Difícil inicio para Capalac: atiende fugas y socavones

0
434
Con serios problemas de reparaciones de daños al sistema de drenaje y de distribución del vital líquido ha iniciado la nueva administración del Capalac.

Por Francisco Rivera Cruz

Un muy difícil inicio ha tenido la actual administración de Comité de Agua Potable y Alcantarillado de Lázaro Cárdenas (Capalac), porque su área técnica ha hecho “circo y maroma” para evitar que se suspenda el suministro de agua en la ciudad.

Al menos unos siete socavones ha tenido que atender y el pasado fin de semana estuvo en peligro de suspenderse el servicio pero una reparación rápida evitó que ninguno de la tanques reguladores (tr’s) de la cabecera municipal bajara su nivel y presión.

En principio se informó que debido a un problema de una fuga de gran intensidad en la línea de descarga de las bombas a la salida de la planta potabilizadora, que alimentan a los tanques reguladores, el servicio a la población se detendrá y se regularizará 24 horas o 36 después.

Apenas se preparaba la alerta a los usuarios “para que tomen las medidas necesarias y racionen sus servicios”, cuando se indicó que una reparación aunque provisional “había dado los mejores resultados que se podían esperar”.

En el aviso se señalaba “dejaremos de alimentar los tanques TR1, TR2, TR3 y TR4. En el entendido que el TR1, alimenta el fundo legal, Primer Sector, Colonia Ejidal y Segundo Sector.

Mientras el TR2 “baña” a Lotes y Servicios, 600 Casas, Popular Indeco, Colonia Melchor Ocampo, Almacenes del Fidelac, Col. Independencia, Jarene y Ampliación Jarene, Col. 11 de Julio, Infonavit, Colinas Infonavit, Solidaridad y colonia El Palmar.

En el caso del TR4, atiende necesidades de agua en colonias Vista Industrial, Pie de Casa, Lomas de Bellavista, Unidad 5.9 Foviste, Frac. Pescadores, Tinoco Rubí, Taxistas, Frac. Irekani, Cultura Purépecha, Valle del Tecnológico, Unidad Magisterial. Napoleón Gómez, 10 de Octubre, Viña del Mar, Ampliación Lucio Cabañas y Lucio Cabañas, Luis Donaldo Colosio y Emiliano Zapata.

Cuando se tenía listo el aviso de alerta a la población que fallaría el servicio, el área técnica del Capalac informó que “en este momento se está bombeando agua nuevamente a los tanques reguladores, se hizo un arreglo técnico para contener la fuga excesiva. Así que el servicio continua… Capalac cumpliendo su compromiso”.

Un aviso interno señalaba: “Estamos retomando operaciones hace una hora. Ya probada la reparación provisional, la cual nos durará hasta tener todo lo necesario para cambiar el tramo de tubo dañado”.

Y se cerraba minutos más tarde con un “Ya se estabilizó, la poca agua que tiraba por el arreglo. Ya tiene todas las bombas trabajando con toda la presión, …o sea que sí funciono el arreglo.”

El área técnica prepara un informe de los trabajos realizados en las últimas cuatro semanas y a la vez un sobre las condiciones de tuberías y redes, porque varias representan riesgos, fugas y problemas ante la falta de un plan de mantenimiento, cuando algunas no existen, lo que pone en peligro de accidentes automovilísticos, bloqueos y suspensión de drenajes y agua potable.