En revisión de documentos por Entrega–Recepción hay inconsistencias, reconoce Contraloría Municipal

0
317
Alejandro Sánchez García, Contralor Municipal.

Por: César Cabrera

De acuerdo con Alejandro Sánchez García, Contralor Municipal, durante la revisión de los documentos incluidos en el proceso de Entrega–Recepción, se han encontrado “algunas inconsistencias”.

En entrevista, el funcionario, que apenas el pasado martes tomó posesión de su cargo, señaló que en primera instancia se detectó la existencia de al menos 30 expedientes que constituían créditos fiscales que eran enviados a la Auditoría Superior de Michoacán (ASM) para efecto de ser cobrados.

“Yo me imagino que fueron remitidos a la Contraloría por alguna situación de error porque no le corresponde a la Contraloría hacer los cobros fiscales; son expedientes que ya llegaron concluidos, donde la ASM señala que deben cobrarse lo que ya había sido una multa, un recargo”, explicó al tiempo de asegurar que los documentos fueron remitidos al área de Tesorería.

Actualmente, comentó que ya se encuentran en trabajando en el análisis de los bienes de Patrimonio Municipal, donde sobresalen ciertas irregularidades de las que no proporcionó mayores detalles. De igual manera, hizo mención de una serie de expedientes que indican “diversos tipos de posibles irregularidades” de trabajadores del municipio.

“Esta es una información confidencial; hasta que no esté la investigación completa no podemos señalar ni acusar a ningún tipo de trabajador porque estaríamos violando su principio de presunción de inocencia”, apuntó.

A la par de mencionar que cuentan con 30 días para informar a la Auditoría Superior de Michoacán (ASM) sobre las observaciones que realicen, agregó que se han adentrado también en los archivos de Obras Públicas, de los que en la administración anterior se advierte que no fueron debidamente revisados o analizados en las estimaciones.

Al respecto, dijo que se giraron a la unidad responsable a fin de que se emprenda un reestudio para corroborar si se encuentran dentro de toda legalidad y con ello, ser reenviados a la Contraloría para continuar con el trámite de revisión y que a su vez, la Tesorería pueda dar paso a los pagos a proveedores.

En términos generales, Sánchez García reconocería que el proceso de revisión “ya es un poco alto” y se prevé que en 20 días, aproximadamente, se concluya el mismo donde en caso de haber observaciones, dependiendo de su gravedad, sería la propia Auditoría Superior la que haga las investigaciones correspondientes.

Cerraría el Contralor, declarando que dentro de la administración impera el ánimo de sacar el trabajo adelante ya que están comprometidos con el proyecto de la alcaldesa, María Itzé Camacho Zapiaín. Asimismo, refrendó que existe una apertura total y prueba de ellos es que en la oficina donde despacha, las puertas están abiertas para todo aquel que guste conocer la situación del Ayuntamiento.