Realidades de la vida

0
136

Por Dr. Manuel Portillo Serrano

Gastroendoscopía/Gastrocirugía

Me llegó enviado por un querido paciente mío esta reflexión que les comparto. Realidades de la vida, que desgraciadamente no queremos entender:

  • Vamos a morir y no sabemos cuándo, como seres humanos no aceptamos que vamos a morir tarde o temprano, desde que nacemos iniciamos a morir, de aquí que debemos hacer con nuestra vida la mejor inversión, para vivir bien y de buena manera.
  • Todas las personas que amamos van a morir, y lo peor que no sabemos cuándo. Muy triste, sí es triste, pero tienes el tiempo de hacer las paces y no estar peleados o incómodos y en ocasiones hasta incomunicados con las personas que amas.
  • La riqueza material no es riqueza real, desgraciadamente la riqueza material no te hará mejor hombre o mejor ser humano, sino en veces te llega a envilecer, al grado que cambiarías todo por contar con esa riqueza, que pese a todo lo que tengas, cuando te vayas no te la llevarás.
  • No corras atrás de la felicidad, estás obsesionado por encontrar la felicidad, pero qué crees, la felicidad no es un lugar al que debas llegar, vamos, ni siquiera es un lugar, es lo que vas disfrutando en este camino llamado vida.
  • Regala tiempo, lo más preciado que tienes es tu vida, y tu vida transcurre en el tiempo, si tú regalas tiempo a alguien le estás dando más que dinero, esa persona dentro de sus problemas entenderá que tú pusiste tu oído para escucharlo, tu mente para entenderlo y tu hombro para que llorara, te lo agradecerá más que si le das dinero.
  • No te pierdas. No podrás hacer feliz a todo el mundo, y no solo eso, que al intentarlo o caes en depresión o en una desesperación ya que te perderás tratando de lograrlo y sabes, lo peor de todo, nunca lo lograrás.
  • No seas perfeccionista: No tiendas a querer ser perfecto, ni Einstein ni Bill Gates ni Napoleón, bueno, nadie que tú conozcas lo ha sido, ¿qué te hace creer que tú lo serás? Solo te llevará al sufrimiento permanente y la depresión.
  • Se responsable con tus acciones, siempre será más valiosa una acción que mil palabras, y ve este ejemplo con ese papá que le dice a su hijo, usted no vaya a tomar nunca alcohol, pero siempre el papá tiene una cerveza en la mano, o lo ve bien burro, esa responsabilidad de acción ejemplifica mal, pero si el papa no toma y el hijo lo ve sin alcohol, él no tomará, el ejemplo arrastra. Y eres responsable de tus acciones.
  • Tu riqueza material de nada te servirá en tu lecho de muerte. Serán tus logros personales, tus éxitos con tu gente, con tu familia, en tu vida lo que te llevarás, son los recuerdos que dejarás en esta vida, lo material, lo material ahí se queda, y ni siquiera lo podrás disfrutar tú.
  • El talento necesita ser pulido. Si tienes un talento el que tú consideres bueno, tienes que pulirlo, y esto no significa nada sin esfuerzo, debes de practicarlo diario, te pongo un ejemplo, tienes el talento de bailar, pero si no lo practicas y lo ensayas no serás un gran bailarín, incluso hasta lo que tú quieras llegar ahí tu mente es el límite, pero se realista.
  • No vivas en el pasado, lo pasado pisado, ya se fue, deja de habitar esos cuartos del pasado, en ocasiones te traen dolor y en veces alegrías, revive, pero no vivas ahí.
  • A nadie le importa lo que tú sufras, nadie simpatiza con eso. En cirugía tenemos un dicho: “El Cirujano incomprendido”, cuando uno sufre en una cirugía mucho por lo difícil y cuando sale y lo platica, a nadie le importa, lo que uno sufrió en ese procedimiento quirúrgico solo uno lo sabe y así es la vida, por más que sufra ya mejor ni lo platique a nadie, ni les interesa.
  • Las palabras que le digas a la gente que amas importan mucho, pero son más importantes que tus pensamientos, piensa siempre antes de decir lo que vas a decir y más a las personas que amas, las puedes dañar por no conectar tu cerebro con tu lengua.
  • Invierta en sí mismo, no es egoísmo. Arregle sus pies, corte su cabello, acuda a su gimnasio, vaya con su estilista, compre ropa que le gusta y sobre todo que le quede, concordando edad con su ropa y su cuerpo.
  • Reacciona siempre asertivamente, no importa realmente lo que suceda, sino cómo reacciones ante eso que suceda para primero no hacerte daño y segundo tomar la más adecuada respuesta, la que menos daño te haga y seas más resolutivo.
  • El placer es temporal. No persigas fuegos artificiales, construye una felicidad permanente alrededor de la gente que te interesa y que amas, pero se realista.
  • Tu ambición requiere ejecución. Necesitas trabajar para conseguir lo que quieras, por más ambicioso que seas, si no trabajas no conseguirás nada. El ejemplo más claro es el ejercicio, quieres tener un cuerpazo y no entrenas, nunca lo lograrás.
  • El tiempo es oro, esta es la regla de oro, es tu posesión más valiosa, es tu tiempo, prioriza como lo vas a usar, poniendo lo más importante al principio, trabaja, descansa y convive con la gente que quieres, después ¿qué crees? después ya no tendrás tiempo.

Todos estos puntos son muy crueles, pero nos hacen vivir en una realidad más concordante con el momento actual y sobre todo con tu felicidad.

Gracias por leer este artículo.