Inadmisible que pescadores fuereños vengan a llevarse la riqueza del mar michoacano: FC

0
274
Feliciano Carrasco, dirigente de la Federación de Pescadores de la Costa Nahua de Aquila.

Por Rafael Rivera Millán

Pescadores de la costa nahua del municipio de Aquila, pidieron la intervención en el Senado de la República, del legislador Antonio García Conejo para que el gobierno federal les de un permiso o amnistía y les dote de equipo y artes de pesca, para la captura del atún, cuyos cardúmenes dijo el Presidente de la Federación de Pescadores de ese lugar, que agrupa a 209 trabajadores del mar, Feliciano Carrasco, están a tan solo dos millas del litoral aquilense y no es posible que toda esa riqueza se la estén llevando barcos pesqueros de Manzanillo, Colima, Mazatlán, Sinaloa y hasta de Japón.

El líder pescador reiteró que al no contar ellos con permisos para la captura de esta especie, que tiene un alto valor comercial, solo les queda ver llegar a los barcos atuneros de otras latitudes, y sin que puedan hacer nada para evitar el saqueo, solo se limitan a ver como se llevan toneladas y toneladas de atún que los pescadores aquileneses podrían capturar y comercializar, si la federación a través de las instancias correspondientes, le otorgan el permiso respectivo y les dota de artes y equipo de pesca, porque el que actualmente poseen, ya es viejo y obsoleto.

Señaló no tener alguna estadística o inventario del potencial a capturar o del que se han llevado pescadores fuereños, pero sí dijo que sería muy redituable para las nueve cooperativas que agrupa a los 209 pescadores que dirige, el contar con dichos permisos y los equipos ya artes de pesca para darle valor agregado a la captura del atún y procesarlo en la lonja pesquera que existe en La Placita, municipio de Aquila.

Insistió que no era posible que Michoacán teniendo gran extensión de litoral, sea el único estado costero del país donde sus cooperativas pesqueras no cuentan con el permiso para la captura del atún, vela o dorado, mientras reiteró, vienen barcos atuneros de Manzanillo, Colima, Mazatlán, Sinaloa y hasta de Japón, “y se arriman con nosotros, no es justo que otros se lleven esta riqueza que tenemos a solo dos millas de la costa. No es justo o correcto que estando el atún al pie de nosotros, frente al litoral, otros sí pueden capturarlo y nosotros no, no entiendo por qué a Michoacán no le dan este tipo de permiso”, puntualizó.

En cuanto al equipamiento dijo que ocupan reemplazar sus viejas lanchas por unas nuevas y más grandes, por lo menos de 27 pies de eslora, con motores más potentes para salir seguros a la captura del atún, y desde luego también la capacitación respectiva.