Obesidad exógena

0
91

Por Dr. Manuel Portillo Serrano

Gastroendoscopía/Gastrocirugía

¿Por qué exógena? Es esa obesidad que se presenta por el exceso en la ingesta de comida que el paciente come en abundancia, a eso le llamamos que es exógena, me refiero a lo que comemos, por el aumento de la cantidad de comida y que esta alimentación que ingerimos, aunado esto los hábitos sedentarios de no caminar, no hacer ejercicio, irán paulatinamente desencadenando deterioro en el metabolismo y en el acumulo de grasa en el cuerpo de un ser humano.

¿Qué es lo difícil de esta obesidad? Que no está originada por ninguna enfermedad, somos los seres humanos los que nos la desarrollamos al comer esos alimentos en forma desmedida y que no deberíamos comer.

Para nuestra mala suerte o puntería, el 90 al 95% de la obesidad existente en el mundo es exógena, sí señor, la que nos generamos nosotros al comer mucho y se ha visto más común en los fines del siglo pasado y principios de este siglo, sobre todo en los últimos 10 años, donde el poder adquisitivo ha mejorado y desgraciadamente la ingesta alimentaria no es lo adecuada que debería de ser, por ingestas aumentadas de postres, dulces, refrescos, alimentos procesados, comida rápida, abundante ingesta de harinas y masa, que hacen que un organismo tienda a almacenar esa grasa en forma de llantas, las llamadas Michelines, almacenando grasa en todo el cuerpo, pero principalmente en el abdomen y esa terrible grasa periviceral.

Otro punto vital en ese acumulo de grasa corporal, es la falta absoluta de actividad física en un ser humano, volviendo su vida sumamente sedentaria, haciendo que los cuerpos tornen incluso hasta deformarse por la cantidad de grasa acumulada. Este binomio ha resultado fatal en la vida de los seres humanos de esta década e inicio de los 2000, ingestas alimentarias aumentadas y falta de ejercicio, llevará a la humanidad a encarar la terrible obesidad y todas las patologías agregadas desencadenada por esta obesidad, como primer actor el síndrome metabólico y le siguen la diabetes mellitus tipo II, la hipertensión arterial, la arterioesclerosis, la presencia de derrames cerebrales y padecimientos pulmonares desde EPOC, síndrome de Pickwick, hasta cuadros asmáticos y bronquíticos crónicos, padre de la aparición de complicaciones de tipo neumonía, por esa fragilidad tan característica del paciente obeso.

En contra parte de la obesidad exógena, está la obesidad endógena, que es esa obesidad que tiene un fundamento metabólico inicialmente, como en caso de alteraciones endocrinas y metabólicas, como el hipotiroidismo, pero esto solo corresponde de un 5 a un 10 %, de los obesos, otros ejemplos, síndrome de Cushing, ovarios poliquísticos o alteraciones en la gónadas, hormonas sexuales, estas últimas son raras, el otro 95 % corresponde a la obesidad exógena, por eso tiene mucha importancia, que usted, querido lector, se entere y maneje que es necesario llevar una dieta lo más adecuada y normal que se pueda, muchas veces es por desconocimiento, pero se recomienda acudir con su médico, o bien acudir con una Nutrióloga, para que le diga qué puede comer y qué pasa, querido amigo, que uno va con ellos y no le gusta lo que le recomiendan que coma, y mucho menos le gusta a uno la cantidad de comida que ellos recomiendan.

Algunos pacientes me comentan, Doctor, quiere que coma verduras y frutas, y primero no me gustan, nunca las he comido, y siguiente no me llenan. Primero, no importa si no le gustan, son necesarias para su alimentación, y segundo no se trata de llenar, se trata de quedar satisfechos sin requerir un exceso de comida.

Yo le comento en la consulta, querido amigo lector, haga cambios lentos, poco a poco pero hágalos y cúmplalos, por ejemplo, disminuya la cantidad de pan y tortillas que come a diario, retire por completo el refresco,  tome agua simple y no tome aguas azucaradas, inicie a caminar 15 minutos y vaya subiéndolo poco a poco, hasta que logre caminar y durar más tiempo haciendo ejercicio, y cuando pueda, al gimnasio, a la bicicleta, al spinning, al baile, en fin, a lo que quiera pero poco apoco. Quieren súbitamente llevar una dieta radical y correr medio maratón así de repente, ni lo aguanta, y corren el riesgo de lastimarse o generar un desequilibrio corporal serio. O en su desesperación por bajar de peso lo más rápido posible (para la boda o la quinceañera), tienen el valor de usar medicamentos de tipo anfetaminico, que son sumamente peligrosos en su uso, aparte que generarán muchos problemas en su organismo. Acuda con su médico.

Gracias.