Verrugas genitales, condilomas acuminados

0
640

Por Dr. Manuel Portillo Serrano

Gastroendoscopía/Gastrocirugía

Este tipo de verrugas o condilomas, son proliferaciones semejantes a una coliflor pequeña y múltiple.

Localizarlas es relativamente sencillo:

En las mujeres, en vagina interior y en el exterior, generalmente asintomáticos pero estéticamente muy desagradables.

En el hombre, en surco balanoprepucial, glande y en el prepucio, igual se diagnostica fácilmente al observar las lesiones harán el diagnóstico, de aquí que sean como esos molestos mezquinos que aparecen en la mano, pero estos más pequeños y en genitales, y una localización que ambos sexos lo presentan en el ano.

Este virus causante de los condilomas acuminados es el VPH (virus del papiloma humano), de crecimiento rápido, en ocaciones generan dolor, y ocasionalmente cierto olor, cuando se infectan aún más con bacterias, no siempre son visibles estas lesiones verrucoides, es más, en ocasiones pasan desapercibidas, por eso las exploraciones físicas, sobre todo de esas áreas, deberá ser muy estricta con el objeto de localizar todas las lesiones.

Existen más de 70 tipos de virus con la posibilidad de generar verrugas, son millones de personas las infectadas por el virus del papiloma humano y que presentan verrugas y debemos erradicarlos, porque son potencialmente cancerígenos, de ahí la necesidad de erradicarlo lo antes posible.

La forma de transmisión es sexual. Una persona con verrugas contagiará a otra y así sucesivamente, la reinfeccion se va desarrollando, imagínese que en el año 2001 en el planeta había 630 millones de personas contaminadas con este virus del papiloma.

Libertad sexual, hacinamiento, promiscuidad, como sea, hay demasiadas en el planeta y lo peor sigue aumentando el número de pacientes contaminados por los condilomas acuminados.

El diagnóstico es relativamente sencillo, ya que se hace con visión directa de las lesiones, igual habrá quien quiera tomar biopsias y tomar cultivos y hasta conteos virales pero es un abuso de recursos, ya que con la simple exploración física se elabora el diagnóstico, eso sí, debe de buscar intencionadamente, si es mujer, en el cuello uterino, y si es hombre, en la uretra masculina, si es positivo en cuello uterino sí es recomendable realizar un papanicolau, con el objeto de descartar la posibilidad de un cancer. Incluso en la época actual se sugiere, una colposcopia, para que bajo visión directa, pueda desarrollar un diagnóstico más certero, sobretodo en  aquellas que aún son invisibles al ojo humano, se aplica ácido acético, este hará que en el cuello las lesiones cambien de características y se pueda realizar un cepillado para realizar una RCP (reacción en cadena de la polimerasa), que es donde se identifica el gen del virus del papiloma.

Para prevenirla se debe aplicar la vacuna ya existente, con los serotipos 11 y 16, que causan el 80 % de los casos de verrugas vulgares. Todas las mujercitas entre los 11 y 12 años se deben vacunar contra este virus del papiloma y esto ayuda mucho como preventivo de las infecciones de tipo condilomatosas.

Para que estas verrugas se desarrollen debe existir cierta disponibilidad inmunológica, que hará que se desarrollen fácilmente. Se sabe que se auto limita en ocho meses, desgraciadamente son tan grandes y son tantas las reinfecciones que se hace menester tratarlas con electro fulguración, con criocirugia, con hidrógeno líquido, con quemaduras de hasta 90 grados centígrados bajo cero, o bien con pomadas que contengan podofilina, lo ideal es que se las aplique un médico, ya que no es raro que muchos pacientes se quemen fácilmente durante su tratamiento.

Se habla del imiquimod, como pomada muy efectiva pero no lo es, al igual que el ácido tricloracetico, se ha llegado a usar interferon y cremas de medicamentos para el cáncer, como pomadas de 5/flúor/uracilo.

Para la erradicación del virus lo más importante es y será siempre la prevención, se ha dejado de tener miedo a estas infecciones y así con ese hacinamiento y esta etapa de sexo fácil, ha venido a desarrollar un incremento de la cantidad de personas portadoras y que padecen verrugas vulgares o condilomas acuminados, no les dan importancia y siguen con sus libertades sexuales, contaminándose más y contaminando a más gente.

Tiene usted una lesión que considera que pueda tratarse de condilomas acuminados, acuda a su médico, no se automedique y, peor aún, no siga consejos de personas que no tienen que ver con la salud, y solo le ocasionarán quemaduras permanentes.

Gracias por leer este artículo.