Salir de la depresión. Pasos por seguir. Parte 1

0
76

Por Dr. Manuel Portillo Serrano

Gastroendoscopía/Gastrocirugía

Es muy fácil y hasta mecánico decir “échale ganas”, “tú puedes”, “verás que pronto pasa”, en fin, estas y otras frases tan folclóricas se las decimos a una persona deprimida, pero no es suficiente, ya con eso sentimos que estamos ayudando, apoyando a esa gente con depresión.

Y no, querido amigo lector, no le ayudamos en nada, ya que si fuera fácil ya se hubiera ella sola revertido su depresión. En ocasiones, son hasta lacerantes para ese paciente deprimido.

Y aquí enumero algunas formas en las que usted puede salir de esa depresión, y es esto lo que debe hacer fehacientemente para poder salir de esa terrible depresión:

Ataque la pereza, al estar deprimido no tendrá ganas de hacer nada; destruya, venza esa pereza que le hará mantenerse deprimido, mejor manténgase activo, actúe en las cosas que debe hacer en su actividad  y en su vida diaria, así como no deje de hacer su ejercicio diario, su baño y aseo diario, primordial y el preparar su comida, bueno, le ayuda hasta hablar con más gente (trate que no sea gente tóxica o personas que usted no tolere), todo esto le quitará los pensamientos negativos de su cabecita.

Aprender a solucionar los problemas que la vida le va presentando en su cotidiano vivir, le mentiría, si le dijera que no va a tener problemas en su vida, los tendrá, siempre, algunos sencillos, pero muchos problemas muy fuertes y pesados y hasta a esos difíciles deberá aprender a solucionarlos, entre más argumentos y mecanismos tenga para resolver situaciones, más rápido las resolverá y no tendrá tiempo de caer en depresión. Deberás aprender a entender esas situaciones difíciles y pueda pasar más tiempo resolviendo su vida diaria, sin tiempo para deprimirse.

Deberás aprender a echar lejos de ti todos los pensamientos negativos y darle entrada solo a pensamientos positivos, sobre todo esos pensamientos rápidos que te estarán bombardeando a diario, como son esos pensamientos fugaces de “soy un tonto”, “soy un bueno para nada”, “soy incapaz de conseguir lo que quiero” que en vez de apoyarlo lo degradan y disminuyen sus pensamientos hacia lo negativo. Cambie esa forma de pensar, y evite degradarse solo. Esa autoflagelación solo lo daña y lo hace deteriorar más su autoestima.  Sustituya un pensamiento fugaz negativo siempre por uno positivo y así, esa situación no será tan catastrófica para su mente.

Traza metas inmediatas, mediatas y tardías, ejemplo, voy a hacer ejercicio diario ya, inicio diario haciendo ejercicio para tener buena condición física en un mes o mes y medio y poder inscribirme en el gimnasio y adquirir un cuerpo muy atlético y muy bien trabajado, en dos o tres años. Mis objetivos son míos y debo cumplirlos, a nadie más que a mi me interesa que se cumplan; tú mejor que nadie sabes qué tipo de objetivos y metas te debes poner y trata que sea algo alcanzable y que te vaya a ser útil, y sobre todo real, porque hay planes y metas que no te llevarán a ningún lado y hasta te comprometerán, como esta:  voy inmediatamente a comprar un billete de lotería, para con suerte me saque la lotería y pueda comprar una casa; no es real, millones de personas jugarán en esa lotería y será muy difícil, si no es que imposible que te saques el premio mayor, perderás tiempo, dinero y te frustrarás, aumentando la tendencia a la depresión.

Trabaja todos los dias en mejorar tu autoestima, arréglate bien dentro de tus posibilidades, que te veas limpio, mejora tu aspecto físico y trata de convivir con gente que te aporte algo para mejorar tu autoestima, increíblemente se ha demostrado que personas que trabajan sobre su autoestima no caen en depresión tan fácilmente, esta autoestima está basada en aceptarnos y tolerarnos nosotros mismos, aceptando todos los errores que podamos cometer y sobre todo la forma de solucionarlos,  el ejercicio y verte mejor con ropa adecuada siempre mejorará tu autoestima, pero si tú estás reprobando tu  forma de verte, tu autoestima estará muy deteriorada y caerás fácilmente a la depresión. Deberás ser más tolerante contigo mismo y no ser tan destructivo con tus autocríticas, aprende, siempre aprende, un idioma, un programa nuevo en tu computadora, una licenciatura, una maestría o un doctorado, te dará más seguridad y te cotizarás más caro en el mercado laboral. Deberás trabajar en tu autoestima.

Gracias por leer esta primera parte de los pasos que deberás seguir para salir de la depresión.

Gracias por leer este artículo.