Fodmap, carbohidratos fermentados de cadena corta

0
115

Por Dr. Manuel Portillo Serrano

Gastroendoscopía/Gastrocirugía

Y estos carbohidratos llamados Fodmap, ¿qué importancia tienen, que tanto se habla de ellos, sobre todo en esta época de aparición de tanta enfermedad inflamatoria intestinal?

Se descubrió que estos carbohidratos de cadena corta están contenidos en algunos vegetales como son el trigo, centeno, cebada, que son los encargados de desarrollar de alguna manera, esa tan latosa inflamación intestinal, que en pacientes con SII (síndrome de intestino irritable), son los que desencadenan mucha sintomatología al distender el abdomen por la producción excesiva de gas y este gas, producido en exceso por la fermentación de esos carbohidratos.

¿Por qué el nombre de FODMAPs? Son las siglas en ingles de Oligosacáridos, Disacáridos, Monosacáridos y Polioles todos ellos fermentables. Estos carbohidratos generan los fructanos, y esta sustancia no es degradable en un cuerpo humano, así que generarán gases y distención abdominal por la fermentación, la dificultad en degradarlos y los cambios en las presiones intestinales que desarrollan generando esos clásicos intestinos llenos de gas y sumamente incómodos, coadyuvado por las bacterias intestinales del colon.

Al restringir los FODMAPs de la dieta de una persona, mejorará sustancialmente su función intestinal, pero desgraciadamente dejará de recibir algunos nutrientes que son elementales en una adecuada nutrición, de aquí que no deben ser dietas permanentes.

Dentro de los Oligosacáridos están trigo, cebada, centeno, cebolla, ajo, alcachofa, betabel, frijol, alubias, pistache, lentejas y garbanzos. Disacáridos: la lactosa de la leche, flanes, helados yogurt. Monosacáridos: manzana, pera, mango, cerezas, espárragos, sandía, miel jarabe de maíz ricas en fructuosa. Y finalmente los Polioles; también la manzana, la pera, mandarinas, duraznos, cerezas, ciruelas y la sandía, la coliflor, los chicles, que contengan sorbitol, así como dulces y golosinas que son sin azucar.

El manejo de este tipo de alimento ha mejorado mucho la evolución de los pacientes con SII (síndrome de intestino irritable), tomado actualmente como una herramienta principal para contrarrestar esta enfermedad, que aunado al tratamiento médico, y muchas veces con tratamiento psicológico para apoyo de estos pacientes, nos dará una evolución adecuada, en estos casos, el inconveniente que llegan a presentar este tipo de dietas, que no podemos eternizarlas, ya que muchos de los nutrientes de los alimentos enlistados como FODMAPs son esenciales para un desarrollo normal y adecuado de un ser humano, lo que quiero decirles, querido amigo lector, que no podemos prescindir de ellos, o sea, eliminarlos definitivamente de la dietas, ya que con el tiempo desarrollaremos en nuestros pacientes cierto tipo de desnutrición o deterioro de la salud por la falta de algunos nutrientes.

Por eso este tipo de dietas deben tener una vigencia como es un tiempo determinado y no llevarlas por más, y descartar aquellos alimentos que realmente le sean intolerantes al paciente.

En esa lista de intolerantes, cada paciente deberá hacerla personalmente, y sobre todo específica a cada persona, hay quien puede comer fácilmente la coliflor y el repollo y no le pasa nada, pero existen personas que les es imposible su digestión, pues que lo retiren de su dieta y lo vean sustituido con otro alimento de la misma familia pero que no les haga daño, como el ejemplo que les menciono, no puede comer repollo o coliflor, sustitúyalo por lechuga, acelgas, berros, espinacas, que incluso son de mejor valor biológico y nutricional que las que le caen mal, y las que le caen mal definitivamente evitarlas.

En un caso como se los menciono, es relativamente fácil, porque tanto la coliflor como el repollo a mucha gente ni le gusta, el problema se hace cuando lo que tiene que retirar de su dieta es por ejemplo el chile, pese a que le caiga mal, que lo irrite, que le desencadena gastritis o una activación de su colitis, no lo suspende o lo suspende un tiempo en lo que mejora pero nunca lo retirará definitivamente, haciendo que un problema intestinal se eternice, y lleguen a pensar que no tienen curación o que hasta tienen un problema más serio, sin serlo, muy sencillo, retiren el chile de su dieta, pero aquí entran muchos factores que no solo es el del sabor, entran factores culturales, factores sociales y de incluso idiosincrasia, que hacen que un paciente prefiera vivir con cierto grado de colitis y correr varias veces a un servicio de urgencias a yugular sus crisis, que llevar un tratamiento y una dieta adecuada porque sabe que deberá retirar mucho de lo que le gusta, yo les comento en la consulta, no puede permitir que el paladar domine su estado de salud general.

Padecer una colitis crónica porque no puedo de dejar de comer los alimentos que no debo comer, a mí se me hace difícil de aceptar, pero hay pacientes que nunca lo harán, interesante esto de los FODMAP, que para usted serán palabras nuevas.

Gracias por leer este artículo.