Armada sigue dando golpes al narcotráfico

0
299
Elementos de la Décima Zona Naval, aseguraron el pasado sábado en Playa Azul, una lancha que venían persiguiendo por aire y por mar frente al litoral de este puerto, en cuyo interior se transportaba unos 700 litros de combustible para actividades ilícitas en altamar.

La Secretaría de Marina–Armada de México, como Autoridad Marítima Nacional en funciones de Guardia Costera, informó hasta ayer que el sábado 28 de octubre, que personal adscrito a la Décima Zona Naval, aseguraron una embarcación menor que en su interior transportaba 15 bidones (13 con capacidad de 50 litros y 2 con capacidad de 200 litros) con aproximadamente 700 litros de combustible, mismo que presuntamente era utilizado para abastecer embarcaciones dedicadas a actividades ilícitas en alta mar.

Esta acción se desarrolló tras realizar trabajos de campo y gabinete, donde se tuvo conocimiento de presuntas actividades ilícitas en el mar; por lo que, una aeronave de la Armada de México efectuó una patrulla de vigilancia marítima, logrando avistar una embarcación sospechosa con tres tripulantes a bordo, quienes al verse sorprendidos emprendieron la huida, iniciando una persecución a 57 millas náuticas (92 kilómetros) al sur-suroeste del puerto de Lázaro Cárdenas, Michoacán.

Por lo anterior, se estableció una operación que incluyó unidades de superficie y aéreas para su intercepción; es importante señalar que los presuntos infractores, durante la persecución, arrojaron al mar bidones de combustible, así como equipo de comunicación, con el fin de deshacerse de la evidencia ilícita, realizando acciones evasivas hasta arribar a Playa Azul, Lázaro Cárdenas, Michoacán, en donde aprovecharon el desarrollo del evento ecoturístico de la “Expo Tortuga” para poder escapar entre la multitud, lográndose asegurar a la citada embarcación y con ello inhibir la presunta acción delincuencial.

Posteriormente, una Patrulla Interceptora procedió a recolectar mencionados bidones, los cuales se encontraban flotando dispersos en el mar, mismos que se presume son utilizados para abastecer embarcaciones que realizan actos ilícitos en la mar y de manera específica, aquellas de las cuales se tiene conocimiento que transportan cargas ilícitas.

La embarcación y bidones asegurados fueron puestos a disposición de las autoridades correspondientes de acuerdo al Protocolo de Actuación del Personal Naval en Funciones de Guardia Costera para, por la posible violación a la Ley Federal para Prevenir y Sancionar los Delitos Cometidos en Materia de Hidrocarburos, y con ello integrar la carpeta de investigación.

Es de destacar que estas acciones son parte de las operaciones de vigilancia marítimas, aéreas y terrestres que efectúa la Secretaría de Marina-Armada de México como Autoridad Marítima Nacional y en funciones de Guardia Costera, para inhibir la acción delincuencial, en estricto respeto a los derechos humanos y en apego a lo establecido en el Manual del Uso de la Fuerza de Aplicación Común a las Tres Fuerzas Armadas, y con el fin de garantizar la seguridad y mantener el Estado de Derecho en las costas mexicanas.