otros años, debemos redoblar las medidas y como cada año se las mencionaré aquí, para evitar complicaciones por el calor:

Tenga en casa un termómetro y sepa a qué temperatura está su casa.

Manténgase informado, por radio, por TV o en su celular de la hora de la temperatura máxima.

Vigilancia a la comida, sobre todo al prepararla y dejarla sin refrigeración.

Trate de no comer fuera de casa, y no comer en bufetes o lugares donde preparen mucha comida, como fiestas, graduaciones, que vea usted que la comida no está refrigerada o fresca.

Tome más agua de la acostumbrada, hasta dos o tres litros al día. Agua, no refrescos ni agua endulzada, ni cerveza, ni alcohol.

Ponga atención en los pacientes en extremos de la vida, ancianos y bebés. Son vulnerables.

No hagas ejercicio entre las 11 am y las 16 horas, de 11 de la mañana a 4 de la tarde.

Cúbrase del sol usando sombrero o gorra si camina por la calle o use sombrilla.

Use protector solar, si sale de casa y debe asolearse, en cuello, brazos y cara.

Use lentes oscuros cuando el sol esté más fuerte, al manejar y al caminar bajo el sol.

Trate de estar en lugares frescos, ya sea en casa o en tu trabajo. Pero si trabajas al sol, procura hacerlo fuera de las horas más calurosas, pero si debes hacerlo bebe más agua, hasta un galón.

Si sales de vacaciones no se te olvide tu protector solar y no pases más de dos horas al sol.

Usa ropa ligera, holgada, blanca o clara, no oscura, tejidos transpirables y en colores claros, un calzado cómodo y fresco, esto no quiere decir que andes encuerado y descalzo.

El carro amerita cuidado especial, si hay seguridad deja los vidrios discretamente abajo para que se ventile, si no se puede, no dejes a las mascotas adentro del carro, sube la temperatura hasta 50 dentro de ese carro, menos a un bebé o a un niño. Quedan expuestos a un golpe de calor mortal.

En casa, dejar alimentos bien refrigerados, sacar los que nos vamos a comer y calentar los que comeremos, los medicamentos en lugares frescos, los supositorios en el refrigerador, nueces, almendra y piñones sueltos al refrigerador. Ten un botiquín de emergencia en casa.

Ante la presencia de una emergencia por golpe de calor, primero tratar de llevar a esa persona a la sombra, acostarla y subirle los pies, refrescarle su cabeza con agua fresca no helada, y transportarla a una clínica y/u hospital para su atención adecuada.

Has comidas ligeras y frescas, de aquí que esta temporada sea la ideal para bajar de peso, ya que no da tanta hambre da más sed, aprovéchalo y baja esos kilitos que tienes de más.

Fíjate qué días habrá lluvias, para poder aprovechar y refrescarte y ahorrar energía.

Ahorra energía eléctrica en casa, acude al cine, al mall o a centros comerciales que tengan aire acondicionado, no de compras, a refrescarte en horas pico.   Lleva a tus hijos y abuelos.

Ahorra  energía eléctrica con los aires, préndelo antes de dormir una media hora antes que refresque tu recámara y cuando ya esté fresca apágalo y duérmete con el ventilador prendido, cuando ya esté nuevamente acalorado prendes tu aire o lo dejas en 25 a 26 grados, el consumo eléctrico será mínimo y  estarás cómodo. Dales mantenimiento a tus aires.

Si no tienes aires, trata de dormir con ventilador, y si no lo tienes, puedes dormir afuera siempre y cuando sea seguro, pero con protección contra mosquitos, como seguridad.

Junio, julio y agosto son los meses más calurosos, es justo el verano.

Cuídate y cuida a tu familia.

Gracias por leer este artículo.