Indigentes duermen en el Palacio Municipal a plena luz del día

0
374
Indigentes han tomado como dormitorio o refugio las instalaciones del palacio municipal.

Por: César Cabrera

A plena luz del día, indigentes han optado por refugiarse en las instalaciones del Palacio Municipal sin que ninguna autoridad, hasta el momento, se los impida.

Ayer por la tarde, al hacer un recorrido por el recinto local, se constató que un hombre mayor a los 20 años se encontraba recostado en la entrada principal, a un costado del cajero automático.

A su lado, yacía una tipo maleta, así como una muleta. De frente hacia la pared, por varias horas reposó en el lugar y pese al transitar de los funcionarios municipales, ninguno de ellos le pidió que se retirará, sino por el contrario, sin menor preocupación, hasta hacían uso del dispositivo bancario.

Al igual que los trabajadores, a los elementos de la Policía Municipal poco les interesó la presencia de éste sujeto. Ubicados en el denominado Pasillo del Arte, por momentos era mayor su preocupación el andar de los perros callejeros que quienes al igual que el menesteroso, buscaban resguardarse del inclemente sol, por ejemplo.

Con lo anterior, el Palacio Municipal se suma a los “refugios” que personas en situación de calle “adoptan”. El principal, al menos en esta zona de la ciudad, son las antiguas oficinas de Telégrafos de México, mismas que se sitúan a espaldas del Teatro al Aire Libre, sobre la Explanada Municipal.

En pésimo estado, este lugar alberga a todo tipo de personajes que lejos de descansar, tal y como lo hizo el hombre en mención, optan por consumir sustancias tóxicas y con ello, exponer la integridad de los transeúntes, siendo en su mayoría niños de nivel secundaria y jóvenes de preparatoria.