OTRO “PALO” JURÍDICO A LA ADMINISTRACIÓN DE CARILLO

0
658
Un nuevo revés de la justicia federal acaba de recibir la administración municipal que encabeza Armando Carrillo Barragán, que además de ya no poder cobrarle más el DAP a PEMEX, tendrá que devolverle lo que ya le cobró desde el año pasado a la fecha.

Juez de Distrito de Uruapan, ampara a PEMEX para no pagar el Derecho de Alumbrado Público, y condena al ayuntamiento local, a regresarle lo que le ha cobrado desde el 2017.

Por Rafael Rivera Millán

 

Un nuevo “palo” como se dice en el argot jurídico, fue dado a la actual administración municipal que encabeza el controvertido alcalde priista Armando Carrillo Barragán, y que se suma a varios juicios laborales y de amparo que pierde, en detrimento de las arcas municipales. Obra en poder de este diario, copia de la sentencia y acuerdo de ejecutoria de la misma en contra de la comuna porteña.

Ahora fue el Juez Sexto de Distrito en el estado de Michoacán, Horacio Ortiz González, que concedió el juicio de amparo en el expediente 111/2018 a Petróleos Mexicanos, a quien le ha estado cobrando el DAP el gobierno municipal que está por concluir funciones. Así PEMEX se suma a ArcelorMittlal, que también ganó el amparo respectivo para no pagar el DAP.

En un acuerdo dictado con fecha 23 de julio de este 2018, el citado Juez de Distrito, requiere al Tesorero y Jefe del Departamento Jurídico Municipal de Lázaro Cárdenas, Michoacán, para que dentro del plazo de tres días, cumplan la sentencia y reintegren lo pagado de DAP en 2017 y este año por PEMEX más su actualización.

Adicionalmente, la administración municipal no deberá cobrar más a PEMEX el DAP.

Y aunque no se sabe qué cantidad deberá ser devuelta a PEMEX, al igual que varios juicios laborales más o de amparo que ha perdido la actual administración municipal, a lo largo de los tres últimos años, y en donde han estado en juego miles o millones de pesos, que por una u otra causa o no han entrado ni van a entrar a las arcas municipales y por otra, tendrán que salir para pagar laudos perdidos, y que si se pagan o no antes del 31 de agosto en que termina esta administración municipal, o se dejan como saldo negativo a la entrante que encabezará la morenista Itzé Camacho Zapiain, a final de cuentas, dejarán en bancarrota al ayuntamiento porteño.