Alcoholímetro, frenado por falta de operación de Consejo Municipal contra las Adicciones

0
215

Por Francisco Rivera Cruz

Durante la pasada administración el Consejo Municipal Contra las Adicciones (Comca) de Lázaro Cárdenas no funcionó como debía por falta de sensibilización y compromiso sobre todo con los jóvenes que son las primeras víctimas de las drogas.

La Dra. Jésica Parra Mendoza, responsable de la Unidad de Especialidades Médicas, Centros de Atención Primaria en Adicciones (Uneme Capa) Lázaro Cárdenas, informó que se ha instruido desde nivel estatal que ante el cambio de autoridades en los municipios se vuelva a retomar el trabajo de los Comcas, porque están frenados todos los trabajos, incluida la aplicación del alcoholímetro.

Si bien el sector salud lleva voz de mando en el tema, en la administración municipal pasada aquí en Lázaro Cárdenas no hubo decisiones, porque las instituciones no le dan el peso al tratar temas de impacto a la salud, expresó la especialista.

“Una orden minutada de la Secretaría de Salud en el Estado es que retomemos trabajo y sesionar como se debe, pero se depende de la voluntad de las otras instituciones que cuando reconozcan que hay problemas, nos van a buscar”.

Hay que sensibilizar a todas las instituciones, muy a pesar de ver realidades frente a sí y que han cambiados los espectros, y como ejemplo, “antes íbamos en colaboración del Cereso, ahora no es si quiero, es obligación de SSM intervenir y es obligación del Cereso pedirnos intervención para nosotros coadyuvar”.

El mismo alcoholímetro cambia aplicación, multidisciplinariamente Jurisdicción Sanitaria, Ministerio Público, Uneme Capa, Protección Civil y Comisión Estatal de Derechos Humanos, deben actuar.

En ello, Uneme Capa, el brazo que atiende las adicciones en la SSM, debe ofrecer una breve plática de sensibilización.

Es acuerdo nivel estatal que se retome el alcoholímetro, sin embargo se debe tomar determinación al respecto en el seno de Comca, por lo que urge ponerlo en operación, dijo la ex jefa de la Jurisdicción Sanitaria Número 8.

La urgencia de medidas preventivas debe partir del alto consumo de alcohol en la ciudad, ya que no sólo es la escuela y el centro laboral es donde más se consume, sino hay que ver cuántos expendios de venta proliferan en la ciudad.

Si bien no hay estadísticas y sólo se puede referir a las de la Secretaría de Salud a nivel federal, que dice que de los adolescentes y la población de hasta 36 años, están consumiendo 15% más de alcohol, basta pararse de jueves a sábado sobre la avenida Melchor Ocampo para ver la dimensión del problema, señaló.