Un cuarto de la población de Lázaro Cárdenas en riesgo, advierte CENAPRED

0
434
Según el CENAPRED, una cuarta parte del municipio se encuentra en alto grado de vulnerabilidad, por inundaciones, deslaves o deslizamiento de laderas.

Por: César Cabrera

Cerca de una cuarta parte de la población de éste municipio se encuentra en un alto grado de vulnerabilidad, ya que permanece expuesta a las consecuencias de deslaves o deslizamiento de laderas.

Lo anterior, fue señalado en un reporte inscrito del Atlas Nacional de Riesgos, actualizado hasta el 2017, y que fue elaborado por el Centro Nacional de Prevención de Desastres (CENAPRED).

De acuerdo con el documento, un poco más de 41 mil 603 de los habitantes de Lázaro Cárdenas, los cuales se ubican en zonas como Acalpican de Morelos, La Villita, Las Peñas, sector ocho, al igual que en las tenencias de La Mira y Caleta de Campos, se encuentran en condiciones de alta o muy alta susceptibilidad.

Sin embargo, el caso más preocupante es en La Mira puesto que las más de 13 mil personas que allí residen están en “permanente riesgo fatal”.

A la par de ello, otro factor que agrava el problema es la no actualización –desde el 2012-, del Atlas de Riesgo Municipal, mismo que es clave para definir las acciones a realizar en caso de alguna contingencia.

Hasta hace seis años, según el Atlas de aquel tiempo, eran solamente 18 mil 189 pobladores –y no los más de 41 mil-, los que se mantenían en estado de vulnerabilidad por un posible deslizamiento de tierras, ocasionado por la presencia de lluvias torrenciales.

“Estos deslizamientos pueden provocar pérdida de vidas, así como afectaciones económicas y sociales”, se subraya en el estudio.

No obstante, se hace mención de que sumado a la falta de un Atlas de Riesgo Municipal, la existencia de asentamientos humanos en zonas no adecuadas, encrudecen más la situación.

“Otra de las problemáticas es la transformación realizada por asentamientos humanos en laderas precipitadas que pueden ocasionar la interrupción del flujo natural del agua. La erosión por actividades humanas y naturales, como la lluvia, están generando condiciones no apropiadas para la urbanización en estas zonas, tales como la colonia Villita III, Sector ocho de Las Flores, La Huerta, entre otras”, concluye el reporte.