Marchan alumnos por el derecho a la salud mental de los jóvenes

0
386
Alumnos de la Secundaria Técnica número 12 participaron ayer en una marcha a favor de la salud.

Por Francisco Rivera Cruz

La mitad de las enfermedades mentales comienzan antes de los 14 años, y en la mayoría de los casos ni se detectan ni se tratan, se resaltó durante una marcha de estudiantes que portaron carteles alusivos a la salud mental, a la que se dedica una fecha de octubre, y cuya celebración se desfasó hasta ahora.

Depresión, suicidio, uso nocivo del alcohol y de drogas ilícitas entre los adolescentes es un gran problema y puede generar comportamientos peligrosos, como las prácticas sexuales de riesgo o temeraria conducción de motos y carros. A lo que se suma el problema de los trastornos alimentarios.

Jessica Parra Mendoza, responsable de la Unidad de Especialidades Médicas en Centros de Atención Primaria en Adicciones (Uneme Capa) Lázaro Cárdenas, destacó la coordinación con la Secundaria Técnica 12 para que marchan los alumnos.

Y es que 644 estudiantes de la Escuela mencionada marcharon sobre la avenida Lázaro Cárdenas con motivo del Derecho a la Salud Mental de la Juventud, el tema de este año del Día Mundial de la Salud Mental, para ello, llevando 200 pancartas, de ellas 66 alusivas a la depresión, 66 a la prevención del suicidio y el resto alertando los riesgos de las drogas.

Parra Mendoza subrayó el destacado papel de colaboración del director de la Secundaria Técnica 12, profesor Octavio Pérez Gaona, y la coordinación de Arcés Cueva, para que se llevara a cabo la marcha que llama a crear conciencia en la importancia de observar una buena salud mental.

Este tipo de actividades coadyuvan a originar acciones de prevención, y generar conciencia entre los alumnos, padres de familia, personal docente de la institución y la población que presencia. Empezando porque el alumno investiga, documenta y crea.

La prevención empieza por un mejor conocimiento, y hacer una expresión pública, contribuye a que la sociedad ponga atención a sus hijos en la adolescencia y se evite que caigan en problemas de adicciones, puesto que viven una de las etapas de mayor vulnerabilidad, anotó la especialista.