Sexenio no cumplió con proyecciones económicas; fracasó el modelo neoliberal: Feliciano Flores

0
385
Feliciano Flores Anguiano, diputado federal por este distrito, durante su participación en el análisis del último informe del Presidente, Enrique Peña Nieto.

Por: César Cabrera

Los resultados presentados en el Sexto Informe de Gobierno confirman el fracaso del modelo económico neoliberal, aplicado por el Gobierno Federal en los últimos 36 años, señaló el Diputado Federal por el Distrito 01 con cabecera en Lázaro Cárdenas, Feliciano Flores Anguiano.

En su intervención en tribuna durante el análisis del último informe del Presidente, Enrique Peña Nieto, el legislador por la coalición Juntos Haremos Historia, sostuvo que las proyecciones establecidas en el Plan Nacional de Desarrollo y Programa Nacional de Financiamiento del Desarrollo 2013-2018, no se cumplieron.

Según tales proyecciones, el crecimiento de la economía sin las reformas estructurales habría sido mayor al 3 por ciento y con las reformas habría llegado al 5.3% del PIB en 2018, sin embargo, el crecimiento verificado fue de 2.26 anuales reales en el sexenio, anotó.

“Una tasa de crecimiento del PIB menor al 3% resulta insuficiente; a ese ritmo de crecimiento, la economía no impide que el desempleo siga aumentando, por tanto, se está agravando el problema económico y social más importante del país. Cabe señalar que en ningún año del sexenio, ni en los sexenios pasados, la creación de nuevas plazas de trabajo no ha correspondido ni siquiera a la mitad de las requeridas por el crecimiento de la población”, expuso el Diputado Federal.

Apuntó Feliciano Flores que la economía mexicana lleva más de 30 años creciendo de manera insuficiente, desequilibrada, inestable y con tendencia a seguir disminuyendo, como ocurre con la agricultura, minería, petróleo y el gas.

Reiteró que el modelo neoliberal ha golpeado profunda y deliberadamente al campo y prueba de ello es la falta de apoyos, subsidios y atención a los pequeños productores, lo cual ha provocado que México se aleje cada vez más de su soberanía alimentaria. En ese sentido, compartió que el 45% de la población se encuentra en pobreza y debe importarse el 84% del arroz, el 31% del maíz, el 64% del trigo y el 98% de la soya.

Esto último, aun cuando el Ejecutivo Federal señala de manera triunfalista en su Sexto Informe de Gobierno, que la balanza comercial agroalimentaria pasó a ser superavitaria, lo cual no sucedía desde 1995.

“Nos hemos convertido en uno de los principales importadores de maíz y dependemos de las importaciones de alimentos básicos, como arroz, frijol, trigo, sorgo, pollo, res y pescado, entre otros productos señalados como estratégicos por la Ley de Desarrollo Rural Sustentable”, reprochó.

Por otro lado, en materia ambiental, el Diputado Federal aseguró que este sexenio será recordado por su actuar timorato en el caso de la contaminación causada por la mina Buenavista del Cobre, en el Río Sonora, siendo hasta ahora el peor ecocidio en la historia moderna del país.

De igual manera, dijo que ocurrirá lo mismo por su incapacidad de rescatar a la vaquita marina, especie prácticamente extinta y otras especies marítimas en la misma situación, así como por actuar en defensa de los grandes intereses inmobiliarios en contra de la sociedad.

“En economía y en política, lo difícil es construir. Parar este modelo depredador de la riqueza nacional es uno de los motores del cambio que derivó en una elección histórica, abriendo la puerta a la Cuarta Transformación de nuestro país”, finalizó el legislador que en esta sesión del Congreso de la Unión votó a favor de la adición al Código Penal Federal de la Ley Federal de Remuneraciones de los Servidores Públicos.